El Madrid se aferra al liderato

ACB Photo / A. Villalba

Una gran segunda parte valió al Real Madrid para llevarse un partido en el que el Valencia resistió durante tres cuartos, pero acabó dándose por vencido ante la apisonadora blanca.

ACB Photos / A. Villalba
ACB Photos / A. Villalba

Información previa 

Primero y segundo de la clasificación se ven hoy las caras en la capital de España. Se prevee un partido equilibrado, pero en el que el Real Madrid es favorito para imponerse a un Valencia Basket que busca dar la sorpresa y conseguir una victoria que lo ponga como colider de la competición. El de hoy será el partido numero 350 de Rudy Fernández en la Liga Endesa. Ambos entrenadores tienen a su disposición la totalidad de sus plantillas, ya que no tienen jugadores lesionados.

Crónica

El Real Madrid ganó al Valencia Basket en un partido en el que a los de Laso les costó más de lo que indica el 85-71, con el que se llegó al final del choque. Los blancos sacaron el rodillo durante la segunda parte y con eso les bastó para conseguir un importante triunfo con el que se aferran al liderato, el Madrid hizo una segunda parte a un nivel espectacular a un nivel imparable. Destacan en el apartado anotador los 16 tantos de Llull y los 14 de un Rudy, que celebró de está manera su partido 350 en Liga Endesa.

El partido tuvo un inicio fulgurante de los de naranja que dirigidos en ataque por un esplendido Vives (2 triples seguidos), hizo un parcial de 11-2 a un Madrid muy espeso y precipitado en ataque, ya que no sabía como enfrentarse a la rocosa defensa que le planteaba la escuadra valenciana. Para que el equipo blanco metiese su primera canasta en juego (un triple de Randolph), tuvieron que pasar la friolera de tres minutos. Después de unos primeros minutos para el olvido el Madrid pareció empezar a entrar en el encuentro y de la mano de Randolph y Llull, que empezaron a acertar los de Laso empezaron a acercarse en el luminoso endosando un parcial de 8-0 al equipo a un equipo valenciano que no se vino abajo y que siguió trabajando a ambos lados de la pista. Con las segundas unidades en pista el partido volvió al principio y el  Valencia cogió distancias más amplias hasta el 21-16, con el que acabó el primer parcial.

El segundo parcial comenzó siendo un intercambio de canastas constante que sólo beneficiaba a los valencianos, ya que iban por delante, esto hizo que durante los primeros minutos del cuarto los visitantes tuvieran ventajas de entre cinco y siete. Hubo un momento en el que los de Laso decidieron bajar el culo y ponerse a defender con agresividad y fue así como consiguieron parar por un tiempo la producción ofensiva de los valencianos. Un Madrid que ya defendía y espoleado en ataque por un Carroll  muy acertado desde la linea del 6,75 y por un Nocioni  tan combativo como siempre consiguió hacer un parcial que lo acercaba a tres puntos. Este intento de remontada fue cortado por una falta tonta que dio tres tiros a Sato y volvió alejar en el marcador a un Madrid que también empezó a caer moralmente. El Valencia volvió así a controlar el partido y a alejarse en el marcador.

Al descanso se llegó con un resultado de 45-38 para el equipo que dirige Pedro Martinez. Los de naranja dominaron el marcador en todo momento, el Madrid no tuvo ni una sola ventaja en los dos primeros cuartos. El Valencia propuso una zona muy rocosa que hasta el momento estaba consiguiendo ahogar el ataque blanco. Los visitantes estaban mostrando un juego muy alegre al que el Madrid no estaba sabiendo hacer frente. En el apartado anotador destacaban los 7 puntos de Carroll por parte blanca y los 8 de Sato por parte naranja.

La segunda mitad comenzó con un festival anotador de los blancos desde la linea de tres, que en sus tres primeras posesiones del cuarto metieron tres triples (dos Carroll y uno Randolph), así los de Laso se volvieron a acercar en el marcador ajustando de nuevo el partido. Los interiores merengues empezaron a hacerse con el dominio de la zona y a atascar los ataques del equipo visitante que hizo muy pocos puntos en este cuarto, con todo esto el Madrid iba consiguiendo parciales muy amplios, que le llevaron a conseguir sus primeras ventajas del partido. Una vez por delante el Madrid empezó a jugar más relajado y eso se notó en el marcador y en el juego de los blancos que empezaron a hacer el baloncesto de “show time”, que tanto gusta a los de Laso. Este juego espectacular tenia lugar a ambos lados de la cancha, como demuestra los pobres 8 puntos en los que el Madrid dejó al Valencia en este cuarto, que acabó con el resultado de 64-53 para los blancos.

El último parcial empezó con un Real Madrid que tenía que defender la ventaja de 11 tantos que tanto le había costado conseguir. El equipo blanco puso la directa hacia la victoria desde el primer minuto del cuarto, los de Laso quisieron borrar del mapa al equipo naranja, que se vio en todo momento superado por el vendaval merengue. Todos los jugadores blancos mostraron un nivel superlativo, lo que acabó desquiciando a los jugadores visitantes, que acabaron pagandolo con los colegiados, esto les costó un par de técnicas, que no hicieron más que casi confirmar la victoria. Cuando quedaban 5 minutos de partido la ventaja blanca era muy amplia concretamente de 15 tantos, lo que hacía presagiar que salvo catástrofe este partido acabaría en manos del equipo de la capital. Los minutos finales de un partido ya cerrado sirvieron sólo para que la afición blanca disfrutase con el juego de su equipo.

Compartir
Artículo anteriorLos Diablillos Amarillos no pasan del empate a cero ante el Vera
Artículo siguienteAnoeta quiere volver a escuchar el himno de la Champions
Joven en busca de un hueco en el mundo del periodismo deportivo. Editor en la sección de la liga 1|2|3, redactor del RCD Mallorca, CD Leganés y Baloncesto Fuenlabrada, además aporto mi opinión sobre temas del mundo del deporte. Puedes leerme en twitter: @lillarsus4