Previo GP Canadá: Conozcamos el Gilles Villeneuve

Tras tres carreras en Europa, el campeonato del mundo de F1 se desplaza al continente americano, a la siempre emocionante pista semiurbana del circuito Gilles Villeneuve

Las instalaciones del Gilles Villeneuve están situadas en una isla artificial (hecha con las rocas extraídas al construir el metro de Montreal) repleta de zonas verdes y que tiene parte del trazado transitable el resto del año.

DBTTOXPWAAA-jr0
F1.com

El carácter semiurbano del circuito hace que las barreras de protección y muros se encuentren muy pegados a la pista. El más famoso es el llamado ‘Muro de los Campeones’ llamado así desde que en la edición de 1999 Jacques Villeneuve (hijo de Gilles), Michael Schumacher y Damon Hill se estrellaran contra él. Los tres eran Campeones del Mundo y ello provocó que esa zona recibiera aquel apodo. En él se puede leer la inscripción ‘Bienvenido a Quebec’, en francés.

Pero este año, esto va a ser diferente. Ya que el circuito tendrá varias modificaciones de cara al Gran Premio de este 2017.  Estos cambios se centran sobre todo en el apartado de la seguridad debido a la mayor velocidad de los nuevos monoplazas. Uno de los cambios más significativos y simbólicos es la modificación del icónico “Muro de los Campeones”, que tendrá un ángulo diferente ya que la FIA lo ha considerado como peligroso en su estado actual,

Además se ha decidido modificar las puzolanas de gravilla, asfaltándolas y se ha cambiado el guardarraíl de acero de la curva 5 por una barrera SAFER.

Emplazado en la entrada a la recta de meta, el muro de los campeones es, (era), uno de esos puntos míticos del Mundial de Fórmula 1. El único muro con nombre propio y con el que se la han visto tantos campeones de esta especialidad. Es el final de la chicane con la que se llega a meta y que sirve para pasar de más de 300 km/h a unos 150 con el que los coches salen escupidos hacia un muro por el que los pilotos tienen que pasar a pocos centímetros para apurar hasta la última centésima de segundo en cada uno de los giros a este circuito.

El Circuito Gilles Villeneuve de Montreal tiene 13 curvas: 7 a derechas y 6 a izquierdas. La medida actual del trazado es de 4’361 kilómetros. A él se dan 70 vueltas, completando un total de 305.270 kilómetros. El consumo aproximado de combustible por vuelta es de 2 kilos más o menos. Se trata de un circuito con amplias rectas y fuertes frenadas que hacen posible los adelantamientos.

El de Montreal es un circuito que suele gustar a los pilotos. Es complicado pero a la vez divertido. Su velocidad media es de unos 220 km/h. Tiene una bonita combinación de rectas muy rápidas y curvas lentas, para las cuales hay que emplear a fondo los frenos ya que se llega a altas velocidades. No hay muchas curvas rápidas.

1465385025982
F1.com

El carácter semiurbano del circuito hace que se encuentre bastante sucio al iniciarse el fin de semana, aspecto que mejora según avanza el gran premio. La carga aerodinámica es baja-media. Los pilotos tienen que sacar lo mejor de sí mismos para sacar el máximo rendimiento, y para ello se ayudan de los pianos.

Junto a las largas rectas, en Montreal encontramos fuertes frenadas y giros muy técnicos. Las frenadas son de las más duras de todo el año, con seis frenadas superiores a los 250 km/h (cuatro de ellas por encima incluso de los 300), lo que castiga mucho los frenos de los monoplazas, que se desgastan muchísimo. Ante este panorama, y sin curvas rápidas, se necesita un coche con buena tracción saliendo de las curvas lentas, buena velocidad punta y que pase bien sobre los pianos. Los motores sufren un gran castigo por el tiempo que hay que ir a fondo de manera continua en la recta más larga (14 segundos). En el cómputo global, el uso del motor al máximo no es excesivamente alto, el 62%.

Como ya es tónica habitual durante  la temporada, el Gilles Villeneuve contará con dos zonas de DRS y las recupera después de que solo tuviésemos una en Mónaco por la falta de zonas aptas para implementar dos. La gran Recta del Casino y la recta de meta volverán a ser los lugares elegidos para que los pilotos puedan activar el DRS. Eso sí, solo habrá una zona de detección, justo a la salida de la horquilla (curva 10).

En Montreal se pondrá en juego el neumático blando, el superblando y el ultrablando de la gama de Pirelli, la misma elección que en Mónaco, en un circuito que hace hincapié en el agarre mecánico.

14762_01_MESCOLE

Horarios

  Viernes

    Libres 1: 16:00h

    Libres 2: 20:00h

  Sábado

    Libres 3: 16:00h

    Calificación: 19:00h

 Domingo

    Carrera: 20:00h

Compartir
Artículo anteriorOficial | el lateral bosnio Sead Kolasinac deja el Schalke y firma por el Arsenal, club al que llega a coste cero
Artículo siguienteOficial: Tito seguirá siendo pepinero
Apasionado y enamorado de la F1 desde la época de Lauda, Prost, Senna y Mansell. Aun recuerdo ver esas carreras y como al llegar el lunes era mirado casi como un bicho raro al que le gustaban los coches en lugar de las motos. El trágico fin de semana de la muerte de Senna y Roland Ratzenberger aun me hizo amar mas este deporte, pero sobre todo me hizo respetar a esos señores que se sentaban en unos monoplazas jugandose la vida cada quince días para que otros disfrutáramos. Ferrarista hasta la médula, pero al que los colores no le nublan la vista y me dejan amar este deporte por encima de escuderías o pilotos. @JaumeCiurana