Ahora McLaren juega a ir de víctima en su búsqueda de opciones

Marca

Después de 10 fechas del campeonato diciendo públicamente que se mantiene con Honda, hoy McLaren dice, en alusión a Ferrari y Mercedes, que los otros equipos disfrutan de verlos en crisis

Una de las grandes verdades de la F1 es que uno no puede ir por el paddock diciendo que no necesitas al resto, y después decir que los demás no desean apoyarte porque no te quieren ver competitivo, lo único que consigues es cerrar puertas.

No es novedad decir que McLaren está en problemas en la F1, y señalar que su relación con Honda está en un punto muy complicado, lo que sí es muy difícil, es por un lado tratar de defender tu relación comercial con la firma japonesa, y por otro conseguir un nuevo proveedor de motores. Esa es la complicada tarea que tiene Zak Brown, director del equipo inglés.

McLaren
McLaren

 

En más de una ocasión Brown ha señalado que no están interesados en hacerse de los servicios de motores Mercedes, e incluso Toto Wolff en más de una ocasión ha señalado que si McLaren no está interesado en sus motores, ellos tampoco están interesados en analizar dicha opción, y lo mismo ha pasado con Ferrari, quien incluso ha cuestionado la posible ayuda que Honda podría recibir de la misma Mercedes y de los dueños de la F1 en el desarrollo de su motor.

A día de hoy, se rumorea en la F1 que Honda podría romper su acuerdo para proverles de motores a Sauber, como rechazo a las decisiones corporativas tomadas por la escudería, y que empezando la segunda parte del campeonato analizarían si se mantienen en la F1, lo que debería de tener preocupado a McLaren, porque de tanto decir que no necesitan al resto pudiera ser, en un escenario sorpresivo, que los necesitara más que nunca

Sin embargo en sus últimas declaraciones Brown se deja ir en contra de sus rivales, no sé si en una actitud de respaldo a Honda, o en un intento por obtener alguna señal positiva de alguno de estos equipos, declarando:

“Somos un equipo grande, que sabe cómo ganar carreras y campeonatos, así que creo que la mayoría de los equipos disfruta ver donde estamos ahora, cuando reamente es una pena ver donde estamos. Ellos no quieren vernos muy cerca de ellos, lo cual es entendible”

Pascal Rondeau/Allsport
Pascal Rondeau/Allsport

Y nuevamente sale a señalar que ellos siguen confiando en Honda, aunque en los siguientes días analizarán más a fondo esta situación:

“Hemos hablado con Honda acerca de una variedad diferente de escenarios. A final de cuentas seguimos creyendo que Honda puede hacer el trabajo, lo han hecho en el pasado. Pero tenemos que asegurarnos que el desarrollo llegue a una mayor velocidad. Estamos iniciando los trabajos para el auto del 2018, y solo podemos ir hasta el punto en que necesitas definir la arquitectura del auto que estás creando así que para el verano, que ciertamente no está muy lejos, tendremos que finalizar lo que estamos haciendo con Honda para seguir adelante”

“No podemos seguir siendo poco competitivos, no es para lo que McLaren corre. Han sido ya tres años, así que necesitamos ver cambios drásticos en la potencia del motor, o tener algunas formas diferente de conseguirlo. Tanto nosotros, como Fernando, queremos ganar carreras, y estar en el pódium, y en el estado actual en el que estamos, no podemos hacer eso, así que las cosas tienen que cambiar”

Veremos cómo toman estas declaraciones Ferrari y Mercedes, pero parece que la movida de Brown solo le deja una puerta abierta, Renault, y esa es una carta que el equipo basado en  Woking no ha explorado a la fecha; porque antes de 2021 no se ve que pueda llegar otro motorista a la F1. Así que hasta no tener confirmación de alguna de las partes la historia McLaren – Honda seguirá dando mucho de qué hablar.

Compartir
Artículo anteriorVladimir Jankovic medita regresar a la ACB
Artículo siguienteLa FIA confirma el uso de “HALO” para 2018 tras la reunión del Grupo de Estrategia
La pasión por la F1 viene desde la cuna, mi padre es fanático de las carreras y pasábamos los domingos viéndolas. Los ochentas fueron años fantásticos, los noventas marcó el fin de una era y el nacimiento de la F1 actual. Sufrí como nunca el fin de semana negro de la F1 y los días que le siguieron, como muchos aún trato de entender que pasó ese día. Hoy disfruto esta nueva era, y si bien hay quien piensa que algo se ha perdido, creo que lo que viene será grandioso