Incertidumbre en la defensa del Submarino

El Hamburgo estaría interesado Álvaro González | Mundo Deportivo

Tras la magnífica temporada del Submarino, en gran medida por la ausencia de goles en contra, el Villarreal firmó una quinta plaza que le llevaría directo a lucha por la Europa League.

Sin embargo, ese muro defensivo que se había solidificado a lo largo de la campaña anterior estaba fracturándose. Mateo Musacchio, Víctor Ruiz y Álvaro González eran los elegidos para defender la ‘guarida’ de los guardametas ‘groguets’. Y cumplieron su misión con creces. Debido a la actuación del trío futbolístico, muchos clubes de Europa se interesaron por su juego y apostaron por incorporarlos en sus filas.

El central argentino, Mateo Musacchio, fichó unas semanas atrás por el AC Milán, por lo que el club castellonense sacó 18 millones netos de beneficio. Debido a la ausencia del ‘5’ amarillo, el Villarreal apostó por el joven defensa portugués Rubén Semedo, proveniente del Sporting de Lisboa.

Con la defensa de nuevo completa, los aficionados del Submarino no esperan más salidas en la línea defensiva ideal. Pero con el mercado de verano, las idas y venidas de los jugadores es una realidad. El protagonista ‘groguet’ en esta ocasión sería Álvaro González, otro de los centrales que defendió la portería de Asenjo-Fernández con saña.

Según la información que ha proporcionado el diario Marca en los últimos días, el Hamburgo estaría interesado en solidificar sus filas con la incorporación del central cántabro con el objetivo establecer una plantilla reforzada. El equipo alemán estaría dispuesto a ofrecer unos diez millones por el jugador, que a día de hoy, tiene una cláusula de 15 millones de euros y tres temporadas por delante.

Si por algo destaca el Villarreal, a parte de por sus maravillosos números en el campeonatos nacionales e internacionales, es por su gran labor fichando y vendiendo jugadores. Así que, con una cláusula de 15 millones y con la marcha de Musacchio, los germanos tendrán que ampliar la oferta para hacerse con los servicios de Álvaro González. Además, los castellonenses se quedarían “cojos” hasta nuevos fichajes, puesto que solo podría contar con dos centrales del primer equipo.