Previo GP de Hungría: Equipo Haas

La escudería norteamericana confía en encontrar la forma de hacer funcionar correctamente los neumáticos este fin de semana

El equipo Haas llega a la última carrera antes del parón de verano en buena forma. Los norteamericanos llevaban hasta el pasado Gran Premio, donde ambos pilotos quedaron fuera del top ten, una racha de cinco carreras consecutivas en los puntos, y de nuevo esperan volver a colar a sus pilotos entre los 10 primeros en Hungría para recortar los cuatro puntos que les aventaja Toro Rosso y poner tierra de por medio con Renault, a quienes superan por tan solo tres.

(c)Haas
(c)Haas

El director técnico del equipo, Guenther Steiner, ha hecho balance sobre el trabajo del equipo durante esta primera mitad de la temporada, en la que los resultados y la progresión ha sido positiva. La escudería ha conseguido en las 10 primeras carreras conseguir el mismo botín de puntos con el que terminaron su primer año.

“En general, creo que el equipo logró lo que prometimos: ser respetable y conseguir puntos. En el primer año terminamos con 29 puntos y a mitad de nuestra segunda temporada, tenemos 29. Siempre tratamos de hacer lo que decimos que vamos a hacer, y el resto de la temporada queremos seguir como lo hicimos en la primera mitad y, si podemos, superar la posición del año pasado.”

Pero no solo han conseguido aumentar su casillero de puntos, también han realizado enormes progresos en sus problemas de sobrecalentamiento de los frenos. Sin embargo aun les queda trabajo por hacer, ya que actualmente, Kevin Magnussen y Romain Grosjean corren con proveedores diferentes, siendo Brembo el del primero, y Carbon Industrie el del segundo, por lo que Hungría será el escenario para seguir con las pruebas, ya que la alta temperatura y la dificultad de enfriar los frenos permitirá al equipo obtener más datos.

“Hemos dado un paso hacia adelante entendiendo los nuevos frenos. Hay un segundo paso porque en Silverstone no hay fuertes frenadas, pero en Hungría es lo contrario, utilizas los frenos y no hay tiempo para enfriarlos porque no hay rectas largas. Por lo tanto, continuaremos nuestras pruebas y ver donde nos encontramos el viernes para luego decidir que vamos a hacer para la carrera.”

Otro de los puntos clave esta temporada, no solo para Haas sino para toda la parrilla están siendo los nuevos neumáticos y la forma de hacerlos trabajar, un factor que ha sido determinante en algunas carreras este año y que podría serlo de nuevo en este circuito. Con respecto al pasado fin de semana, las temperaturas más altas podrían favorecer al correcto funcionamiento de las gomas, aunque en el trazado húngaro pueden darse condiciones muy calurosas, que lejos de ayudar a los neumáticos, pueden comprometer la degradación de los compuestos más blandos.

Todo el mundo está trabajando duro para conseguir que los neumáticos funcionen. Creo que los equipos pueden conseguir el mayor rendimiento haciéndolos funcionar dentro de la ventana adecuada, pero es difí­cil hacerlos funcionar en todos los circuitos. Controlar la degradación también forma parte de esto, pero solo puedes saber cual es el nivel de desgaste cuando el coche está en la pista. Es entonces cuando puedes tratar de mantener los neumáticos dentro del rango de funcionamiento óptimo y que a la vez no se degraden demasiado. A veces el calor ayuda, pero otras no. “

Por último el director del equipo ha recordado que está es la última carrera antes de las vacaciones de verano, un periodo que la Fórmula 1 impuso de manera obligatoria a los equipos para dar descanso a los trabajadores de cada escudería, una norma que Steiner aplaude.

“El parón de verano es una de las mejores cosas que la F1 ha hecho porque la gente tiene que parar en el medio de la temporada. De lo contrario, es un ejercicio sin fin. Todo el mundo está poniendo el último esfuerzo poco antes de la parada de verano, después normalmente todos volvemos un poco más refrescados. Será como un descanso de dos semanas entre carreras porque son cuatro semanas. En teoría, primero repararemos todas las piezas del coche, y cuando volvemos, montamos el monoplaza. No es nada raro que trabajemos en los coches antes de las vacaciones.

(c)F1.com
(c)F1.com

Al igual que su jefe, Romain Grosjean también se ha mostrado contento con los resultados de la primera mitad de la temporada en comparación con el año pasado. El francés, que cuenta actualmente con 18 puntos, no se conforma y quiere seguir progresando en la segunda mitad del año.

Creo que los resultados están hablando por sí mismos. Ya hemos anotado tantos puntos como lo hicimos en nuestra primera temporada y hemos sido muy competitivos en muchas pistas diferentes. Hemos estado en Q3 un montón de veces. Es un gran paso desde el año pasado, pero todavía hay más que queremos hacer. Como diría Gene (Haas), no hay mal equipo en la Fórmula Uno. Es solo una lucha constante para ser mejor que los demás “.

Su punto débil desde su llegada el año pasado han sido los frenos, un apartado del coche con el que nunca se ha mostrado nada cómodo. Esto le ha obligado a cambiar en numerosas ocasiones las configuraciones, además de alternar entre Brembo y Carbon Industrie constantemente sin encontrar la solución a sus problemas. El francés que parece que por fin parece encontrarse más cómodo, ha reconocido que no resulta nada fácil cambiar constantemente un elemento al que es tan importante encontrarle el tacto.

