Victoria sufrida pero más que merecida del Granca ante un batallador Unicaja

ACB Photo / M. Henríquez

El Herbalife Gran Canaria sufrió lo indecible para llevarse la victoria final por 76-71 ante un Málaga que tuvo contra las cuerdas a los amarillos, pero que en el cómputo global del choque fue inferior a los de Luis Casimiro. Waczynski y Fogg con un 15 de valoración cada uno, fueron los mejores del partido, mientras que Báez con un 13 fue el mejor de los locales.

ACB Photo/M. Henríquez
ACB Photo/M. Henríquez

Canarios y andaluces se daban cita esta tarde a partir de las 18:00 (hora insular) sobre el parqué del GC Arena, en un choque entre dos rivales directos en su lucha particular por colocarse lo mejor posible en las plazas de playoff a final de curso y de paso coger buenas sensaciones de cara a la cita copera de Vitoria.

El encuentro venía indirectamente marcado por el regreso de Alen Omic a la isla tras su frustrada aventura otomana en el Efes Pilsen y su fichaje por un Unicaja que apuntalaba su juego interior con el temible Velociraptor esloveno.

Tras 2 derrotas consecutivas en liga ante MoraBanc y Valencia, los de Luis Casimiro necesitaban volver a ganar, haciendo del factor cancha un elemento desequilibrante para recuperar la dinámica positiva en la competición doméstica, tras lograr vencer en Krasnodar al Loko en la Eurocup.

Un partido más, Ryan Hollins era el descarte de los amarillos en la rotación.

Los malagueños eran los primeros en inaugurar el marcador con una penetración hasta la cocina de Jamar Smith, que era respondida de inmediato por Royce O’Neale para colocar unas tablas provisionales que Kyle Fogg rompía con tres tiros libres consecutivos, minimizados por el capitán amarillo que anotaba uno de sus 2 lanzamientos para acercar a los suyos a una sola canasta de distancia.

Unicaja seguía acertado en sus contras y Musli culminaba dos contraataques consecutivos ante el despiste defensivo de los canarios que no podían frenar al jugador franquicia de los andaluces.

Los de Casimiro no encontraban el camino hacia la pintura rival y Salin rompía el hielo desde fuera del arco, volviendo a toparse con la respuesta malagueña en las manos de un Musli que hacía lo que quería en la pintura rival, volviendo de inmediato a aparecer Fogg desde la media distancia para alejar a los visitantes hasta los 7 puntos, en un mal arranque de los amarillos.

La brecha visitante continuaba in crescendo con un triplazo totalmente liberado de Waczynski que aprovechaba la mala defensa de los grancanarios que comenzaban a hacer agua también en labores ofensivas.

Kuric desde fuera del arco volvía a dar vida a sus compañeros y Aguilar aportaba su granito de arena con un buen gancho en la pintura que provocaba el primer tiempo muerto del encuentro a 2:45 para el final del primer cuarto, con 11-16 en el electrónico.

La mejoría en la presión defensiva de los claretianos evitaba que los de Joan Plaza anotasen en la reanudación, aprovechando los amarillos para colocarse a un triple de distancia con 2 certeros lanzamientos desde la línea de personales de Pasecniks.

Una falta de Omic sobre Aguilar tras una pérdida del esloveno, permitía al granadino colocar a un punto a los canarios, que con el apoyo de la Marea Amarilla lograban voltear el marcador con 2 certeros lanzamientos de Kuric.

Un sensacional robo de Salin sobre Alberto Díaz permitía a los canarios despedir el primer asalto con un 19-16 a favor gracias a la última canasta de Pasecniks, en una gran remontada de los amarillos.

Los amarillos saltaban a la pista en la reanudación con la misma intensidad con la que acababan el primer cuarto, con un Aguilar On Fire que volvía a profanar la canasta rival tras coger su propio rebote, mientras los andaluces veían borrosa la canasta rival y Omic sufría de lo lindo para hacerse notar en la pintura gracias a la agresividad de sus ex compañeros que no le dejaban ni respirar.

Un nuevo robo claretiano convertía a Pasecniks en asistente de lujo de Rabaseda que machacaba en carrera el aro rival, consiguiendo Omic sus 2 primeros puntos, que recibían la respuesta en forma de triple de Sasu,  mientras Lafayette y Dani Díez se estrenaban con sendos triples cada uno para colocar la diferencia en tan solo 2 puntos.

Planinic era el encargado de sumar un punto más al casillero local, pero Lafayette en una contra volvía a sumar a pesar del tapón ilegal de Rabaseda y Sasu se encargaba de habilitar nuevamente al interior croata para que este volviese a sumar con un gancho a la media vuelta, que era devuelto en la pintura rival por Omic, al tiempo que Báez convertía a aro pasado sobre la bocina de posesión, en un toma y daca apoteósico entre ambos equipos.

