Equipos de Leyenda: Jugoplastika, reinventando el baloncesto

Continuamos con nuestra sección de Equipos de Leyenda. En esta tercera entrega, abordaremos ese gran equipo de los 80, la Jugoplastika


Corría finales de los años 80, en Serbia antigua Yugoslavia empezaba a irrumpir un equipo de jóvenes promesas, KK Split, Jugoplastika, POP 84 Split, a cualquier persona del mundo del baloncesto que le preguntes se acordará de este equipo por alguno de estos nombres: Toni Kukoc, Dino Radja, Zoran Savic, Zan Tabak, Velemir Perasovic, Dusko Ivanovic, Petar Naumoski, Luka Pavicevic, Goran Sobin, Zoran Sretenovic y Aramis Naglic.  Formaban un grupo de jugadores que harían historia en toda Europa y que incluso cruzarían el charco a la NBA.

Con Bozidar Maljkovic al frente desde el banquillo, este club ganó tres copas de Europa consecutivas: 1989, 1990 y 1991. No solo ganaron sino que maravillaron con un juego muy vistoso. Prácticamente el balón no tocaba el balón el suelo, juego rápido y sin que ningún jugador destacara por encima de otro, cuando no era Kukoc era Perasovic. Lo que nunca fallaba es que el veterano del equipo Ivanovic, siempre era el que decidía los partidos con las canastas decisivas. Con una media de edad de 22,9 años se comían a los rivales como si de veteranos se tratara, con una madurez fuera de lo común se hicieron hueco en toda Europa, incluso algunos con más o menos fortuna probaron suerte en la mejor liga del mundo, en la NBA. A día de hoy, prácticamente todos ellos siguen vinculados al BALONCESTO de una manera o de otra, entrenadores, presidentes de equipos, Dino Radja es el actual presidente del KK Split, o managers de jugadores, pero sobre todo ayudando a hacer crecer este deporte tan bonito que ellos aman.

Muchos de ellos tras conseguir la tercera Copa de Europa salieron del club buscando nuevos retos, primero en Europa la mayoría, y luego algunos probando suerte en la NBA, por ejemplo Toni Kukoc se forjó una larga carrera en tan dura liga, primero en los Chicago Bulls, con Michael Jordán con quien ganó tres anillos de campeón, luego paso por Filadelfia, Atlanta y Milwaukee. Otro de los que estuvo muchos años por allí fue Tabak, su primer año en los Houston Rockets fue campeón de la NBA, no tuvo tanto protagonismo como Kukoc pero su experiencia le sirvió para cuando volvió a Europa, concretamente a la ACB, en el 2001 ficha por el Real Madrid donde empieza un periplo en diversos equipos de la liga española. En definitiva todos hicieron una carrera en este deporte, ahora jugadores como Perasovic o Ivanovic son prestigiosos entrenadores, que reflejan lo que aprendieron siendo jugadores en los equipos que ellos ahora entrenan, su amor por este deporte se lo contagian a los jóvenes que quieren aprender de ellos.

 Una dinastía de jugadores que amaban este deporte de la canasta por encima de todo, que jugaban además de por dinero porque realmente amaban el BALONCESTO, y que hicieron que se les recordara por eso y por su juego, su superioridad era tanta que los rivales siempre tuvieron buenas palabras sobre ellos, incluso el difunto Drazen Petrovic que tuvo que lidiar durante muchos años contra ellos.

Compartir
Artículo anteriorBrasil baila a España en Maracaná y se proclama campeón de la Copa Confederaciones
Artículo siguienteLa aventura por Córcega del Tour toca a su fin
Aficionado al BA-LON-CES-TO, con esfuerzo todo se puede conseguir en esta vida.