Nunca es fácil cambiar los frenos en un fin de semana de carreras porque cambian muchas más cosas que solo los frenos. Cuando pisas el pedal quieren sentir el mordisco del freno, detenerte inmediatamente  Creo que tenemos algunos buenos resultados del paquete de Carbon Industrie

En Hungría, el piloto francés ha acostumbrado a hacer buenas carreras, ganando en categorías inferiores, mientras que en la Fórmula 1 ha conseguido subir una vez al podio. De cara a la carrera, si bien no la considera dura a nivel físico, si que destaca la necesidad de mantener constantemente la concentración.

“Siempre he tenido una buena sensación en Hungría. Es un circuito de baja velocidad. El manejo del coche es importante, pero he tenido suerte de haber tenido coches que se han funcionado bien allí en los últimos años. “Tuve mi primera pole position en la GP2 en 2008. He tenido algunas buenas carreras después de eso en GP2.

“Es muy difícil adelantar en el Hungaroring. Para ser justos, hice uno de los mejores adelantamientos de mi vida allá en 2013. Fue un momento clave en mi carrera para poder intentar ganar. Realmente tuve que presionar fuerte y disfruté de esa maniobra de adelantamiento .”

“Budapest puede llegar a ser muy caluroso. No es una carrera fácil, pero por otro lado, no hay muchas curvas de alta velocidad en la pista, por lo que se trata más de mantener el enfoque y la concentración durante toda la carrera. Creo que la condición física es más un factor clave de circuitos de alta velocidad como Silverstone, Austria, Malasia y Japón.

Romain destaca como uno de los aspectos en los que más tienen que mejorar la gestión de los neumáticos, que a su vez está siendo uno de los factores más importantes, por lo que para esta carrera el francés ha comentado que la prioridad será encontrar la forma correcta para hacer que los neumáticos se encuentren en el nivel de rendimiento y de degradación óptimos.

“Es algo en lo que necesitamos mejorar. Claramente, es muy complicado y todaví­a no tenemos las claves. Puedes ser muy rápido o puede ser muy lento, dependiendo si estás en la ventana de trabajo o no. Miraremos todas nuestras opciones y lo que hemos hecho en el pasado. Va a ser nuestra prioridad número uno conseguir que el neumático trabaje para y analizar la degradación, que puede ser alta en algunos compuestos. Si conseguimos el agarre, tendremos el tiempo de vuelta. Entonces podremos hacer más paradas en boxes y divertirnos más .”20045463_885397951623467_9076110799466870693_o

Kevin Magnussen se ha mostrado satisfecho por los números que ha obtenido el equipo durante la primera mitad del año, aunque el danés, que se encuentra a 7 puntos de su compañero, es consciente de que aun hay que progresar.

“Estamos a medio camino y ya hemos anotado la misma cantidad de puntos que el equipo lo hizo todo el año pasado, así que creo que va bien. Todaví­a tenemos mucho que aprender y mucho que mejorar, pero lo estamos haciendo. Lo que estamos buscando es solo un rendimiento consistente, algo que pueda generar confianza y encontrar el ritmo.”

Para Magnussen, como está siendo habitual durante todo el año, veremos una reducción en los tiempos por vuelta en el trazado húngaro por la nueva filosofía de los coches, algo que también afecta en las referencias que los pilotos tienen para encontrar los puntos de frenada.

“Como en cualquier otro circuito, va a ser más rápido que el año pasado. En un circuito lento como Hungría, la diferencia del año pasado será menor que algunos de los circuitos más rápidos como Silverstone, donde la diferencia era muy grande. Cambian los puntos de frenada, es una forma diferente de conducir.”

El piloto danés considera la pista húngara como un trazado duro debido a las constantes curvas y la ausencia de largas rectas, unas características para las cuales Magnussen afirma haber entrenado. Por último, al igual que su compañero, reconoce que el funcionamiento del los neumáticos será un punto a tener en cuenta y sobre el que trabajar durante el fin de semana.

“Es un circuito bastante duro. No hay muchas rectas, así­ que estás trabajando constantemente porque siempre hay una curva y nunca hay descanso. Es un poco como una pista de kart. Es por eso que he estado trabajando tan duro en mi entrenamiento, para estar listo para este tipo de circuitos. Será muy difícil de adelantar. Probablemente va a ser un poco como Mónaco. El rendimiento de los neumáticos es clave para un fin de semana de carrera. Hacer funcionar los neumáticos es lo más importante en el rendimiento del coche.”

Compartir
Artículo anteriorLEB Oro: Jonathan Gilling se incorpora al Leyma Coruña y Pol Oliver ficha por Cáceres
Artículo siguienteKoke, contento con las enormes exigencias del cuerpo técnico
Fiel amante del automovilismo.La competición por encima de cualquier nacionalidad, aunque siempre está mejor que gane alguien de casa, siempre que no sea con un Ferrari. No me caso con ningún equipo, pero Mclaren y Renault siempre han sido mi debilidad.