Jornada de domingo en la Liga BBVA: los favoritos no fallan. Atlético y Granada ganan fuera.

Pocas sorpresas deparó la jornada dominical en el primer fin de semana liguero. El Barça goleó al Levante, el Madrid esperó hasta el final para vencer al Betis, el Atlético se lució ganando al Sevilla y el Granada ganó al Osasuna con el efecto Alcaraz.


Goleó el Barça del Tata sin apenas despeinarse. Corría el minuto dos, cuando el que nunca la mete y siempre falla, un renovado Alexis anotó el primero de los catalanes en esta liga.  Poco tardó en aumentar su renta, el Barça parecía estar hambriento. Recién rebasado el minuto 10, Messi anotaba el segundo. Muy activo el crack argentino, que se movía como el sólo sabe en líneas de ataque, durante los 73 minutos en los que participó. Con el partido casi sentenciado, la sensación de goleada asomaba por el Camp Nou. Y así fue. Hasta cinco veces más debió recoger Keylor Navas el balón del interior de la red. Alves, Messi, Pedro por partida doble y Xavi, firmaban como autores.

Muy superior el conjunto catalán, que a base de goles y de un buen juego asociativo, demostró ser firme candidato a revalidar el titulo. Su neoestrella Neymar, tuvo que esperar hasta el minuto 64 para poder debutar en la presente liga. El brasileño se encuentra aún, ultimando su puesta a punto.

fuente: yimg
Los jugadores del Barça celebran el gol

Recibía Osasuna al Granada en su feudo. No se encontró cómodo el conjunto local durante el encuentro, a pesar de dominar durante fases de la primera parte.  Por su parte, el Granada, continua con la buena racha con la que acabó al temporada pasada. Buen juego el que ofrecieron los pupilos de Alcaraz. El marroquí El Arabi actuó como líder del conjunto nazarí, buen partido de “El pistolero” que parece haber encontrado en Granada, el lugar idóneo donde practicar su fútbol. Él fue el primero en marcar. Buena conbinación por banda derecha que sirvió al marroquí para marcar casi a placer en boca de gol. Antes del final de la primera mitad, Dani Benítez servía un corner para que Yebda subiese de un testarazo, el dos al marcador visitante.

Ya en la segunda parte, el guión fue prácticamente el mismo, el Granada dominaba tanto en las áreas como en la posesión del esférico. Sin embargo, el gran capitán Puñal, por medio de su casta y derroche físico, consiguió contagiar, al menos de euforia, a la hinchada local. No quisieron los guardametas de ambos conjuntos, que el rival aumentase su renta, pues Andres Fernandez, deteniendo una pena máxima a Piti y un mano a mano a El Arabi respectivamente, se erigió como salvador. En la otra área, Roberto hizo que su conjunto partiese con los tres puntos, deteniendo un buen cabezazo de Arribas.

El Granada celebra el gol de la victoria

Debutaba el Madrid en su cancha, ante un Betis peleón, que parece no haber notado en absoluto la marcha de sus medios centros titulares, pues sus relevos, hicieron carburar al conjunto sevillano casi a la perfección. El Madrid por su parte, con Diego López bajo los palos, pretendía cumplir las expectativas que promete la, para su propio entrenador, mejor plantilla del mundo. El conjunto blanco mantenía la posesión, sin embargo, parecía carecer de ideas en la medular, pues apenas creaba ocasión clara. No así el Betis, que empujaba como un loco, vasta conocer la estadística de los corners, 0-7 favorable a los verdiblancos. Un rapidísimo e incisivo Cedrik dejó tumbado a Sergio Ramos, el congoleño sirvió a Jorge Molina, para que este marcase a placer. Se adelantaba el Betis en el Bernabéu. Pudo sentenciar el conjunto de Mel, Cedrik, quien si no, tumbó esta vez a Carvajal, sirvió un balón perfecto a Verdú, que caprichos del destino, falló frente a portería. Sin embargo, el Betis no paró aquí, comenzó a dominar el encuentro, y a vivir mas de su propio dominio que de las contras.El larguerazo de Nosa y un penalti no pitado a Cedrik, fueron claros ejemplos. Poco premio para tanto desgaste.

Para entonces, el Madrid ya había establecido la igualada, Isco de asistente y Benzema de goleador, muy silbado el delantero francés cuando dejo sitio a Di maria, por cierto. El Betis exhausto aprovechaba las cada vez menos ocasiones para meter miedo a Diego López, pero no conseguía materializar. Corría el minuto 85, y con un Real volcado en ataque, Marcelo centraba perfecto desde banda izquierda, para que Isco, de un testarazo propio de un “killer” sentenciase el encuentro.

El Madrid celebra el primer gol

Partido más que apetecible el que cerraba la jornada dominical. Un Sevilla sin Negredo, pero muy bien reforzado, recibía al vigente campeón de copa, el Atlético de Madrid. Dominaba el encuentro el conjunto del vasco Emery, sin embargo, fue el conjunto madrileño el primero en adelantarse. El descomunal Diego Costa, el mejor hombre del partido, fue quien adelantó a los suyos.  Más tarde, y con el Sevilla llevando el peso del partido, Perotti establecía la igualada en el marcador, con un derechazo desde la frontal, por el que pudo hacer mucho más el belga Courtois.

Ya en la segunda mitad, el ritmo de la primera permaneció inamovible. Idas y venidas de ambos conjuntos, que golpeaban sin cese las porterías rivales. Sin embargo, no fue hasta el 79, cuando Koke asistió al insaciable Diego Costa, que cruzó un disparo que no pudo detener el guardameta Beto. Con un Sevilla abatido, el Cebolla, de jugada personal, consiguió sentenciar el encuentro. Buen partido, de dos conjuntos, que prometen grandes cosas en esta presente campaña.

Diego Costa fue el mejor del partido
Compartir
Artículo anteriorCai Zaragoza ficha a una perla de la Penya, Pere Tomàs
Artículo siguienteRécord de España en el Relevo 4×100