Tras el descanso, la victoria

123-92 y los Warriors consiguieron volver a la victoria tras la derrota ante los Kings. Klay Thompson disparó a los suyos y dejó a tras los números de los demás jugadores. Los Warriors llevan ya sin perder dos partidos seguidos 22 meses y subiendo.

En ningún momento unos Bulls sin Butler lograron inquietarlos y solo hay que ver las estadísticas finales para ver la brutal diferencia que hubo en el campo: 55% frente al 40 de tiros de dos, 53% frente a 16% en tiros de tres y 92% frente a 73% de tiros libres. Un atropello total en todas las facetas.

Desde el primer cuarto los Warriors arrancaron disparados y en el primer tiempo ya tenían un amplio 30-17. La buena actuación de Durant sirvió para que los locales empezasen tranquilos el partido y los dos siguientes cuartos mantuvieron igualdad en el marcador: 25-24 y 31-29.

chicago-tribune
Foto: chicago-tribune

Los Warriors, en realidad, no necesitaron ningún exceso para ganar de 31 puntos a un equipo que estaba en horas bajas. Un dato escalofriante: suman en la temporada 34 partidos (de un total de 52) con al menos 30 asistencias… y 15 partidos con 35. Otra barbaridad. Los Bulls, con lo poco que tenían, pasaron por el Oracle sin dejar ningún rastro (como por la temporada actual: 26-27 en estos momentos) y se apoyaron en la producción interior de Robin Lopez y Taj Gibson. Por fuera, se quedaron en un 4/24 en triples (33 puntos menos que los Warriors más allá de la línea de tres).

Los mejores números los puso Robin Lopez con un doble doble de 17 puntos y 10 rebotes en 29 minutos, Taj Gibson puso 15 puntos y 9 rebotes en 22 minutos, mientras que Rondo, Grant y el ÑBA Mirotic alcanzaron también los dobles dígitos en puntos.

Por parte de los locales, el mejor fue Klay, En el día de su 27 cumpleaños alcanzó los 400 partidos como titular y logró ser el máximo anotador del partidos con 28 puntos, ayudado por Durant con 22 puntos y 10 rebotes más el ‘multiusos’ Green, que acabó el encuentro con 19 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias en 31 minutos, siendo el jugador que más estuvo en cancha.

McGee por momento fue bastante importante y era el que despertaba a los suyos, logrando llegar a los 13 con los que igualó a un Curry que tuvo muy pocos tiros a canasta y solo encestó un triple de cuatro intentos. Otra cosa para apuntar fueron los primeros minutos de Briante Weber, que tuvo ya su primera canasta de dos con una penetración marca de la casa.

Compartir
Artículo anteriorSidibe al AfroBasket dos semanas
Artículo siguienteBijimine es baja indefinida
El día que el samurái tenga un gran arma, será invencible. @VAVELcom (@Atleti_VAVEL), @Tercer_Equipo (ATM, BVB + GSW?)