Freddy Maertens: líder de principio a fin

En esta edición de la Vuelta ya hemos visto a cinco corredores distintos vistiendo el rojo de líder de la prueba en apenas una semana de carrera. Evidentemente esto no ocurre todos los años y en la Vuelta de 1977 sucedió  precisamente todo lo contrario, un líder de principio a fin, de la primera a la última etapa


Ese líder fue el mítico corredor belga Freddy Maertens que en aquel entonces militaba en las filas del histórico conjunto Flandria portando el arco iris como campeón del mundo, título que conseguiría en dos ocasiones además de vencer en gran cantidad de pruebas de un día como la Paris-Tours o la Amstel Gold Race junto a los tres entorchados del maillot por puntos que consiguió en el Tour de Francia. Como curiosidad destacar que nunca pudo vencer, a pesar de estar muy cerca de ello en algunas ocasiones, en ninguno de los denominados monumentos del ciclismo (San Remo, Roubaix, Flandes, Lieja, Lombardía), sin embargo fue un corredor muy popular en su país Bélgica.

Ya en la salida de la Dehesa de Campoamor en Orihuela, Alicante, donde se celebro el prologo de 8km, el corredor del Flandria se enfundaba el maillot de líder (naranja en aquella edición) para no soltarlo hasta la etapa final. Pero por si esto fuera poco, Maertens también iba a dominar la carrera en lo que a victorias parciales se refiere, con un total de 13 etapas vencidas durante el transcurso de la prueba, superando a Delio Rodríguez que ostentaba el record de victorias de etapa en una misma Vuelta con doce en 1941. Excepto la clasificación de la montaña, ganada por Pedro Torres, las restantes clasificaciones fueron también a parar al ciclista belga del Flandria.

Lasa y Maertens

 Para los demás fueron quedando las migajas que iba dejando el potente rodador belga que a pesar de no ser un gran escalador se pudo hacer en 1977 con la única victoria en una carrera de tres semanas en su palmarés. Bien es cierto que la suavidad del recorrido con pocas etapas fuertes de alta montaña y la suspensión de las últimas etapas en territorio vasco (la carrera finalizo en Miranda de Ebro) por los problemas socio-políticos de la época, fueron un punto a favor de la victoria de Freddy Maertens que pudo aventajar en casi tres minutos al guipuzcoano del Teka Miguel Mari Lasa.

Compartir
Artículo anteriorDejan Ivanov, experiencia europea para la pintura de Estudiantes
Artículo siguienteTariq Kirksay se convierte en el cuarto fichaje del Fiatc Joventut
Especialista en Ciclismo. Sincadena2012.blogspot.com.es