Cambios de última hora en el reglamento para 2017

La FIA decide aumentar el peso mínimo de los monoplazas

A media mañana de hoy, hemos conocido que la FIA ha decidido realizar un pequeño cambio normativo en el reglamento técnico de 2017.

Como supongo todos recordareis, en la última publicación del reglamento técnico, se especificaba que el peso mínimo de los monoplazas para este 2017, debía ser de 722kg, veinte más que lo obligatorio el año pasado. Pero hoy el estamento que rige la competición, ha decidido aumentar en 6kg este peso mínimo, que los coches tienen que cumplir en todo momento durante el fin de semana, ya sea en las pruebas libres, calificación o carrera. Todos estos pesos con el vehículo libre de combustible.

14188199_658813550942297_3146178947462384986_o_sl6qa8q
Motorsport.com

Los motivos para decidir este cambio de última hora, ha sido consecuencia de los cambios en los neumáticos Pirelli de este 2017. Recordemos que las gomas delanteras, pasan de 245 mm a 305 mm de diámetro, ganando 60mm, y las traseras pasan de 325 mm a 405 mm. Como principal novedad, presentan una banda de rodadura un 25% más ancha y, por extensión, mayor área de contacto para que la velocidad por vuelta sea superior.

Consecuentemente, el peso de estos neumáticos, es superior al de 2016, y la federación ha establecido este aumento de peso en 6kg, por lo que finalmente, ha decidido aumentar también en 6kg el peso mínimo obligatorio.

El artículo 4.3 del reglamento técnico, ya disponía esta posibilidad, por lo que hoy la FIA lo único que ha hecho es hacerlo oficial:

“El límite de peso mínimo se ajustará en base a las diferencias, (que será redondeada al KG más próximo), entre el peso del coche completo y los pesos independientes de cada uno de los ejes con los neumáticos de seco de 2016 y 2017”

Los dos neumáticos delanteros juntos, pesarán unos dos kilogramos más y los dos posteriores, tres.

Recordemos que aparte de esto,  la FIA también había aumentado el peso máximo de combustible, pasando de los 100 a los 105kg.

Con todos estos cambios, los monoplazas pesaran 26kg más respecto a 2016, lo que se estima equivalga a un segundo por vuelta más lento que el año pasado. A pesar de esto, y gracias a la mayor banda de rodadura, mayor  límite de combustible y otros cambios técnicos, los monoplazas deberían ser entre 3-4 segundos más rápidos por vuelta que en 2016.

Compartir
Artículo anterior¡Vuelve pronto, Manolo!
Artículo siguienteKimi Räikkönen califica de inútil la jerarquía de la nueva temporada
Apasionado y enamorado de la F1 desde la época de Lauda, Prost, Senna y Mansell. Aun recuerdo ver esas carreras y como al llegar el lunes era mirado casi como un bicho raro al que le gustaban los coches en lugar de las motos. El trágico fin de semana de la muerte de Senna y Roland Ratzenberger aun me hizo amar mas este deporte, pero sobre todo me hizo respetar a esos señores que se sentaban en unos monoplazas jugandose la vida cada quince días para que otros disfrutáramos. Ferrarista hasta la médula, pero al que los colores no le nublan la vista y me dejan amar este deporte por encima de escuderías o pilotos. @JaumeCiurana