El Tenerife despierta del sueño de Primera a un Cádiz sin pegada

El Tenerife se impuso al Cádiz en el Heliodoro por 1-0 gracias a un gol de Shibasaki con lo que logra el pase a la final del ascenso contra el Getafe. Los canarios igualaron la eliminatoria y tuvieron que jugar la prórroga pero su mejor posición de la Liga regular les bastó para eliminar a un conjunto andaluz que mereció mucho más. El Cádiz no fue inferior en ninguno de los dos partidos pero su falta de pegada, sobre todo en el tiempo extra, le condenó a pesar de haber dado mucha guerra.

Germán golpea un balón en presencia de Rubén Cruz / LaLiga
Germán golpea un balón en presencia de Rubén Cruz / LaLiga

José Luis Martí hizo dos cambios con respecto al choque de Carranza metiendo a Suso por Aarón Ñíguez en el extremo derecho situando al japonés Shibasaki en la banda izquierda. Además, el hondureño ‘Choco’ Lozano dejó atrás sus molestias físicas y arrancó de inicio. Por su parte, Álvaro Cervera dispuso el mismo equipo que ganó 1-0 el pasado jueves nuevamente con el máximo artillero cadista, Alfredo Ortuño, en el banco de suplentes con lo que Rubén Cruz seguía siendo la referencia arriba buscando la presión asfixiante en tres cuartos de campo.

El Tenerife, consciente de sus urgencias, salió a morder, su intensidad en el arranque fue superlativa, sin embargo fue el Cádiz el que casi dejaba la eliminatoria cuesta arriba para los chicharreros, corría apenas el minuto 3 cuando un barullo en el área pequeña tinerfeñista lo resolvía Rubén Cruz desde el suelo con un remate que repelía a bocajarro Dani Hernández. El Heliodoro, muy animoso desde los primeros esbozos, se heló por momentos. A pesar de la clara oportunidad visitante, al Tenerife se le veía mejor que en la ida, al menos en cuanto a ganas. Los de Martí tenían la posesión en el choque, se veía a un ‘Choco’ Lozano muy activo con Raúl Cámara, a diferencia de lo ocurrido en Carranza, subiendo con profundidad por el lateral diestro. Así, se llegaba al primer cuarto de hora con los canarios controlando el juego pero el Cádiz, muy cómodo sobre el tapete, poniendo las ocasiones como las que tuvieron José Mari en el 13′ y Aketxe en el 15′ tras sendos tiros lejanos.

Shibasaki y Carpio pugnan por un balón / LaLiga
Shibasaki y Carpio pugnan por un balón / LaLiga

En el 21′ llegaba el primero tiro de los blanquiazules con un golpe franco directo obra del japonés cedido por el Kashima Antlers, Shibasaki, tras un clamoroso manotazo de Sankaré sobre Lozano. El asiático buscó la escuadra pero el esférico se le fue desviado. Con el paso de los minutos el dominio canario se intensificó, a la media hora de juego hasta el 63% de posesión tenía el Tenerife; Amath N’Diayé estaba muy enchufado con Suso y Shibasaki muy activos por sus bandas mientras que el Cádiz solo jugaba en largo perdiendo casi de inmediato la bola si bien es cierto que estaba bien plantado conteniendo las acometidas locales.

En el 33′ llegaba el primer punto de inflexión del partido, Raúl Cámara, muy ofensivo hoy, metía un balón interior a Suso que se interna hasta línea de fondo ya en área cadista, mete un pese de la muerte, Amath N’Diaye la deja pasar y ahí estaba solo en el segundo palo Shibasaki para anotar el 1-0 en el primer despiste defensivo del Cádiz no solo en el partido, sino en toda la eliminatoria. Sin grandes alardes, el Tenerife ponía el 1-0 e igualaba la eliminatoria que se iría a la prórroga, en el caso de que ésta acabara así con el 1-o el Cádiz quedaría eliminado ya que el equipo canario quedó mejor posicionado que el andaluz en Liga Regular de acuerdo a la reglamentación de este ‘playoff’ de ascenso a Primera.

El cuadro de Álvaro Cervera, que hoy vestía de verde, pudo marcar el empate en el 38′ pero el remate de Aketxe desde la frontal le salió algo mordido. Los cadistas parecían reaccionar, Salvi en el 41′, en un alarde de velocidad, se fue de tres defensores aunque su posición algo escorada facilitó la labor de Dani Hernández que despejaba el remate con el pie. Esa jugada salió de una ley de la ventaja tras una entrada de Raúl Cámara que pudo costarle la segunda tarjeta amarilla y la consiguiente expulsión, pero el colegiado de la contienda, Areces Franco, hizo la vista gorda lo que provocó la indignación del banquillo del Cádiz.

Los jugadores del Tenerife celebran el único gol del partido / LaLiga
Los jugadores del Tenerife celebran el único gol del partido / LaLiga

Ahí moría una primera parte cuyo 1-0 fue demasiado castigo para el Cádiz que quedaba gravemente penalizado por su único error defensivo. Los andaluces tenían bajo control la situación pero el gol de Shibasaki revolucionó el duelo y la escuadra chicharrera estaba provisionalmente en la final por el ascenso a la Primera División.