El Unicaja a través de Dani Díez sumaba un nuevo punto desde la zona de tiros libres y Fogg colocaba nuevamente las tablas en el marcador con un canastón de media distancia bien punteado por Kuric, volviendo a adelantar Báez a los claretianos con un espectacular mate y Hendrix sumaba sus 2 primeros puntos ante sus ex, para volver a estirar una ventaja que permitía a los amarillos llegar al descanso con 35-31.

ACB Photo / M. Henríquez
ACB Photo / M. Henríquez

Unicaja comenzaba de la mejor manera el tercer round con un 2+1 de Nedovic que volvía a estrechar el cerco sobre los amarillos que se encomendaban a Bo McCalebb para sumar 2 nuevos puntos para los suyos, pero rechazando el regalo del adicional en su penetración hasta la cocina.

Royce y Musli intercambiaban canastas y Pasecniks se hacía gigante en la zona para aumentar la renta local con dos puntos respondidos por Nedovic desde la línea de castigo, para que nuevamente Bo se pasease por la pintura rival para colocar una bomba inteligente y Waczynski abriese la lata de los triples en el tercer periodo.

El Granca no rehuía de la batalla y Báez volvía a aparecer con un 2+1 en el que el adicional no quiso entrar para alivio de Joan Plaza que daba instrucciones sentado en su banquillo, mientras su equipo sufría la intensa defensa local y el árbitro concedía una falta inexistente a Musli en un intento de robo de Bo que permitía a los cajistas recortar los 2 puntos logrados por el dominicano, que volvía a aparecer en la pintura rival para conseguir un nuevo 2+1 que esta vez no perdonaba para llevar a los amarillos al +5 en el marcador.

Musli volvía a visitar la línea de castigo pero los silbidos del respetable evitaban que anotase más de un punto, pero un nuevo triple de Waczynski volvía a colocar a los andaluces a un tiro de piedra de los claretianos que no lograban abrir una brecha en el marcador.

Unicaja volvía a encomendarse a los tiros libres de Musli para volver a colocar a los andaluces por delante en el luminoso, siendo Rabaseda el encargado con un mate servido por Hendrix de forzar un parón en el reloj a 2:48 para el final del asalto con un ajustado 50-49.

El gerundense volvía a ser letal en una contra en la reanudación, pero Fogg respondía con una buena canasta en la zona totalmente liberado, evitando que los amarillos pudiesen poner tierra de por medio en el marcador.

Una vez Musli con un mate colocaba a los de Plaza por delante, pero Hendrix con una canasta imposible contra tablero volvía a situar a los amarillos con un +1 en un choque sin un dominador claro en el que la suerte cambiaba de barrio en cada jugada.

Kyle Fogg desde la línea de tiros libres colocaba la igualada a 54, pero un triplazo sobre la bocina de Kuric permitía a los amarillos llegar al final del asalto con un 57-54.

Con 10 minutos de auténtico infarto arrancaba el último round en busca de un ganador par un choque en el que la igualdad había marcado los tres asaltos anteriores.

Fogg recortaba distancias tras un pase interceptado a Albert Oliver por Nedovic, pero los amarillos mantenían la serenidad y Kuric colocaba un nuevo canastón para mantener a salvo la renta de tres puntos, rota con un gancho de Alberto Díaz que era devuelto espectacularmente por Rabaseda con un mate en carrera tras robar él mismo la pelota.

El veterano base amarillo acababa con su sequía con sus 2 primeros puntos de la tarde en el momento en que más lo necesitaba su equipo, llevándose el reconocimiento de la Marea Amarilla, pero Waczinski volvía a meter a los suyos con una buena canasta pisando la línea exterior, deteniéndose el crono a 5:57 para el final con un apretado 63-60 en el electrónico.

Un nuevo triple de Jamar Smith en la reanudación colocaba unas tablas que eran cercenadas por Salin desde fuera del arco, en una reacción clave del escolta finés que cuajaba una de sus mejores actuaciones en los últimos meses.

Los nervios y las defensas se convertían en las protagonistas, pero Jamar Smith colocaba una nueva canasta en la zona rival, que Salin volvía a responder con un triple antológico, que volvía a obtener respuesta del propio Jamar desde fuera del arco, provocando un nuevo tiempo muerto a 2:41 para el final, con 69-68 en el marcador.

Bo McCalebb volvía a aparecer en la reanudación con un salvador 2+1 que se convertían en todo un balón de oxígeno para los claretianos, rematando Pasecniks la faena con un gancho que dejaba a los amarillos con 74-68 y a Plaza desesperado solicitando un nuevo parón a 1:48 para el final del encuentro.

Una gran defensa de los claretianos evitaba que Unicaja pudiese anotar de 3, conformándose con un tiro libre convertido por Fogg, matando el partido McCalebb con una nueva canasta contra tablero , que respondía Nedovic con una bombita que dejaba a los amarillos con un +5 que les daba la victoria final por 76-71, rompiendo la mala racha de 2 derrotas consecutivas en liga.