La FIA da explicaciones sobre la introducción del “halo”

El pasado miércoles y tras la reunión del Grupo de Estrategia, el organismo que regula el deporte decidió, en contra de la opinión de muchos equipos y de la mayor parte de la afición, implantar este sistema seguridad de cara a la próxima temporada

Desde hace tiempo, la FIA lleva estudiando diferentes sistemas para aumentar la seguridad de los pilotos en cuanto a su cabeza se refiere, especialmente en casos de impacto por piezas o elementos de otros monoplazas que puedan salir despedidos.

En los test invernales de 2016, y luego en posteriores sesiones de entrenos libres de varios GP, se realizaron diferentes pruebas con el llamado sistema “halo”, con la intención de implementarse ya en este 2017.  Ante la falta de consenso, se decidió posponer esta introducción, ya sea de este elemento o de cualquier otro, como el “escudo” probado recientemente en Silverstone.

Pero pasaban las semanas, los meses, y no existía el consenso, por lo que casi de manera unilateral, la FIA decidió el pasado miércoles implantar el sistema “halo” de cara a 2018, lo que ha levantado multitud de opiniones, ya sean a favor o en contra. Ahora la FIA ha decidido emitir un comunicado para explicarse.

f1-the-halo-red-bull_3742496
Sky Sports

Comunicado íntegro

Esta semana, la FIA confirmó la introducción del sistema Halo para su uso en el Campeonato del Mundo 2018 FIA de Fórmula 1. Recordemos el contexto de este proceso iniciado hace varios años.

La seguridad en el deporte del automóvil es una preocupación primordial para la FIA, y aunque grandes avances se han hecho en muchas áreas del deporte motor, la protección de la cabeza en la competencia de monoplazas ha sido un tema de preocupación durante muchos años.

El deporte motor por su naturaleza implica riesgo, pero la misión de la FIA, como órgano de gobierno del deporte, es esforzarse continuamente por minimizar ese riesgo a través de la búsqueda constante de mayor seguridad en la pista a través de una investigación sólida y el desarrollo tecnológico.

Durante la última década, el deporte motor ha sido testigo de graves incidentes que afectaron a los conductores. La severidad de los incidentes dejó claro a la FIA que desarrollar una solución para mitigar el impacto frontal en el área de la cabina era una prioridad. También fueron varios los accidentes que pusieron de relieve la necesidad de actuar.

Después de varios incidentes, la Asociación de Pilotos del Gran Premio (GPDA) también expresó al presidente de la FIA, Jean Todt, en julio de 2016, la solicitud de que se implementara “alguna forma de protección de la cabina frontal lo más rápidamente posible.”

Un mes más tarde, tras las reuniones del Grupo de Estrategia F1 y de la Comisión de F1, la Comisión confirmó su compromiso de introducir “alguna forma de protección de la cabina durante la temporada 2017”, asegurando que “todos los interesados ​​trabajan juntos para hacer realidad esta realidad. El concepto de “Halo” actualmente es la opción preferida”.

Mientras que las pruebas estáticas del dispositivo continuaron, otras soluciones fueron exploradas simultáneamente, particularmente el “Aeroscreen”, un parabrisas montado en los pilares gemelos atados a la travesía a cada lado de la carlinga. El sistema fue probado en práctica libre en el Gran Premio de Rusia de 2016, pero aunque tuvo éxito en algunas áreas, las pruebas adicionales plantearon preocupaciones en cuanto a la efectividad del dispositivo.

Sochi Autodrom, Sochi, Russia. Friday 29 April 2016. Daniel Ricciardo, Red Bull Racing RB12 TAG Heuer, tests the Aeroscreen canopy cockpit protection system devised by his team. World Copyright: Glenn Dunbar/LAT Photographic ref: Digital Image _89P6546
World Copyright: Glenn Dunbar/LAT

Por el contrario, las pruebas del Halo continuaron siendo exitosas. Centrándose en tres tipos importantes de riesgo importante, contacto de coche a coche, contacto de coche con el medio ambiente y objetos externos, las pruebas revelaron que en el caso de incidentes coche-a-coche el Halo fue capaz de soportar 15 veces la carga de un monoplaza en estático, y fue capaz de reducir significativamente el potencial de lesiones.

