Bale ya es por fin madrisdista

Y en el último día llegó Bale. El jugador galés fue presentado ayer como nuevo y flamante jugador del Real Madrid, con un Bernabéu a sus pies, el fichaje más caro de este verano se vistió finalmente con la elástica blanca.


Historia

Gareth Frank Bale nació en Cardiff el 16 de julio de 1989. Ya destacó como niño; y no solo en el fútbol, también sobresalía en todo aquello que tuviese relación con el deporte: atletismo, rugby, hockey… Ya con nueve años llamó la atención del Southampton en un torneo en el que el participó con el Cardiff. Así entró a formar parte de la Academia del Southampton y con 16 años fue el segundo jugador más joven de la historia en debutar con dicho club, solo por detrás de Theo Walcott, ante el Millwall. Consiguió meter su primer gol como profesional ante el Derby County el 6 de agosto. Su actuación esa temporada le hizo ganador del premio al mejor jugador joven del año que concedía la BBC de Gales y el mejor jugador joven de la Football League.

Bale con el Southampton

  El 25 de mayo de 2007 el jugador galés fichó por el Tottenham Hotspur FC con un contrato de cuatro años, por alrededor de unas 10 millones de libras (unos 14 millones de euros). Debutó en partido oficial en Old Trafford contra el Manchester United y metió su primer gol con los Spurs el uno de septiembre contra el Fulham FC. Esa temporada consiguió marcar tres goles. Y no volvería a marcar hasta la temporada 2008/2009 cuando repitió la misma cifra. Ya en 2010/2011 conseguiría un total de 5 tantos y tres de ellos se produjeron en el memorable partido entre el Tottenham y el Inter de Milán en Giuseppe Meazza. Ese hat-trick hizo posible que el Tottenham continuase en Champions. Ese mismo año el conjunto británico, tras vencer al Milan caería en cuartos de final ante el Real Madrid. Sus cifras goleadoras seguirían aumentando, además de ganando importancia, hasta llegar al número de 26 dianas en la temporada 2012/2013.

Bale en el Tottenham

Con Galés el, ya 11 del Real Madrid, debutó contra Trinidad y Tobago, el 27 de mayo de 2006. Fue de la mano de John Toshack con la absoluta, antes ya había jugado con la sub17, aunque solo 3 encuentros.

Culebrón

Las actuaciones del galés no pasaron desapercibidas a los grandes clubes europeos, pero Bale lo tenía claro, el galés quería cumplir el sueño que tenía desde niño, jugar en el Real Madrid. Y empezó el juego, el club que dirige Levy no quería vender al jugador y Florentino Pérez se negaba a que nadie le dijese al Madrid que algo estaba fuera de su alcance. Tras semanas y semanas de rumores, sobre el precio, los modos de pago, inclusión de otros jugadores… El Madrid aclaró que solo había realizado una oferta por el galés, de 88 millones de euros. Tras muchas horas de negociaciones el Tottenham se resignó a que no podría retener al jugador cuyo sueño era jugar en el Madrid y que lo único que podrían hacer era negociar el precio de venta del jugador. Tras el viaje de Bale a Marbella y el plantón del jugador a su, ya ex-equipo, todo estaba claro ero cosa de día que el galés fuese presentado como nuevo jugador del Madrid.

Bale besa el escudo de su nuevo club

Sin tener muy claro el precio del jugador, ni donde jugará, ni a quién le costará el puesto; lo que si tenemos claro es que es un jugador que va a aportar mucho a un club cuyo sueño esta temporada, como desde hace demasiadas, es ganar la DÉCIMA. Como ya dijo Florentino Pérez: “bienvenido al Bernabéu, esta es tu afición, bienvenido al Real Madrid”. Solo nos queda desearle la mayor suerte en su nuevo club y enseñaros sus diez mejores goles, hasta pronto.

Compartir
Artículo anteriorPablo Aguilar: “Queremos hacer algo grande en Valencia Basket”
Artículo siguienteDejan Ivanov, experiencia europea para la pintura de Estudiantes