Geta, todo lo haces grande

El Getafe CF vuelve a la Primera División tras superar al Tenerife por 3-1 en el partido de vuelta de la Final del Play-off de ascenso a la Liga Santander. Los goles de Dani Pacheco fueron claves para conseguir el tan ansiado ascenso.

El Getafe CF consiguió su segundo ascenso a Primera División | Foto: La Liga

Lucha Getafe con gallardía. Que sí, que el Getafe ha vuelto a la Primera División. La eliminatoria frente al Tenerife resume a la perfección la temporada. Remar, sufrir y conseguir el objetivo. Desde el debut en Miranda de Ebro hasta el éxtasis en el Coliseum han pasado 309 días. 10 meses y cinco días. Lo que comenzó como agonía acaba como sueño. Plantilla, cuerpo técnico, directiva y afición lo han conseguido. Desde el gol de Pacheco en Miranda hasta el gol de Pacheco en el Coliseum. El Getafe, le pese a quien le pese, hizo historia. El Getafe, lo hizo a lo grande. El Getafe, lo hizo sufriendo. Porque si no, no sería el Geta.

Tus jugadores leones son. Son leones, y así lo demostraron. Los que llegaron en junio, los que llegaron el 31 de agosto y los que llegaron en enero. Todos y cada uno de ellos han hecho HISTORIA. Desde Guaita hasta Jorge Molina, pasando por Emi Buendía, Stefan e incluso Rolf Feltscher. Los 29 jugadores que han participado en la competición merecen su reconocimiento. Desde Jorge Molina hasta Miguel Ángel. Desde Dani Pacheco hasta Gustavo. Casi un año de trabajo diario. Trabajo diario culminado con el mayor premio posible. Trabajo diario que, por fin, tiene su recompensa. Las paradas de Alberto García, el saber estar de Molinero, las subidas locas de Damián, el trabajo de Lacen, Faurlín y Mora, la garra de Álvaro y Chuli. El trabajo de TODOS. Lo colectivo antes que lo individual.

Y cuando avanzas exclaman todos. Cala y Cata Díaz. Portillo y Jorge Molina. Parejas ya inolvidables. Parejas que ya han hecho historia. Dos centrales que han aupado al Getafe a la Primera División. Centrales que son algo más que centrales. Centrales que son líderes, son capitanes, son historia. Centrales que volvieron de Argentina para volver a hacer historia en el Getafe y conseguir el ascenso. Centrales que han dado la cara por su equipo y que han demostrado un compromiso impropio de alguien que apenas lleva dos temporadas en el equipo. Centrales que marcan. Centrales de época. Algún día hablaremos de Portillo y Jorge Molina más detenidamente. Menuda sociedad. La Segunda División se ha rendido a sus pies. 26 goles y 11 asistencias entre los dos. Números de jugadores de baloncesto. Portillo, la pausa, la calma, el saber estar, el dueño del balón. Jorge Molina, el goleador, el trabajador, el no rendirse nunca. 22 goles con 35 años. Un ejemplo de superación increíble. Pocos como él. Bajó al fango de la Segunda para demostrar que sigue siendo de Primera. Gracias Juan Cala, gracias Cata Díaz, gracias Francisco Portillo, gracias Jorge Molina.

Viva el Getafe que es el mejor. Bordalás lo ha convertido en el mejor. Bordalás cogió al Getafe en coma y lo tiene más vivo que nunca. Bordalás llegó con el equipo en penúltima posición y lo tiene en Primera División. Bordalás no ha perdido ningún partido en el Coliseum Alfonso Pérez. Bordalás ha vuelto a imponer su estilo en la categoría. Bordalás ha vuelto a desesperar a rivales y amigos. Bordalás ha vuelto a hacer historia. Trabajo, implicación y la fortuna de contar con un enorme grupo futbolístico y humano. José Bordalás ha pasado por encima de lloros y quejas de otros tantos equipo de la categoría. Ha demostrado quien manda. Ha demostrado que con él “no se rinde nadie”. Ha demostrado todo. José Bordalás, eres el rey de la Segunda División. José Bordalás, vas a debutar en Primera División con el Getafe CF.

El Getafe CF volvió a la élite | Foto: La Liga

Sigue la ruta que hasta ahora llevas. De San Pachón a San Pacheco. Del 19 de junio de 2004 al 24 de junio de 2017. Históricos. Inigualable. Dani Pacheco es el héroe del ascenso. Por su trabajo en silencio, por su sufrimiento. Dani Pacheco es el héroe del ascenso por no rendirse nunca y conseguir tres seguidos. Es el héroe del ascenso por los malos momentos que ha pasado durante el año. Es el héroe del ascenso porque se ha costeado tratamiento privado para llegar al final de temporada. Es el héroe del ascenso porque estaba llamado a hacerlo. Es el héroe del ascenso porque hizo dos goles y un partido de bandera en el día clave. Es el héroe del ascenso porque hizo el primer y el último gol del Getafe. Es el héroe del ascenso porque lo merece. Dani Pacheco, has vuelto a hacer historia.

Llena de triunfos, honra y honor. Honor. Díficil encontrar un mejor adjetivo para describir a la afición del Getafe. Sí, esa que son cuatro gatos. Sí, esa con la que te metes cada mañana. Sí, esa que no deja sola su equipo nunca. Sí, sabes de cual hablo. Una afición maltratada por toda España. Una afición que ha soportado todo tipo de insultos y vejaciones. Una afición que vale muchísimo. Una afición leal. Una afición increíble. Una afición que merecía un ascenso. Una afición enorme. De Miranda de Ebro al Coliseum. En todos y cada uno de los 46 partidos Getafe ha estado representado. Por una, cinco, cien, mil, cuatro mil, siete mil o quince mil. ¿Y qué más da? Si hay sentimiento, poco importa lo demás. Y esta afición lo ha demostrado. Gracias, cuatro gatos. Gracias, Getafe.

Hasta que todos decirte puedan. Por los 2.000 que estuvieron en Sevilla. Por los 2.000 que vieron a su equipo caer. Y por todos. Por todos los que sufrieron con el Getafe. Por el descenso en Sevilla. Por las campañas en los medios de comunicación que tenían un único objetivo: ver al Getafe caer. Crear violencia, hacerlo pasar mal a los aficionados en Sevilla. Por todos aquellos que celebraron el 15 de mayo y hoy rabian. El Geta, todo lo puede. Que se lo preguntan al Barça, al Racing, al Benifca e incluso al Bayern de Münich. Getafe vuelve a la élite, lugar del que nunca se debió ir. Vuelve por méritos propios. Vuelve por merecimiento. Vuelve por todos los que nunca le dejaron de alentar. 405 días después, el Getafe CF vuelve.

Viva el Getafe que es campeón. Por todos los que no están. Por todos los que transmitieron el sentimiento azulón. Por todos los que transmitieron el sentimiento. De padres a hijos. Por todos los que estarán celebrando el ascenso del Geta, allá donde estén. Por todos ellos y por nosotros, por eso va el ascenso. El Getafe es de Primera División.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =