Memoria de baloncesto: Larry Bird, el tirador que enamoró al mundo

https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

En nuestra sección Memoria de Baloncesto, llega quizás el mejor tirador de la historia de la NBA: Larry Bird, ¿lo conoces todo acerca del tirador de West Baden?


Echemos la vista atrás para recordar a una de las grandes leyendas del baloncesto. Él no era el más grande, ni el más fuerte, pero gracias a su constante esfuerzo se convirtió en el mejor. Trabajó duro todos los días de su vida dedicando horas al baloncesto, y manteniendo esa filosofía de trabajo constante, conquistó 3 campeonatos de la NBA y 3 MVPs además de 2 MVPs en las finales. Fue la personificación de los Boston Celtics y se ganó todo el cariño del público. Hoy vamos a recordar a Larry Bird, también conocido como “Larry Legend”.

Larry Joe Bird nació en West Baden (Indiana) el 7 de diciembre de 1956 aunque más tarde se mudaron a French Lick. Fueron los duros problemas de su infancia los que forjaron su carácter, era una familia pobre, y tras divorciarse de Georgia Bird, Joe Bird (el padre de Larry) se suicidó. En el funeral Larry no derramó una sola lágrima. Además la estrella de los Celtics tuvo un prematuro matrimonio de 11 meses del que fue fruto su hija Corrie aunque de un principio Bird negaba la paternidad.

Larry era el cuarto de seis hermanos que desde bien pequeños iban a las pistas a jugar al baloncesto. Cuando el hermano mayor de Larry entró en el instituto y empezó a destacar en el equipo, Larry quería hacer lo mismo y saber que se sentía destacando. Y así fue como Larry entró en el equipo de baloncesto de Spring Valley, a pesar de destacar en otros deportes.

El joven Bird por aquel entonces, se pasaba las horas tirando en las pistas, antes de ir al instituto iba al gimnasio, entre clase y clase tiraba y al acabar el instituto se quedaba jugando hasta bien entrada la noche. Pero a pesar de su intenso entrenamiento, durante los dos primeros años no destacó especialmente en el equipo del instituto. Fue en el tercer año donde Larry Bird superó los 2 metros de altura y empezó a jugar de alero, que combinado con sus habilidades de cuando jugaba de base provocó un gran aumento en sus estadísticas, así como ser el objetivo de múltiples ojeadores. Larry obtuvo un permiso para usar las instalaciones del equipo donde trabajó durante horas un tiro tan conocido en la NBA. Pero lo mejor aún estaba por llegar, empezó a forjarse su leyenda y en el cuarto año de instituto Larry Bird promedió la friolera de 30 puntos 20 rebotes por partido, echo que provocó que las universidades de todo el país quisieran becarle para tenerlo en su plantilla.

Larry fue y sigue siendo un enamorado de su tierra, por eso cuando llegó el momento de elegir universidad, se decantó por la Universidad de Indiana, la más importante del estado. Pero justo el día que iban a jugar la final estatal, la joven promesa se escapó y volvió a French Lick declarando posteriormente que los aires de grandeza de esa universidad no iban con él, la estrella Celtic solo quería tranquilidad.

Fue a su retorno de la Universidad de Indiana cuando empezó a trabajar en el lavadero (trabajo que asegura que le encantaba) para poder mantener a su hija, nacida de su primer matrimonio de 11 meses de duración. Y tras estar un año recibiendo visitas de múltiples ojeadores, fue el entrenador de la pequeña universidad de Indiana State quién se llevó el premio debido a su persistencia.

La joven promesa fue castigada por el reglamento deportivo local con otro año en blanco, por lo que no fue hasta 1976 que debutó con los Sycamores. Ese año el equipo logró un récord de temporada de 25-3 convirtiéndose así Larry en el jugador universitario más seguido del país. Fue en 1978 cuando David Stern pronunció lo siguiente:

 “In the 6th pick of 1978 draft Boston Celtics select Larry Bird from Indiana State University”

Al joven jugador se le acababan de abrir las puertas de la mejor liga deportiva del mundo, en el equipo más histórico. Pero su mentalidad trabajadora le llevó a aguantar un año y terminar sus estudios universitarios antes de dar el salto. En su último año universitario Larry promedió 30.3 puntos 4.6 asistencias 13.3 rebotes además de un 82.2% en tiros libres y un 53.3% en tiros de campo. Y por si fuera poco los Sycamores llegaron invictos a la final donde se enfrentaron al equipo liderado por Magic Johnson en el mejor partido jamás visto de baloncesto universitario que se acabaron llevando los de Michigan. Y fue justamente ahí donde se forjó la mayor y a la vez mejor rivalidad de la historia del baloncesto.

Boston apostó por Larry Bird para recuperar la gloria perdida y devolverle el orgullo a los “orgullosos verdes”. Y como es habitual Bird no defraudó aumentando en su primer año en 32 victorias el récord de equipo con respecto a la temporada anterior. Con unos promedios de 21.3 puntos 10.4 rebotes y 4.5 asistencias, Larry se convirtió ya en su temporada rookie en All-Star. Además ganó el ROY (Rookie of the year) superando así a su amigo y rival Magic Johnson. Clasificó a los Celtics para Play-Offs que cayeron ante los Sixers del Doctor J.