En el segundo tiempo ya se veía al Cádiz intentando tener más el balón, la obligación le podía. Eso implicaba más espacios atrás, Amath N’Diaye empezaba a ser un quebradero de cabeza para una defensa cadista a la que se le multiplicaba el trabajo si bien es cierto que el Tenerife no culminaba con ocasiones claras. En cambio, en el 50′ el Cádiz pudo ponerse por delante en la eliminatoria pero Aketxe, con tiempo para controlar en el corazón del área, le pegaba de primeras saliéndole el tiro muy al centro, sencillo para el meta venezolano Dani Hernández.

El Cádiz fue arrinconando al Tenerife que, eso sí, llegaba con pocos toques al área visitante fruto de los enormes huecos que dejaban los laterales Carpio y Brian Oliván, ahora más predispuestos a tareas ofensivas, en esa tesitura, Amath N’Diaye, que se estaba dando una auténtica paliza en las contras, ejecutaba en el 59′ un tiro que se le iba alto. Pero el cuadro canario sufría consciente de que un gol del Cádiz le obligaba a hacer dos. En el 67′, Cervera y Martí movían ficha, en el Cádiz con la entrada de un futbolista técnico y creativo como el francés Rafidine Abdullah en lugar del ‘stopper’ Garrido, Martí, por su parte, metía a Alberto Jiménez por Aitor Sanz, cambio de cromos en el mediocentro defensivo.

El Cádiz era superior, lo intentaba de todas las maneras, en el 71′ una gran combinación de Abdullah y Aketxe resultó con un remate de Rubén Cruz que repelió la defensa. Los andaluces eran acreedores del empate pero con el paso de los minutos empezaron a perder profundidad, la prórroga se acercaba, el Tenerife trataba de no cometer errores y el Cádiz no encontraba con la entrada de Abdullah el resultado esperado. Ya en tiempo de descuento, los pupilos de Martí empujaron de lo lindo, el Cádiz, ya con Ortuño ingresado en el césped, sufría pero el luminoso no se movió con lo que el tiempo extra decidiría quién pasaría a la final del ascenso.

Aketxe controla un esférico en presencia de Camille / LaLiga
Aketxe controla un esférico en presencia de Camille / LaLiga

La primera parte de la prórroga transcurría sin sobresaltos, excesivo centrocampismo, buenas noticias para el Tenerife que tenía al cronómetro de su parte. Ante ello, Cervera metió con el último cambio más pólvora introdujo a Aitor García por Brian Oliván. El Tenerife buscaba más frescura con Omar Perdomo en lugar de un ‘Choco’ Lozano, ya exhausto, que cuajó una gran actuación. En el último suspiro la tuvo el Cádiz, ya se había cumplido el tiempo de la primera mitad del tiempo extra cuando Aketxe ejecutó el saque de esquina encontrando la cabeza de Ortuño cuyo remate en la chica pasó rozando el larguero de la meta local.

Al Cádiz, que se mueve como pez en el agua jugando a la contra, le costaba Dios y ayuda crear fútbol, el cansancio no ayudaba, incluso Omar Perdomo pudo hacer el 2-0 en el 109′, ya iniciada la segunda parte de la prórroga. Justo después, Aketxe hizo gala de su gran golpeo de balón y casi marca de falta, la bola se fue rozando el larguero. El Cádiz agonizaba, buscaba alguna acción aislada o algún despiste defensivo de los locales, llegó a cuatro del final con los visitantes volcados, una pelota colgada le llega a Ortuño que le gana la partida en el área chica y el ariete murciano a bocajarro se topaba con Dani Hernández.

El Cádiz bordeaba la hombrada, Aketxe lo volvía a intentar desde fuera del área, el Tenerife, agazapado, sufría de lo lindo. En el último minuto, una falta sobre Aitor García es sacada rápido por Carpio, el balón le llega a Álvaro García que en la frontal de la chica remataba pero se le escapaba fuera, una oportunidad clamorosa. Ahí la tuvo el Cádiz que acabó muriendo en la orilla tras tener clarísimas opciones en el tiempo extra. El partido finalizaba y el Tenerife, gracias a quedar en mejor posición en la Liga, pasaba a la final del ascenso ante el Getafe, algo no del todo justo ya que el Cádiz no fue peor en ninguno de los dos choques. Las lágrimas de Álvaro García simbolizaban lo que fue una eliminatoria agónica en la que los amarillos decían adiós a su retorno a la Primera División.

Alineaciones iniciales

CD Tenerife

[team1]

Cádiz CF

[team2]

Eventos del partido

[sls id=”1904″]

Incidencias

Árbitro: Víctor Areces Franco (comité asturiano).

Partido correspondiente a la vuelta de la Promoción de Ascenso a Primera Divisón entre el CD Tenerife y el Cádiz CF jugado en el Estadio Heliodoro Rodríguez López ante 20.761 espectadores, la mejor entrada de la temporada en el coliseo canario. Noche agradable en Santa Cruz de Tenerife con 20º de temperatura.