La UEFA se mete en el conflicto del fichaje de Neymar

Para evitar posibles sanciones con la incorporación del delantero brasileño, el Paris Saint Germain tiene que conseguir un ingreso de 110 millones de euros en menos de un año, que es la mitad de la cláusula de Neymar.

El exigente manejo de papeles y número que pretende la UEFA parece ser uno de los motivos por el cual todavía no se terminó de concretar uno de los traspasos más interesante del receso europeo.

El Paris Saint Germain tendrá la obligación de obtener la suma de 110 de millones de euros en ingresos, antes del 31 de enero del año que viene, para no ser sancionado de cara a las próximas temporadas.

Para poder llegar a estos números, debería vender en grandes sumas a algunas de sus figuras como Ángel Di Maria, Lucas Moura o Edinson Cavani.

Otra jugada que tendría pensado hace el club parisino, sería la de entregar jugadores valorados en el mercado por unos 70 millones de euros, para impedir que la suma de los impuestos aumente.