Nadal se proclama campeón por primera vez en Cincinnati tras ganar a Isner por un doble 7-6

Nadal ya posee desde hoy domingo uno de los pocos Masters 1.000 que se le resistían, en el que ni siquiera había hecho final antes de la presente edición. Y ello tras derrotar a Isner en dos juegos de desempate, por 10-8 y 7-3, respectivamente.


La explicación del porqué de la llegada a los mencionados juegos en ambos sets es bien sencilla: los dos contendientes mantuvieron férreamente su servicio a lo largo de todo el partido. La única rendija, traducida en dos bolas de rotura que además lo eran de set, se abrió en el saque del español en el duodécimo juego de la primera manga: con 6-5 a favor del estadounidense, el balear sufrió un 15-40, el cual, afortunadamente para sus intereses, fue capaz de solventar cosechando cuatro puntos de forma consecutiva; el conocido en inglés literalmente como juego de la rotura de corbata (“tie-break”) estaba servido. Y en dicha muerte súbita el marcador fue también muy igualado, como en el transcurso del set: finalmente fue necesaria la disputa de dieciocho puntos para dirimir que el manacorense ganara el primer parcial.

Dio comienzo la segunda manga y el guión fue desarrollándose de un modo muy parecido al de la primera: el que ostentaba el turno de saque iba resolviendo su servicio sin demasiadas complicaciones (el primero en sacar en cada rotación en dicho segundo set era Nadal); y si en el primer parcial sólo hubo dos puntos de “break” (recordemos que a favor de Isner), en este siguiente ninguno de los dos jugadores llegó a disponer ni tan siquiera de una sola bola de rotura. Ahora bien, si es verdad que la igualdad fue ligeramente mayor por lo que respecta a los doce primeros juegos del set, no es menos cierto que el consiguiente juego de desempate reflejó un tanteo un poco más desnivelado que en la primera manga, ya que, de nuevo el mallorquín, se lo anotó en esta ocasión por cuatro puntos de ventaja. Resultado final, pues, de 7-6 (8) y 7-6 (3) a favor de Nadal, y un título más para el español en su zurrón de Masters 1.000, por lo que aumenta su plusmarca en torneos de esta categoría a veintiséis. Otro dato más: al balear sólo le falta ya ganar al menos una vez en su carrera en tres Masters 1.000 para completar el círculo mágico de los nueve posibles; Miami, Shanghái y París-Bercy son los que le quedan aún en el tintero, si bien es verdad que, en el caso del campeonato de la ciudad china, Nadal ganó ya en el año 2005 en Madrid, cuando el torneo de la capital del Reino se disputaba en las fechas en las que actualmente se disputa el Masters 1.000 asiático. Como dato anecdótico, hay que añadir que la ATP ideó la denominación de “Career Golden Masters” para el mencionado hecho de lograr un jugador en su carrera al menos una corona en cada uno de los nueve Masters 1.000 del calendario: lo hizo pensando en la posibilidad de que Novak Djokovic ganara en este año en Cincinnati, ya que el de la ciudad ubicada en Ohio es el único título de la categoría que le falta en su palmarés al serbio. Desafortunadamente para sus intereses, en la presente edición cayó eliminado en la ronda de cuartos de final, precisamente a manos del rival de Nadal en la última ronda: John Isner.

Por último, permítanle a este humilde redactor agradecer al conocido periodista y narrador de partidos de tenis de TVE, Arseni Pérez, su inestimable ayuda prestada a través de la red social Twitter, ya que fue él quien me confirmó la citada denominación de “Career Golden Masters”.

Compartir
Artículo anteriorHistoria de la Vuelta Ciclista a España
Artículo siguienteJason Robinson firma con el Lagun Aro GBC de San Sebastián
Director y fundador de Tercer Equipo. “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”, Michael Jordan.