Jornada de lunes en la Liga BBVA: Rayo y Villarreal ganan sus partidos y empate entre Espanyol y Celta.

De buen fútbol se pudo disfrutar este lunes en los estadios de primera. El Rayo dio la bienvenida al Elche con una victoria en Vallecas, el Espanyol remontó en Balaídos gracias a la tremenda actuación de su guardameta y empató ante el Celta y el Almería perdió en casa pese a ir ganando durante gran parte del partido ante el Villarreal.


El Rayo le da la bienvenida al Elche en su estreno en primera

Los goles de Bueno y Perea ofrecen un buen debut al equipo de Jémez. El Elche paga la novatada y su poco gol.

El Elche se ha topado con la realidad de la Liga BBVA. Quiso tirar de trabajo y oficio  en Vallecas. Olvidó que en esta categoría todos lo tienen. El Rayo impuso su valentía a la tacañería. Los de Paco Jémez siguieron siendo el gran conjunto de la pasada campaña en el estreno liguero. Avisan de que siguen aquí para pasarlo bien.

Los goles fue lo mejor del juego. La imprecisión afeó mucho la primera parte. La mejor llegada del Rayo terminó en gol. Intervinieron Lass y Saúl por banda derecha. La culminó casi a placer Bueno desde el punto de penalti.

Los cinco últimos minutos de la primera mitad fueron un descontrol entre la mediocridad, sólo disimulada por el descaro  de José Carlos. Se lesionó y dejó su puesto a Perea, otro jugador del filial que sin complejos se jugó un disparo desde 25 metros para poner el 2-0.

El planteamiento de Fran Escribá fue de una lógica aplastante. El Elche se paseó en Segunda la temporada pasada con un estilo definido que en teoría debería alcanzarle para pelear la permanencia. Pero la Liga exige algo más. De poco sirven las reservas, el quedarse a medias. Fuera de casa no llegan los renuncios de las defensas rivales con tanta facilidad.

En el segundo acto la superioridad rayista fue aún más evidente. Lass se prodigó en llegadas por la derecha que se empeñó en desperdiciar. Fue Bueno el que apuntilló al Elche con otro derechazo cruzado que salvó la estirada de Manu Herrera y entró pegado al poste. Poca historia mas tuvo el partido.

El Rayo amarga con una goleada el regreso a Primera del Elche

 

Los periquitos pican en Balaídos

El Espanyol empató un partido que perdía 2-0 con recital de paradas de Kiko Casilla.

El Espanyol lo tenía todo perdido en Balaídos, el Celta le había cortado las alas a los pericos, pero logró alzar el vuelo para picotear un punto. Iba perdiendo 2-0 y logró empatar después de una reacción de orgullo. Kiko Casilla, el mejor de los pericos y casi del partido, guardó a buen recaudo ese punto que te hace comenzar la Liga de otra manera.

Los de Aguirre chafaron el primer papel de Luis Enrique como entrenador del Celta. Las primeras frases sonaron bien, los goles entonaron la historia, pero el Espanyol escribió la suya propia.

Los dos equipos comenzaron la Liga con gusto. Valientes, trataron el balón con el cariño que se merece y los goles tenían que llegar por su propio peso. Las ocasiones se hicieron de rogar, pero cuando se encendió la mecha vimos el castillo.

El Celta, sin Rafinha, buscó el camino con balones aéreos, pero por allí los que controlaron el tráfico son Moreno y Colotto, hasta que un ovni sobrevoló sus cabezas. Krohn-Dehli se transformó en Michael Laudrup para asistir a Álex López. Estaba acabando la primera mitad y el danés confirmó que Luis Enrique había descubierto a su mediapunta. Krohn-Dehli puso el balón por encima de la defensa, con tacto y mucha clase, y su compañero no perdonó delante de Casilla.

El futbolista danés repitió en la primera acción de la segunda mitad. Volvió a poner el balón con un lazo y Charles se quedó con el regalo. Cabeceó de forma inapelable y el Espanyol recibió el 2-0. El gol pareció acabar con el equipo visitante, pero las apariencias engañan. El Espanyol parecía tocadísimo, pero Víctor Sánchez le despertó. Disparó con rabia desde la frontal para marcar y meterse en el partido. La entrada de Thievy lo agitó. Empató y llevó a la defensa del Celta por la calle de la amargura.

El empate pudo ser de paso, pero surgió la figura de Casilla, que podrá dormir tranquilo con sus guantes debajo de la almohada. Mientras, Cabral seguirá dando vueltas en la cama sin explicarse cómo Kiko pudo sacar ese testarazo de manual.

El Espanyol consigue un empate en Vigo gracias a su portero

 

En este submarino el capitán se llama Giovani

El mexicano lidera la remontada amarilla ante un buen Almería. Suso, Rodri y Aleix Vidal dejan buen sabor de boca pese a la derrota.

El Villarreal se llevó el duelo de recién ascendidos tras un precioso encuentro. El Almería hizo méritos para obtener un mejor resultado, pero no pudo aguantar el arreón de los amarillos en los últimos minutos. Los andaluces se adelantaron en el marcador en dos ocasiones con los goles de Rodri, pero Dubarbier  (en propia puerta)  Giovani y Pereira a pase del mexicano dieron los 3 primeros puntos en la vuelta del Villarreal a primera.

Al Almería le costará entender cómo perdió este partido. Los de Francisco hicieron lo que tenían que hacer, salvo en los últimos minutos. Eso, precisamente, les costó los tres puntos. Una lección que conviene aprender desde la primera jornada. En la Liga BBVA no se pueden bajar los brazos hasta que se termina el encuentro.

El Villarreal salió con buenas intenciones, pero al cuarto de hora ya se había diluido como un azucarillo. Y eso lo aprovechó el Almería, que demostró que tiene mucha calidad en sus filas. Suso, Aleix Vidal y Rodri son nombres a tener en cuenta esta temporada. Y para el trabajo más oscuro, ahí está un Soriano que por el no pasan los años.

Ese tridente ofensivo logró poner al Almería por delante en el marcador en dos ocasiones. La primera antes del descanso y la segunda, a cuarto de hora del final, para contrarrestar el autogol de Dubarbier.

El problema para los andaluces fue que no mantuvieron la calma en el último cuarto de hora de partido. El Submarino, dolido por el 2-1, reaccionó como un gato acorralado. Saltó, arañó e hizo daño. Todo ello, gracias a Giovani Dos Santos, que se echó a su equipo a la espalda en un momento crítico. Marcó el tanto del empate y asistió a Jonathan Pereira para que marcase el tanto de la victoria. Aunque tardó en aparecer, demostró que no tiene ningún problema en liderar a su equipo. Buena noticia para el Villarreal.

El Villarreal remonta en los Juegos del mediterráneo y se lleva la victoria ante el Almería
Compartir
Artículo anteriorFavoritos de la Vuelta a España 2013
Artículo siguienteEquipos participantes y las etapas de la Vuelta a España 2013