En el segundo año Celtic de Larry, llegaron al equipo Robert Parish y Kevin McHale que acompañados por Bird formaron uno de los tríos más letales de la historia de la liga. Con un récord de temporada de 62-20 los Boston se convirtieron el mejor equipo de la campaña 80-81 de la NBA. En la Postemporada, tras ganarle a Bulls 4-0 tocaba en la final de conferencia los Philadelphia de Julius Erving otra vez, aunque esta vez la balanza se decantó por el lado verde en el último partido. Los Boston estaban en la final, donde esperaban los Rockets de Olajuwon. Tras ir perdiendo la serie 1-2 los Celtics se impusieron en los siguientes 3 partidos para ganar su decimocuarto título de campeón y el primero de Larry Bird.

En el tercer año de Larry Bird como jugador de los Celtics, barrieron en liga regular convirtiéndose en los favoritos para el título de la NBA. Tuvieron un récord de temporada de 63-19 y además llegó Danny Ainge un jugador imprescindible en los Boston de los 80. Tras ganar en primera ronda a los Bullets 4-1, los Sixers del doctor J esperaban en la final de conferencia. Se repetía la historia, Sixers-Celtics un clásico en los 80. Tras un gran inicio de los de Philadelphia (3-1) los Celtics igualaron la serie. Pero en el último partido el equipo de Erving arrasó y se clasificó para la final contra todo pronóstico. Este partido tiene relevancia histórica puesto que el odio común de Philadelphia y Boston llevó a la afición del Garden a cantarle a los Sixers el famoso Beat L.A para que le arrebataran el título a los Lakers, pero fue imposible. De este modo Magic adelantó a Bird en títulos conquistados.

En la temporada 1982-1983 la incorporación de Moses Malone a la franquicia de Philadelphia provocó que los de Massachusetts dejaran de ser los favoritos de la conferencia este. Aun así los de Boston no hicieron mala campaña consiguiendo un récord de 52-26.En Play Offs el mal ambiente con el entrenador Fitch y los problemas del backcourt celtic provocó que cayeran 4-0 ante los Bucks. A final de temporada Boston renovó sus jugadores exteriores y despidió a Fitch. Esta temporada fue famosa por las declaraciones de Malone de FO FO FO.

En el 1983-1984 los Celtics se enfrentaron a un cambio en la dirección general que pasó a Don Gaston.  K.C.Jones sustituyó a Fitch en el banquillo, y ficharon a Dennis Johnson para mejorar el backcourt. Además ese año Ainge y McHale aportaron muchísimo desde el banquillo tal y como se esperaba de ellos. Los Celtics ese año hicieron un 62-20 de récord. Esa temporada Larry se dedicó a entrenar como nunca puesto que consideró un fracaso las dos campañas anteriores. Con ello consiguió aumentar el compañerismo de los Celtics y se demostró en postemporada. Además el de Indiana se llevó el trofeo MVP de la temporada. En Play Offs ganaron 4-1 a los Bullets, tras estos unos fuertes Knicks liderados por Ewing cayeron derrotados en el séptimo partido. En las finales de conferencia esperaban los Bucks que fue un paseo para los de Massachusetts. Llegaron a la final y esta vez si la final esperada se iba a llevar acabo. Lakers contra Celtics, Larry contra Magic rememorando así el mejor duelo universitario de NCAA. Tras ir cayendo 2-1, fueron unas declaraciones de Larry en las que acusaba a la plantilla celtic de ser unos blandos las que activaron al equipo, quienes a través de orgullo y fuerza llevaron a cabo una de las remontadas más históricas de unas finales, y esta vez sí Larry le ganó la partida a Magic. Además sus 23.8 puntos 8.8 rebotes y 5 asistencias de media en la serie, como su 44.9% en tiros de campo fueron unas estadísticas más que suficientes para que la estrella celtic ganara el MVP de las finales.

Tras el título de la temporada anterior, los de Boston querían repetir. Danny Ainge fue titular por fin esta temporada además de unos increíbles números de Bird, sobre todo en el aspecto anotador (28.7 puntos 10.5 rebotes 6.6 asistencias, además anotó 48 punto ante Blazers y 60 ante Hawks) que le facilitaron su segundo MVP. Hubo un récord de equipo de 63-19. Pero se cargaron muchos minutos sobre el quinteto titular, tanto que pasó factura. En postemporada los Celtics llegaron sin problema a las finales donde debido a la carga física de los mejores jugadores de los de Massachusetts acabaron venciendo los Lakers por 4-2. En estas finales los números de Larry bajaron, tanto como que paso de un 52% en tiros de campo a un 42%. Se cree que fue debido a la lesión de un dedo de la mano derecha por la famosa pelea del bar Chelsea´s. Esta fue la primera derrota de los Celtics en unas finales de la NBA.

