Nadal arrolla a Stakhovsky por 6-0, 6-0 y 6-4 y sitúa el 2-0 para España en el marcador

El partido de Nadal de hoy no entrará en la historia de la Copa Davis. Un auténtico ciclón pasó por la pista de la Caja Mágica de Madrid frente al ucraniano


El partido de Nadal de hoy no entrará en la historia de la Copa Davis. Un auténtico ciclón pasó por la pista de la Caja Mágica de Madrid frente al ucraniano, ganando los dos primeros sets en blanco: hubo que esperar al juego inicial de la tercera manga para que Stakhovsky estrenara, al servicio, su casillero en el partido, tras lo cual alzó los brazos al cielo de Madrid. “De Madrid al cielo”, dicen. Pero el que tocó el cielo fue el campeón español, quien, pese a padecer una muy mayor combatividad por parte de su oponente en el tercer parcial (el número 92 de la ATP iba dominando en función de los servicios ejecutados por ser el que ostentaba el primer turno en las rotaciones de saque), dicha resistencia se quebró en el noveno juego del set: Rafa logró romperle el servicio a su rival, para, después, cerrar el “match” con un saque en blanco.

Por lo tanto, se produjo la vigésimo primera victoria del mallorquín en veintidós partidos de individuales de la Copa Davis; la resta es, consiguientemente, bien sencilla: el español sólo ha perdido un partido de individuales en la competición por equipos más importante del tenis mundial, y fue el primero que disputó: contra el checo Jiri Novak, en el partido inaugural de la primera ronda del Grupo Mundial de la edición de 2004: el resultado, para los que como este redactor son amantes de las estadísticas, fue de 7-6 (2), 6-3 y 7-6 (3) para el nacido en la localidad de Zlin. Ahora bien, esta derrota no fue óbice para que España acabara superando dicha eliminatoria contra Chequia (disputada sobre moqueta en la ciudad de Brno, famosa por acoger en su circuito de velocidad un Gran Premio del Mundial de motociclismo), con victoria incluida de Nadal en el quinto partido ante Radek Stepanek.

Además, cabe recordar que el equipo español se adjudicó la mítica Ensaladera en aquel año por segunda vez en su historia; la final se disputó en Sevilla, sobre tierra batida, y el rival fue Estados Unidos. En las filas de la escuadra hispana figuraba también Rafa Nadal, acompañado por Carlos Moyà en los individuales y por Juan Carlos Ferrero y Tommy Robredo como pareja de dobles.

Tras este breve repaso por los anales de la Copa Davis, conviene no olvidar que España lidera la presente eliminatoria por la permanencia en el Grupo Mundial ante Ucrania por dos puntos a cero, por lo que se sitúa a un solo triunfo de sellar su continuidad para el año que viene en la primera división de la máxima competición tenística de selecciones.

Compartir
Artículo anteriorJayson Granger: “Tenemos que mirar todos para el mismo lado y aspirar a lo más alto”
Artículo siguiente“Purito” reina en el Naranco
Director y fundador de Tercer Equipo. “Sólo juega. Diviértete. Disfruta del juego”, Michael Jordan.