Derbi de emociones entre Baskonia y Bilbao Basket

ACB Photo / I. Martín

Victoria del Baskonia 84 a 63 frente al Bilbao Basket para homenajear a la leyenda Pablo Prigioni en un partido donde la tensión entre jugadores tuvo nuevamente su parte de protagonismo.

ACB Photo / I. Martín
ACB Photo / I. Martín

Emotivo derbi el vivido este domingo en el Buesa Arena. La familia Baskonista despedía a una leyenda del baloncesto europeo y de la selección Argentina. Digno homenaje del Baskonia al brillante base Argentino, Pablo Prigioni. El homenaje comenzó con una proyección de distintas imágenes de la trayectoria profesional del jugador, junto con algunas de su vida personal. Tras el homenaje, una grandiosa ovación cuando el jugador salió del túnel de vestuarios para dirigirse al círculo central. Al finalizar el sonido de manos se desvelaba la sorpresa, en la torre 10 del pabellón quedará para siempre la camiseta número 5 con el nombre de Prigioni a la espalda. Para finalizar este momento cargado de emociones, palabras del jugador de rio tercero para sus aficionados y la  entrega por parte de Alfredo Salazar de la camiseta que vistió en su último partido de Euroliga firmada por todos sus compañeros.

Tras este emotivo momento, el baloncesto recuperaba su protagonismo. Los dos equipos se enfrentaban en un partido crucial. Si un derbi entre ambos equipos siempre es especial, en esta ocasión había algo más en juego. Una victoria de los bilbaínos les metía en la copa del rey, mientras que los locales necesitaban la victoria para tener opciones de ser cabeza de series en el torneo del KO.

El partido comenzaba con un alto nivel físico y mucho contacto y con dos acciones espectaculares en defensa de Shane Larkin y Adam Hanga con sendos tapones, permitiendo a los locales lograr un parcial de 10-2. Un triple de Axel Hervell permitía a los hombres de negro acercarse en el marcador. En ese momento las defensas ganaron protagonismo y la anotación se redujo para acabar el primer cuarto 17-8 en el marcador.

En el segundo cuarto el equipo visitante subía un punto la intensidad a nivel defensivo y conseguía recortar ventajas con un parcial de 4-9. La segunda unidad baskonista parecía no poder parar el empuje de los visitantes, por lo que Sito Alonso devolvía a cancha a sus mejores hombres, rompiendo para romper ese parcial en contra. Y lo hacía a base de triples. Hasta cinco triples consecutivos, dos de Johannes Voigtmann, dos de Rodrigue Beaubois y uno de Andrea Bargnani, permitía a los locales sobrepasar la decena de puntos de ventaja. Al descanso se llegaba con un 41-27 para alegría de la afición local.

Tras el descanso el partido comenzaba con intercambio de canastas de tres puntos y un impresionante tapón de Adam Hanga a Alex Mumbrú. El nivel de contacto aumentaba y los visitantes lo aprovechaban a su favor, para hacer que su rival entrase en bonus en el minuto cuatro del tercer cuarto. Los árbitros perdían completamente el control de partido, cuando Hervelle comenzaba el primer conato de pelea con Toko Shengelia, en los que ambos eran sancionados con técnica. El intercambio de canastas continuaba y la agresividad también, con un segundo conato de pelea protagonizado por Adam Hanga y Miha Lapornik, en el que el jugador del conjunto bilbaíno era sancionado con falta antideportiva. El tercer cuarto acaba con un triple de Jaka Blazic que colocaba a los suyos catorce puntos arriba, 64-50.

El último cuarto comenzaba lento por parte de los dos equipos y es que tras los primeros cinco minutos solo se anotaban 12 puntos entre ambos conjuntos, siendo el protagonista de estos instantes el escolta francés Beaubois. Los últimos cinco minutos sirvieron para que el escolta francés siguiese sumando puntos en su estadística y para que Alex Mumbru diese una nueva muestra de su peculiar manera de entender el juego. Al final abultada victoria para el Baskonia por 84-63 que deja a los hombres de negro sin copa del Rey.