Crisetig, el elegido para recoger el testigo de Camacho

Crisetig aportaría calidad y juventud a la sala de máquinas del Málaga | storyborders.com

El centrocampista italiano está siendo sondeado por el club blanquiazul tras la marcha de los dos pilares básicos de la medular malaguista, más aún teniendo en cuenta las dificultades en contratar a Javi García

Crisetig aportaría calidad y juventud a la sala de máquinas del Málaga | storyborders.com
Crisetig aportaría calidad y juventud a la sala de máquinas del Málaga | storyborders.com

No son días fáciles en Martiricos. Los partidos de pretemporada del Málaga CF se cuentan por derrotas: Sheffield United, Hertha Berlín, Duisburgo, AZ y Borussia Mönchengladbach. Dentro de la provincia malagueña o fuera, en tierras españolas o lejos de las fronteras, ante equipos de Primera o de Segunda. Da igual. Todo han sido derrotas.

Es cierto que se trata de una toma de contacto, de la preparación de los futbolistas de cara al campeonato 2017-2018; también es cierto que el Málaga ha merecido más en varios de los choques disputados, pero una cosa está clara: urgen movimientos rápidos en las oficinas de La Rosaleda.

Las bajas de Camacho y Fornals son huecos muy complicados de rellenar, no cualquiera está cualificado para cumplir las funciones que desempeñaban el aragonés y el valenciano. De ahí que suenen nombres, y con fuerza, en los últimos días.

El último es el de Lorenzo Crisetig, futbolista italiano del Bologna, quien ha cuajado una gran temporada como cedido en el Crotone. Se trata de un futbolista de 24 años, con una larga trayectoria en todas las categorías de la selección italiana y que ya fue pretendido por el Málaga el pasado verano.

La ilusión de la llegada de Javi García, viejo conocido de Míchel en Valdebebas, se diluye poco a poco con el paso de los días. Lo complicado que resulta firmar al futbolista del Zenit ha provocado que Crisetig aparezca en el radar blanquiazul, que sea el elegido por el club para reforzar una medular en la que Cecchini se encuentra solo ante el peligro de la primera jornada.

Si se quiere comenzar como se terminó, si se quiere que el Málaga de Míchel no se arrugue como así acabó siendo en abril-mayo-junio, es obligatoria la incorporación de nuevas caras al plantel por parte de los hombres de Arnau.