Mike Hansen: “Hasta aquí he llegado, no voy a engañar a nadie”

El ya ex presidente del CB. Valladolid, Mike Hansen ha hablado claro y confirmó que se marcha porque no hay unión entre todas las partes y no ha generado los recursos económicos necesarios para el club empiece a funcionar


Las aguas continúan bajando revueltas a orillas de Pisuerga. El CB. Valladolid va camino de la desaparición si nadie lo evita. Las noticias siempre son negativas y dan una mala imagen a la entidad morada, que ya se encuentra muy debilitada.

El vía crucis del conjunto vallisoletano no es flor de un día, sino que viene de muchos años atrás. Los que se han ido este mismo viernes han confirmado que la deuda del club es de 7 millones de euros y que si alguien denuncia al club, podría poner punto y final a muchos años de historia y a su liquidación como Sociedad Anónima Deportiva.

Mike Hansen entró a la presidencia del CB. Valladolid hace dos meses pero los días han ido pasando y no han visto solución a los numerosos problemas que atraviesan los vallisoletanos. Junto a él, Javier Baró adjunto a la presidencia. Ellos han sido los encargados de dar la rueda de prensa y decir adiós.

 

En primer lugar, el ex jugador morado anunciaba su marcha. “Me causa una tristeza enorme el comunicar mi dimisión irrevocable como presidente del CB. Valladolid. Ha sido una de las decisiones más duras de toda mi vida. Aunque me voy con la cabeza muy alta ya que hemos sido muy claros en todo momento”.

Hansen aseguró que han hecho todo lo posible para que el proyecto pudiera echar a andar. “Duermo con la conciencia tranquila de haber hecho todo lo que he podido, lo he intentado hasta el último momento. Soy una persona que nunca me gasto más de lo que tengo y nunca he dejado deber nada a nadie”.

Mike Hansen lanzaba un mensaje de ayuda para que el club y cambie la situación. “Pido desde aquí que las personas que se hagan cargo del CB. Valladolid ayude a todos los trabajadores, que llevan casi un año entero sin cobrar nada. No se puede huir hacia delante y seguir con los mismos problemas. Eso no lo voy hacer y no quería continuar en esta situación”.

Para el ex presidente de la entidad morada ha faltado entre ellos y la Fundación Baloncesto Valladolid. “Antes de la presidencia con Juan Vela he tenido una relación muy buena pero ahora no tanto. No se ha producido tanta comunicación, con nosotros. La Fundación va a parte, ellos han estado intentando hacer su trabajo y nosotros, el nuestro”.

Hansen ve un hilo de esperanza para el CB. Valladolid. “He hecho lo que he podido. Lo he intentado pero habrá que analizar todo, de nuevo. Pedimos ayuda a una empresa para ver si se podría avalar y salir de esto pero el pasado lunes nos dijeron que no habría forma de seguir y por eso hemos tomado la decisión de abandonar el club”.

Mike Hansen confirmó que se había pedido al Ayuntamiento una línea de crédito para intentar arrancar el proyecto. “Hablé con el alcalde, Javier León de la Riva para ver si podía conseguir una línea de crédito de entre 600.000 y 800.000 euros. Con eso estaba seguro de que se podrá haber comenzado el equipo pero no ha podido ser, reunir toda ese dinero para intentar de ese modo, tranquilizar a los patrocinadores que querían ayudarnos este año”.

 

Para Hansen la relación con el Ayuntamiento de Valladolid ha sido buena. “Yo no dije que quería desvincularme del Ayuntamiento. Nunca es bueno que un club dependa tanto de ellos. En ningún momento, quise decir eso. Mi intención con el CB. Valladolid era gestionarlo con otros valores, filosofía, pero no he podido conseguirlo”.

El ex presidente reconoció que desde que entraron al club no ha habido más que problemas. “Hemos estado dos meses pero todas las semanas siempre pasaba alguna cosa. Al poco de entrar hubo un ultimátum y así, ha sido casi todos los días. Las cuentas están ahí. Yo no he podido hacer más y por eso he tomado esta decisión”.

También, en la rueda prensa junto a Mike Hansen estaba Javier Baró adjunto a la presidencia y manifestó que el CB. Valladolid tiene mucha deuda en estos momentos. “La situación real es que el club genera un déficit de 7 millones de euros. El club de Empresas y Deporte, que está en proceso de disolución, ha generado 800.000 euros, de deuda. No se podía avanzar en otras cosas habiendo todo esto de por medio”.

 

La Fundación Baloncesto Valladolid asume el control del CB. Valladolid

 

Juan Vela, José Antonio Gómez y Nacho Zarandona serán los encargados de llevar las riendas del club. De momento, hasta mediados de septiembre se han dado de plazo para que el CB. Valladolid salga en ACB

Día complicado para el CB. Valladolid. Después del anunciado adiós de Mike Hansen como presidente, después  ha tocado el turno a los responsables de la Fundación Baloncesto Valladolid dar la cara y explicar el futuro de la entidad. Juan Vela, presidente de la Fundación y los patronos, José Antonio Gómez y Nacho Zarandona, se harán cargo del conjunto vallisoletano.

De momento, los nuevos directivos han confirmado que en lo deportivo no hay nada confirmado hasta que no se consiga el dinero suficiente y así poder salir en ACB. Hay varias vías abiertas en busca de patrocinadores y nos hemos dado de plazo “hasta mediados de septiembre, al más no tardar”, para tomar una decisión sobre el CB. Valladolid. El objetivo de los responsables del conjunto vallisoletano es reunir al menos entre 1,5 y 2 millones de euros, para poder competir en la ACB.

El dueño del CB. Valladolid es la propia Fundación, que es una entidad sin ánimo de lucro. La Fundación, la sustenta los patronos, que son Zarandona y Gómez. La próxima semana habrá movimientos al respecto y entrarán más miembros. Por lo tanto, toca esperar a que se produzcan noticias sobre el conjunto vallisoletano. En unos días se sabrá si Valladolid seguirá contando con baloncesto en ACB, o si finalmente el club cierra sus puertas, y se pierde a unos de los históricos del baloncesto español.  

Compartir
Artículo anteriorLa Supercopa de España de balonmano presentada en Valladolid
Artículo siguienteAdecco ORO, ¿competición sin objetivos?