Lavado de cara en Barcelona

Cambios en todos los ámbitos de una temporada a la otra, hasta el segundo entrenador donde Oriol Pagés ocupará el lugar de Agustí Julbe. Muchas caras nuevas pero con la misma estructura.


Desde el pasado 21 de junio los periódicos ya empezaban a hablar de profunda renovación en el equipo de Xavi Pascual y en menos de dos meses ese escenario ya es una realidad. Del equipo (15 jugadores) que estuvo a lo largo de la temporada a manos de Xavi Pascual, cinco de ellos ya no están en sus filas: Joe Ingles (Maccabi), C.J.Wallace (Emporio Armani Milano), Nathan Jawai (Galatasaray), Jasikevicius (todavía sin equipo) y Loukas Mavrokefalidis (Panathinaikos). A ese elenco de jugadores hay que sumar a Agusti Julbe (entrenador ayudante) que ha decidido continuar su camino como entrenador por otro camino. Tras las salidas mencionadas ya hubo espacio para las nuevas incorporaciones que han llegado: Kostas Papanikolau, Botsjan Nachbar, Joey Dorsey, Macej Lampe y el más reciente fichaje Jacob Pullen. Grandes nombres a los que hay que sumar Oriol Pagés que pasará a formar parte del staff técnico como sustituto de Agusti Julbe.

Después de todos estos movimientos el Barcelona tiene 14 jugadores bajo contrato en sus filas. A priori la plantilla ya estaría cerrada y estaría definida de la siguiente manera: Sada, Marcelinho y Pullen (bases); Navarro, Oleson, Abrines (escoltas); Papanikolau y Rabaseda (aleros); Nachbar, Lorbek y Todorovic (ala-pivots); Lampe, Tomic y Dorsey (pivots), pero la verdad es que el club tiene pensado que jugara con el primer equipo al alero croata Mario Hezonja (pero al igual que Abrines, tendrían ficha con el Barsa B) y luego el club también tiene que afrontar el delicado tema de Pete Mickael. Como ya es más que conocido el entorno del jugador ha dicho que ha recibido el OK de los médicos para poder volver a jugar después de haber superado dos tromboembolismos pulmonares. Además el alero norteamericano mantiene que el club se comprometió a renovarle y reservarle una plaza en el equipo si llegaba a recuperarse.

Si finalmente se confirman los movimientos de estos dos jugadores (Hezonja y Mickael), el Barcelona tendría en nómina a 16 jugadores en el primer equipo. Son cuatro más de del máximo de 12 fichas que marcan Euroliga y Liga Endesa. Eso significa que algunos jugadores tendrán que salir. El primero que en principio saldrá será Xavi Rabaseda que quiere contar los minutos que no ha disfrutado este año. Equipos como Fuenlabrada, CAI Zaragoza y Joventut están con los ojos puestos en Barcelona a la espera de lo que pueda suceder con el jugador.

A esta salida más que cantada se podría sumar la de un grande como Marcelinho Huertas que en las últimas suena con fuerza como nominado para abandonar el club azulgrana aunque ahora parece que el que está en el punto de mira es Erazem Lorbek, jugador que se está recuperando de una operación. Dos jugadores con contrato y con fichas – sobre todo la de Lorbek – muy altas y dos perfiles que debiendo ser dos teóricos referentes del equipo, no han dado el rendimiento esperado. ¿Habrá un nuevo caso Eidson en lo que queda de verano?

Lo que sí que es verdad es que con los nuevos fichajes realizados por el Barcelona podemos observar dos cosas por las que se va a caracterizar este renovado Barça: una gran capacidad para generar puntos y un equipo con una gran riqueza técnica en manos de Xavi Pascual ya que en este nuevo Barcelona  están representados muchos perfiles diferentes que cubren todas las opciones de juego. En la zona, consistencia y facilidad anotadora, algo que se repite en todas las posiciones. En principio el Barcelona de este año va a tener facilidad para anotar con fluidez tanto en la pintura como en el perímetro. La duda está en si con tanto cambio, el equipo y los nuevos fichajes serán capaces de mantener el nivel en defensa que tienen como identidad los equipos de Xavi Pascual.

Compartir
Artículo anteriorCalentando motores
Artículo siguientePaciencia con Nelson
Director y fundador de Tercer Equipo. “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”, Michael Jordan.