En pruebas de impacto, se estableció que el Halo era capaz de prevenir el contacto del casco con una pared o una barrera en muchos casos, utilizando una selección de incidentes anteriores como referencia.

Finalmente, en el caso de objetos externos, se encontró que Halo desviaba con éxito grandes objetos lejos del ambiente de la cabina y también demostró un nivel neto aumentado de protección contra pequeños desechos.

Además, la retroalimentación de las extensas pruebas de pista reveló que la visibilidad no se veía sustancialmente afectada, y no hubo obstrucción visual significativa debido al puntal central. Pruebas de pista también revelaron que no hay problemas con respecto a la salida de la cabina y múltiples pruebas de extracción se llevaron a cabo con el Halo en su lugar, con un procedimiento revisado formulado para garantizar la extracción segura.

A pesar del éxito, en julio de 2016 el Grupo de Estrategia F1 acordó aplazar la introducción de un sistema de protección de cabina para proporcionar más tiempo para realizar pruebas de pista con el dispositivo Halo y explorar nuevas soluciones alternativas.

2017-F1-Halo-protection-system
ThisisF1

Sin embargo, aunque se postergó la implementación, el Grupo de Estrategia reafirmó su compromiso con la introducción de un sistema de protección afirmando que “se acordó por unanimidad que la temporada 2018 verá la introducción de la protección de la cabina frontal para los coches de Fórmula 1 para mejorar significativamente la seguridad De los conductores. El Halo seguía siendo la opción preferida.”

Las pruebas intensivas de la pista ocurrieron a través de la segunda mitad de la estación 2016 de Fórmula 1 con un ancho número de equipos y de conductores que evalúan el impacto del dispositivo en visibilidad. Simultáneamente, la FIA mantuvo su compromiso con la introducción de un dispositivo para la temporada 2018.

A raíz de estas pruebas de pista y análisis de sistemas alternativos emergentes, el Grupo de Estrategia F1 y la Comisión F1 decidieron, en abril de este año, “dar prioridad a la familia de sistemas” Shield “transparente. La FIA tiene como objetivo llevar a cabo las pruebas de pista de este sistema durante esta temporada en preparación para la aplicación en 2018. “

Después de las pruebas estáticas, el sistema Shield recibió una prueba de pista corta en el Gran Premio de Gran Bretaña 2017, con el dispositivo instalado en el Ferrari de Sebastian Vettel. La retroalimentación de esta prueba se refería a una serie de limitaciones alrededor de tal sistema.

A la luz de esto y conscientes de las exitosas pruebas de deflexión realizadas con el sistema Halo, las múltiples pruebas de pista exitosas llevadas a cabo con una amplia variedad de pilotos y equipos en la segunda mitad de la temporada 2016, y la necesidad de implementar regulaciones para el plazo deseado del inicio de la temporada 2018, el sistema Halo representa la mejor solución para él.

Compartir
Artículo anteriorPrevio GP de Hungría: Equipo Renault
Artículo siguienteSimeone opta por 24 jugadores para viajar a México
Apasionado y enamorado de la F1 desde la época de Lauda, Prost, Senna y Mansell. Aun recuerdo ver esas carreras y como al llegar el lunes era mirado casi como un bicho raro al que le gustaban los coches en lugar de las motos. El trágico fin de semana de la muerte de Senna y Roland Ratzenberger aun me hizo amar mas este deporte, pero sobre todo me hizo respetar a esos señores que se sentaban en unos monoplazas jugandose la vida cada quince días para que otros disfrutáramos. Ferrarista hasta la médula, pero al que los colores no le nublan la vista y me dejan amar este deporte por encima de escuderías o pilotos. @JaumeCiurana