Acabamos de llegar a la cumbre de su carrera, la temporada 1985-1986.Si hay algún equipo al que todo le sale bien, son estos Celtics. La incorporación de Bill Walton y la campaña de Bird hicieron imparables a los Celtics. Larry “Legend” se proclamó como el mejor jugador del planeta al conquistar su tercer MVP consecutivo echo que solo habían logrado Bill Rusell y Wilt Chamberlain. Sus promedio de temporada fueron 25.8 puntos 9.8 rebotes 2.02 robos así como un 89.6% desde la línea de tiros libres y 42.3% en la línea de 6.25. Consiguieron un récord de equipo de 67-15 así como llegar invictos a las finales. Y allí hubo una sorpresa, no era Magic quién esperaba sino Olajuwon para vengarse del título de 1981.Pero los Rockets fueron doblegados por los Celtics en el sexto partido siendo Larry el MVP de las finales. Boston logró su decimosexto trofeo Larry O’Brien, pero lo que no esperaban en Massachusetts es que no iban a volver a conseguir otro hasta pasadas más de dos décadas.

Era la temporada 1986-1987 y con ellas llegaban las últimas finales de los Boston de Larry Bird, un equipo que era joven al comenzar la década pero que cada vez se hacía más mayor, además era un baloncesto “old scohol” frente al típico baloncesto físico y espectacular practicado por los demás equipo con estrellas afroamericanas. Fue una temporada plagada de lesiones en la que los de Boston acabaron con 59 victorias. Sin Walton y con una sobrecarga en los titulares (otro año más) los Celtics llegaron contra los Pistons a la final de conferencia. Los Pistons sacaron las garraras y en el quinto partido cuando estaba todo perdido para Boston Larry robó un balón a Isiah Thomas a falta de segundos en el marcador para darle la vuelta al partido y terminar ganando la serie 4-3.Una vez más estaban en la final, y esta vez  el rival si eran los Lakers. Otra vez Magic-Larry, Larry-Magic. Los angelinos se impusieron 4-2 a los de Massachusetts con una jugada muy recordada, el sky hook de Earvin “Magic” Johnson imitando a su compañero Kareem. La gran dinastía de los Boston Celtics había llegado a su fin.

Durante los años venideros, Larry Bird sufrió innumerables lesiones tanto de pie como de espalda, siendo una grave molestia para su juego. Los viajes tampoco ayudaban puesto que le provocaban más molestias, y además los Celtics estaban mayores. La liga comenzó el cambio, llegaban los noventa. Los Boston Celtics de Larry Bird estaban acabados era una plantilla en la que todo el quinteto titular superaba los 30 años y se enfrentaban a los jóvenes Pistons de Isiah Thomas, Joe Dumars y Bill Laimbeer o a los feroces Bulls del más grande. Tras aguantar varios años por las peticiones del público y la directiva verde, Larry Bird anuncia su retirada en el verano de 1992, un año después que Earvin Magic Johnson. Acabaron los 80 ya no habría más duelos Magic-Larry. La NBA le daba el turno a Michael Jordan quien dominó la liga por completo en los 90.

A pesar de su retiro, hubo algo que le hizo volver a jugar en una cancha profesional. Se acercaban las olimpiadas de Barcelona 92 y le invitaron a formar parte del mejor equipo que jamás se ha visto en una pista de baloncesto. Y aunque se mostró reacio al principio alegando que estaba mayor, Magic acabó convenciéndolo y compartieron capitanía.

El team USA de 1992 o “Dream Team” estaba formado por: Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson, Chris Mullin, Clyde Drexler, John Stockton, Scottie Pippen, Leattner, Patt Ewing, David Robertson, Karl Malone y Charles Barckley.

El Dream Team guiado por el espíritu de equipo de Larry y Magic, arrasaron en las olimpiadas ofreciéndole al acabar el verano el oro olímpico a su nación. Además ha sido el único equipo que ha entrado por completo en el Hall Of Fame. Las estadísticas de Larry en las olimpiadas fueron: 8.4 puntos 1.8 asistencias 3.8 rebotes así como 80% en tiros libros 33.3% en tiros desde 6.25 y 52.1% en tiros de campo.

Larry “Legend” Bird terminó su carrera con 24.3 puntos 10 rebotes 6.3 asistencias 1.7 robos además de un 88.6% de tiros libres 37.6% de tiros de 3 y un 49.6% en tiros de campo. Que sumado a su palmarés de 3 campeonatos NBA 3MVPs 2MVPs de las finales y un oro olímpico coronan a Larry Bird entre los cinco mejores jugadores de todos los tiempos.

En febrero de 1993 se produjo un pleno histórico en el Boston Garden para despedir al mejor jugador de la historia de la franquicia. Un homenaje empezado por Georgia Bird y que terminó como empezó todo, con un encuentro entre Larry y Magic. Quién nos dejó una frase para la historia que define lo que todos pensamos de Larry Bird.

“Sólo me has mentido cuando dijiste que habrá otro Larry Bird algún día. Bien Larry, jamás habrá otro Larry Bird.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + nueve =