Una oda al futbol

Bayern de Munich 2 – 2 Chelsea 

Se pudo ver un gran partido en Praga digno de una final entre el campeón de Champions League y el de la Europa League. El Bayern venció con fortuna a un Chelsea que mereció más por el esfuerzo


Muchos eran los ojos puestos sobre este partido, más que por sus equipos, por los entrenadores. Tanto Pep Guardiola como José Mourinho llegaban recientemente al banquillo de sus equipos respectivos.  Además del morbo que tenía ver a estos dos entrenadores enfrentarse una vez más las ganas eran más por enfrentarse por un título como es la Supercopa de Europa.

Se podía ver que los equipos ya habían asimilado los rasgos que distinguen a ambos entrenadores y fue el Chelsea quien lo puso en práctica y quien le salió rentable a tan solo 8 minutos del inicio del partido. Schürlle en una contra desborda por la banda derecha para centrar un balón corto al primer palo en dónde Fernando Torres de bote pronto remataba el balón al fondo de la red.

Tras este varapalo el Bayern siguió intentándolo por todos los medios pero eso si, tratando de llevar el balón de un lado a otro como le gusta al entrenador catalán pero no fue hasta pasada la primera parte en cuanto el Bayern consiguió empatar. El flamante futbolista nombrado jugador europeo de la pasada temporada cogió el balón en la frontal del área y le pega un disparo con toda su alma que se cuela en la portería de Peter Cech.

Tras ese gol el asedio a la portería de Peter Cech se vio acentuado ya que a falta de 5 minutos para el final del partido Ramires fue expulsado por una entrada que no venía a cuento. El portero Checo fue clave para que el partido fuese a la prologa ya que en unos pocos minutos tuvo que realizar unas 5 paradas y todas tenían peligro de gol consiguiendo forzar la prologa.

Torres celebrando el primer gol

 Con los futbolistas cansados tras el duro partido, la prologa suponía un esfuerzo titánico para estos jugadores. Sacando fuerzas de donde no las hay y tras estar jugando el partido desde el inicio, Hazard desborda por la banda y tras una jugada individual en la que deja sentado a dos defensas del conjunto alemán y con la ayuda de Neuer consigue adelantar de nuevo al Chelsea.

Con todo de cara el conjunto inglés decide replegarse y sacar el famoso autobús que ha hecho tan famoso a José Mourinho y repitiendo el partido del Inter de Milán contra el F.C. Barcelona en el Camp Nou los “Blues” despejaban todos los balones y defendían el marcador con uñas y dientes.

El Bayern lo seguía probando obligando a que Peter Cech se esfuerce lo máximo en parar todos los balones pero en el último suspiro un balón mal despejado por la defensa “Blue”  permite para que Javi Martinez pueda rematar el balón al fondo de las mallas. Esto suponía que al final todo se tendría que decidir en los penaltis.

Y asi fue tras un partido de 120 minutos agónicos, todo se decidió en los penaltis. Ambos equipos fueron pasando uno a uno y anotando todos los goles aunque algunos con sustos como el de Ashley Cole pero fue el último penalti tirado por Romelu Lukaku el que fue decisivo. El caso es que el delantero belga disparó el penalti con miedo y eso se vio ya que estuvo muy mal tirado y Neuer terminó parándolo y decidiendo la final a favor del Bayern de Munich.

Los jugadores del Bayern tras ver la parada de Neuer
Compartir
Artículo anteriorDulce estreno y con dudas
Artículo siguiente¡El Eurobasket ya está aquí! ¿Quién es favorita?
Director y fundador de Tercer Equipo. “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”, Michael Jordan.