La doble “R” (Ricky y Rudy) da una victoria transcendental a España

España volvió a defender como ante Croacia y eso le bastó para acabar con la República Checa. El acelerón de los últimos minutos hizo muy cómoda la victoria (60-39)


Con defensa quirúrgica a unos sombríos y mecanizados checos, la Selección colgó el petate de los 20 minutos de ‘shock’ ante Eslovenia. A España le bastó la solidez defensiva para engarzar algunas conexiones supersónicas entre Rudy y Ricky y, con esa velocidad, gripar el motor del tractor pesado que es este equipo de la República Checa: un castigador 60-39 selló el acta. Desde 1999, los checos sólo han ganado un partido de Eurobasket, precisamente en esta edición ante la selección de Polonia.

La defensa española recobró intensidad y alzó un muro donde se estrelló el lento ataque checo, con horrible 24% en tiros de campo (15/62) y sólo once puntos en transiciones. Pese a la sensación de aplastamiento que ofrece el tanteo, los checos dominaron la cuenta de rebotes: 45-46, con 14 para Jan Vesely y 12 de Pavel Houska. España respondió con diez capturas de Marc Gasol, que, por otra parte y bastante cerrado por la defensa checa, apenas miró al aro, aunque supo rebotear y crear espacios interiores para Claver y Mumbrú.

Por dentro, Gasol y Vesely chocaban en las dos zonas, casi siempre de espaldas al aro en todos los sentidos: cada uno de los dos gigantes enrolados en la NBA, Memphis y Washington, rebajó en más de diez puntos su producción ofensiva de los días anteriores. Dos puntitos para Marc (que promediaba 15,5 hasta ahora)… y siete para Vesely, que llegaba al partido en media de 20 puntos.

“Dentro de mi equipo, sólo yo podía medirme con Marc. Aquí tengo que salir de pívot. Ha sido toda una experiencia enfrentarse a Marc, uno de los pívots más inteligentes de la NBA”, dijo Vesely. Marc apostó mayormente por doblar los pases… o jugar de cara. Vesely, aunque no empezó su carrera como pívot o ‘cinco’, debe salir con la República Checa como ‘cinco’ puro y duro. Esto es lo que hay.

España abrió brecha con rachas o arreones que los atornillados checos no podían seguir: 10-6 a los tres minutos… y 16-6 antes de cruzar el minuto siete, con un 6-0 alzado desde la defensa: los checos sólo anotaron un tiro libre de Satoransky en los siete últimos minutos del primer cuarto. El descanso llegó con 33-25, nadie anotó en tres minutos y medio del tercer cuarto, la República Checa interpretó un amago de rapsodia bohemia (42-37, minuto 28)… y eso avivó la chispa entre Ricky (diez puntos) y Rudy (14 tantos), que remataron el asunto con un 9-0 entre el cierre del tercer cuarto y el minuto 35: 51-37. Atascadísimos, los checos lograron dos puntos en el último cuarto, donde jugó bien Xavi Rey. Hoy aguarda la Polonia de las torres, Gortat y Lampe. Y a ellos les aguarda España: quizá, la mejor defensa del Eurobasket.

Compartir
Artículo anteriorEspaña sale victoriosa de Finlandia y roza el Mundial de 2014
Artículo siguienteLos Juegos Olímpicos 2020 serán en Tokio
Director y fundador de Tercer Equipo. “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”, Michael Jordan.