Mireia se queda a las puertas de una nueva alegría

Imagen de RFEN

No hubo manera, no encontró el camino en la final del 800 libre. Mireia Belmonte se quedó sin una posible medalla, la que hubiese sido la tercera en estos Mundiales FINA Budapest 2017.

Imagen de RFEN
Imagen de RFEN

No pudo ser por la calle, por el ritmo, por la congestión que se le notó al hablar en la zona mixta, porque hoy no tocaba… Por todo. Fue cuarta, que es un puesto extraordinario en un Mundial. Pero es Mireia y sabe a poco. Sus 8.23.30 no dieron más de sí. Por delante, una Ledecky (8.12.68) de oro con Li—CHN y Smith—USA detrás.

Mireia lleva un Mundial espectacular. Por eso no se le puede pedir más. La más veterana de la final (1990) no encontró el ritmo adecuado o más bien encontró el de Kapas, insuficiente para poder amortizar el tramo que sacó el grupo cabecero a las dos nadadoras. Con 4.07 (Smith) a mitad de prueba se antojada muy difícil la remontada. Una remontada que no iba a llegar nunca. Pero Mireia no ha dicho la última palabra. Queda el 400 estilos de este domingo y vamos a ver sus prestaciones en la mañana…

Nota de prensa de Rodrigo Gil-Sabio (RFEN)

Compartir
Artículo anteriorLa UEFA se mete en el conflicto del fichaje de Neymar
Artículo siguienteVictoria trabajada de la UD Las Palmas ante una combativa Balona
Subdirector de Tercer Equipo, padre de familia y periodista vocacional en busca de su lugar en el mundo del periodismo deportivo.