El Racing se posiciona a dos pasos del cielo

Imagen vía Real Racing Club Santander

En una tarde de ensueño, con unos Campos de Sport del Sardinero hasta la bandera, con una afición entregada a sus héroes, el Racing de Santander ha sido capaz de protagonizar una épica remontada del 2-0 cosechado por el Villanovense en la ida, llevándose la victoria por 4-0 que les convierte en finalistas del playoff de ascenso a LaLiga 1/2/3.  Jagoba Beobide, Julen Castañeda, Abdon Prats y Santi Jara se vestían de héroes con un tanto cada uno que daba el pase a los cántabros en medio de un ambiente festivo por todo lo alto.

Imagen vía Real Racing Club Santander
Imagen vía Real Racing Club Santander

[sls id=”1897″]

El Villanovense llegaba a Santander con la confianza de la renta lograda hace una semana en casa ante un rival con el peso de la historia sobre sus espaldas y que tenía que lidiar con la presión del que sabe que no puede fallar y con un escudo en el pecho representativo de su historia centenaria que reclama el regreso a la élite, tras quedarse la temporada pasada a las puertas del triunfo.

Ángel Viadero y Dani Aquino ya lo habían advertido en los prolegómenos del choque, que la diferencia era importante, pero para nada insalvable, ante su gente, con el apoyo de una afición incansable, liderada por una Gradona de los Malditos que sabe estar en las buenas y en las malas y con el empuje de toda una ciudad que más que nunca respiraba racinguismo por los cuatro costados. 90 minutos en el Sardi son una eternidad para un rival no acostumbrado a torear en plazas tan importantes y con tanto en juego, situación con la que los racinguistas contaban de antemano.

Desde el primer minuto de partido el empuje de los locales y en cierta manera la ansiedad de sus jugadores por conseguir un tanto pronto parecía pasarle factura a un Racing que perdía demasiado pronto el balón, pero con la ventaja de la renuncia casi absoluta de los Villanos por intentar salir de su cueva para intentar aumentar su renta, lo que contribuiría a la tranquilidad de los santanderinos a la hora de volcarse al ataque en busca de una remontada complicada pero para nada inalcanzable.

La presión local empujaba cada vez más a los visitantes, más preocupados en despejar balones fuera que en buscar trenzar jugadas que les permitieran tener un mayor control del partido, llegando la primera jugada clave del choque en un derribo claro a los 24 minutos de Iván Pérez sobre Héber, señalado como falta lateral para el Racing que ejecutaba Santi Jara y que los cántabros aprovecharían para adelantarse en el marcador tras recoger Jagoba Beobide el rechace de la zaga rival, propinando un zapatazo que desviaría ligeramente un defensor rival para colarse como un obús en el interior del marco defendido por Wilfred, tras golpear violentamente en el travesaño, convirtiéndose en el 1-0 de la esperanza para los locales.

Con el marcador a favor, el Racing pudo controlar mejor la presión, mientras el Villanovense comenzaba a perder un poco esa sensación de tranquilidad, pero sin variar en absoluto su plan inicial, limitándose a defender con uñas y dientes, siendo los cántabros los dueños y señores del encuentro, con Santi Jara convertido en pesadilla por su banda derecha y Borja Granero imponiendo su poderío físico en la medular.

Sin embargo los planes de Viajero sufrirían un pequeño inconveniente en forma de lesión en el minuto 41 de encuentro, perdiendo a David Córcoles que tenía que abandonar su puesto en el lateral diestro racinguista, dando la alternativa al jovencísimo Miguel Gándara. Poco después sería Pajuelo en el bando rival quien se auto lesionaría en su intento de despeje de un balón en área propia, que obligaba al Villanovense a dar entrada a Rojas en su lugar.

Imagen vía Real Racing Club Santander
Imagen vía Real Racing Club Santander

Sin más cambios en ninguno de los equipos arrancaba la 2ª mitad con un susto para el cuadro local que recibía un tanto de Rojas que automáticamente era bien anulado por fuera de juego para tranquilidad de la parroquia local y que servía de aviso para el Racing, que no solo debía buscar el 2º tanto de la tarde, sino proteger la retaguardia para mantener la meta de Iván Crespo cerrada a cal y canto.

Héber y Abdon Prats tenían sus ocasiones, pero el Villanovense se amparaba en Wilfred para mantener la mínima renta que les daba el pase a la siguiente fase, mientras Valverde era el único jugador visitante que parecía tener ganas de dejar su impronta en la tarde de hoy sobre el césped del Sardinero, pero encontrándose con la oposición de un Julen Castañeda de matrícula de honor, que se multiplicaba en labores defensivas para tranquilidad de Crespo.

Sin embargo, sería el Racing quien golpearía a su rival con 3 mazazos consecutivos en forma de goles. El propio Castañeda (min. 74), Abdon Prats (min. 77) y Santi Jara (min. 81) terminaban de rematar la faena con sus goles, matando la moral de un Villanovense desesperado que se veía con menos de 9 minutos para obrar el milagro de materializar 2 goles que le devolviesen una ventaja que ya no volverían a obtener a pesar de la entrada de uno de los héroes de la ida, Mustafá, con una grada entregada a sus héroes y que ve más cerca que nunca el retorno a la categoría de plata, un retorno que está a dos pasos, solo dos pasos, tras una temporada larga, dura y agónica en la que los santanderinos quieren recuperar parte de su historia, viviendo un nuevo ascenso tan soñado como esperado.

Incidencias

Encuentro de vuelta de la 2ª ronda de playoff de ascenso a LaLiga 1/2/3, celebrado en los Campos de Sport del Sardinero ante 18.323 espectadores.

Alineaciones iniciales

Real Racing Club Santander [team1]

CF Villanovense [team2]

Compartir
Artículo anteriorLuz verde para la renovación de Fernando Torres
Artículo siguienteTiago ejercerá de enlace entre jugadores y cuerpo técnico
Subdirector de Tercer Equipo, padre de familia y periodista vocacional en busca de su lugar en el mundo del periodismo deportivo.