La International Champions brinda el primer Clásico del curso

Tenemos primer Clásico del curso. Este año llega con algo de adelanto reuniendo el Hard Rock Stadium de Miami Gardens a Real Madrid y Barcelona sobre un mismo césped en pleno mes de julio en la madrugada de este sábado al domingo. No, la Supercopa de España no se ha traslado hasta un destino más exótico como ocurre en otras ligas. Este capítulo inicial es gentileza de la International Champions Cup.

Resultado de imagen de clasico miami
Imagen corporativa. | RM

Con la mitad de los españoles dispersados entre la tumbona y la tolla de la playa y la piscina, este torneo veraniego se presenta como un buen aperitivo de cara a la Supercopa, primer título en juego entre los dos grandes del fútbol nacional. Las cuotas de fútbol de las distintas casas de apuestas ofrecen un mayor beneficio a la victoria del Barcelona, pese a que los azulgranas sí podrán presentar su once de gala con la única ausencia de Marc-André te Stegen. El tridente ofensivo, compuesto por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez, ha vuelto de vacaciones antes que el del Madrid y examinará a una defensa en blanca en reformas. ¿Será la última actuación de los tres juntos?

Posible último partido de Neymar

Según la rumorología, el brasileño tiene los días contados como culé y en cualquier momento se puede anunciar su fichaje por el PSG. Aunque siempre dijo que su sueño era jugar al lado de Messi, la oferta del conjunto francés suena a irrechazable en el plano deportivo y sobre todo en el económico. El prestigioso diario ‘L’Equipe’ habla de la mareante cifra de 30 millones de euros de sueldo por temporada más un ‘bonus’ por objetivos. En París se reencontraría con Dani Alves, el mismo que le convenció en su día para que abandonara Brasil y diera el salto al fútbol europeo. Hay silencios que hablan por sí solos y Neymar no se ha pronunciado desde que se puso a las órdenes de Ernesto Valverde. Cumple, eso sí, con sus obligaciones sin declararse en rebeldía y fue uno de los protagonistas en las victorias ante la Juventus y el Manchester United.

En el Madrid, con las salidas de Pepe, Danilo y Fabio Coentrao y los fichajes de Theo Hernández y Jesús Vallejos, se avecinan cambios en la zaga de Zinedine Zidane, donde el único fijo parece Sergio Ramos. Bien es cierto que el capitán cuenta con menos entrenamientos en las piernas y su titularidad no está ni mucho menos asegurada. Zidane podría repetir en el eje de la zaga con Nacho Fernández y Raphael Varane, la misma pareja por la que apostó de entrada en los dos anteriores amistosos, tanto en el empate contra el United (1-1) como en la contundente derrota frente al Manchester City (4-1).

Cristiano Ronaldo, en el banquillo judicial

El Clásico contará con todos los alicientes habituales de los últimos años, a excepción de Cristiano Ronaldo. La afición blanca no verá a su máximo ídolo encarar el túnel de vestuarios en último lugar, como suele hacer en las grandes noches. Tiene una cita con el banquillo este fin de semana y no precisamente con el de Zidane. Debe aclarar en el juzgado todo lo concerniente a las supuestas irregularidades con sus derechos de imagen. El luso, en cualquier caso, no estaba para saltar al campo. Todavía no ha iniciado la pretemporada tras competir con Portugal la Copa Confederaciones y llegará muy justo de forma a la Supercopa. Por tanto, a Zidane le toca ensayar una posible delantera para dicha competición sin su principal estrella. Las alternativas y variantes son muchas y todas de máximo nivel, pese a la venta de Álvaro Morata. Al lado de los habituales Gareth Bale y Karim Benzema, el entrenador tiene la posibilidad de alinear a jugadores con desborde como Lucas Vázquez o Marco Asensio, está la opción del toque con Isco o Dani Ceballos y la de una delantera con mucha pegada, en caso de decantarse por Borja Mayoral como último integrante de la misma.

Este amistoso, que se disputará al otro lado del Atlántico, garantiza como mínimo cinco duelos entre Madrid y Barça en la temporada 2017/2018. La lista, temporal, se completa con los dos choques de la Supercopa, el partido de ida de LaLiga Santander, fijado para el 20 de diciembre, y el de vuelta del torneo liguero. A la espera de lo que pueda suceder en la Copa del Rey y la Champions League, volvemos, pues, a la media de los años de José Mourinho y Pep Guardiola en los banquillos de Madrid y Barça, respectivamente. Por suerte, el clima de fricción anda unos cuantos decibelios por debajo de aquella época, en que hasta la Selección se vio salpicada llegando la mala relación entre madridistas y culés a poner en peligro la obra maestra iniciada por Luis Aragonés. El buen rollo ha retornado al seno de la Selección, al aceptar con naturalidad el resto de internacionales esa relación de amor-odio de la que disfrutan como niños entre Sergio Ramos y Gerard Piqué. Se divierten lanzándose pullas cuando defienden intereses dispares, pero son uña y carne al enfundarse la camiseta de la Roja. En un Clásico más distendido de lo habitual, pueden ofrecer la versión de la Selección en el terreno de juego del Hard Rock Stadium. Harina de otro costal será la actitud con la que encararán la ida de la Supercopa el próximo 13 de agosto. Lo serio está a la vuelta de la esquina y, entre tanto, podemos abrir boca con este bolo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − uno =