El Barça se reencuentra a sí mismo

Imagen de LaLiga

El FC Barcelona golea a la UD Las Palmas en el mejor partido de los culés en lo que llevamos de temporada. El conjunto azulgrana ha cuajado un gran encuentro colectivamente (pese a las rotaciones) y ha desarbolado a los canarios de principio a fin.

Imagen de LaLiga
Imagen de LaLiga

El FC Barcelona se estrenaba esta tarde en liga en el Camp Nou en 2017. Y lo hacía con muchas rotaciones, más de las habituales, pensando probablemente en el partido del próximo jueves en copa ante la Real Sociedad. Piqué y Sergi Roberto se quedaban fuera de la convocatoria y Neymar e Iniesta en el banquillo. En sus lugares, entraban en el once Mascherano (que no había jugado ante el Athletic el miércoles), Aleix Vidal, André Gomes y Arda Turan. Un once inicial, pues, repleto de jugadores del llamado “fondo de armario” o “segunda unidad” con la intención de dar descanso a los jugadores que acumulaban mayor cantidad de minutos.

Precisamente uno de los problemas, a nivel deportivo, que han dado más que hablar en el Barça des de que empezó la temporada es el bajo rendimiento que estaban ofreciendo estos futbolistas suplentes, del fondo de armario. Aleix Vidal, André Gomes, Arda o Paco Alcácer, entre otros, han sido duramente criticados debido a sus pocas prestaciones ofrecidas en el terreno de juego. Hoy parece que buena parte de ellos se ha podido empezar a sacar esta espina clavada demostrando ante el Camp Nou el potencial que tienen. Especialmente destacable ha sido la actuación de André Gomes, moviéndose muy bien entre líneas, y Aleix Vidal, llegando con frecuencia al área, siendo profundo por banda derecha y anotando su primer gol como culé.

El Barça ha desdibujado al Las Palmas des del primer minuto. Se preveía un encuentro igualado con ambos equipos teniendo la posesión, siendo protagonistas y generando peligro en la portería rival. Sin embargo, el conjunto de Luis Enrique ha sabido imponer su ritmo por medio de una gran intensidad en la presión tras pérdida. El Barça ha presionado muy arriba y fruto de ello los de Setién han cometido numerosos errores a la hora de salir con el balón jugado. El Las Palmas ha visto como muy rápidamente el Barça le arrebataba su principal arma: la posesión, hecho que le ha obligado a tener que correr todo el rato hacia atrás defendiendo con el consiguiente desgaste que esto comporta.

No ha tardado demasiado el Barça en ver portería. Lo ha hecho en el minuto 14 por medio de Luis Suárez. Un gol de nueve, de killer, de lo que es en definitiva Suárez. El uruguayo se ha adelantado a la defensa canaria y ha batido a Varas con un gran disparo tras una buena asistencia de André Gomes. Era sólo el principio de lo que estaba por venir.

A partir del gol, el Barça ha sido un vendaval ante el que nada ha podido hacer el Las Palmas. El marcador no se ha movido hasta el descanso pese a los méritos que han hecho los azulgranas para ampliarlo. André Gomes en dos ocasiones y Messi en otras dos ( una falta y un mano a mano) podían haber perforado la red de no ser por las grandes intervenciones de Javi Varas que ha sido, sin duda, el mejor jugador de su equipo esta tarde. Así pues, Varas hacía que al descanso el partido todavía estuviera abierto pese que el Las Palmas no había inquietado a Ter Stegen.

Si el Barça era capaz de mantener el nivel de intensidad en la segunda parte lo lógico era que llegaran más goles. Y así ha sido. Los de Setién no han sido capaces de reaccionar y han sucumbido ante un Barça que ha dinamitado el partido en 10 minutos. Entre el 50 y el 60 han caído tres goles a favor de los azulgranas: Messi en el 52, aprovechando un rechace de Varas, Suárez en el 57, con una gran jugada personal, y Arda Turan en el 58 ampliaban la goleada y hundían a los canarios, que aún iban a tener que aguantar media hora más de juego en el Camp Nou.

Con el 4-0 en el marcador, Luis Enrique ha dado descanso a Luis Suárez y a Busquets haciendo entrar a Paco Alcácer y a Mathieu. El Barça, como es lógico, ha bajado el pie del acelerador y se ha limitado a tener largas posesiones hasta el final del partido. Todavía faltaba la guinda en el pastel ejecutada por un protagonista inesperado: Aleix Vidal. El jugador de Valls ha coronado su gran partido marcando su primer gol como culé a falta de diez minutos para el final. El ex de Almería y Sevilla se ha aprovechado de un buen pase de Alcácer y ha batido a Javi Varas con un buen disparo cruzado entrando de segunda línea.

Necesitaba el Barça un partido así: una victoria convincente mostrando solidez, garra e intensidad durante los 90 minutos. Probablemente este haya sido el mejor partido de la temporada para los de Luis Enrique, un partido que (quién sabe) podría suponer un punto de inflexión en la dinámica del equipo. El jueves los azulgrana tendrán una prueba de fuego en su estadio maldito (Anoeta) para ratificar las buenas sensaciones mostradas esta tarde.

Compartir
Artículo anteriorEsteban Ocon prefiere centrarse en 2017
Artículo siguienteReus – U.D. Almería : A salir del pozo ya