Un titubeante Atlético logra remontar al duro Nápoles

Gracias a los goles de Fernando Torres y Luciano Vietto en el último tercio del encuentro, el Atlético de Madrid remontó a un rocoso Nápoles que puso las cosas muy complicadas desde el inicio

[sls id=”1961″]

La Audi Cup no es un torneo más de verano y el Atlético de Madrid junto al Nápoles lo han demostrado en el primer partido de la presente edición durante un frenético encuentro que se ha resuelto con la victoria de los soldados del Cholo tras conseguir una complicada remontada por medio de Fernando Torres y Luciano Vietto, los dos delanteros goleadores en Múnich.

Como era de esperar, el conjunto de Maurizio Sarri trató de llevar la batuta del encuentro desde el primer minuto, manteniendo la posesión e incomodando a los pupilos de Simeone, pero sin éxito, pues las continuas pérdidas de balón sumadas a las continuadas faltas frustraban a unos y otros, que no conseguían llegar a puerta con claridad. Más y más centros sin destino, disparos lejanos y apartados de los tres palos era el resultado constante de las ofensivas de unos italianos que dominaron de manera absoluta gracias a la asfixiante presión sobre los jugadores colchoneros.

Pero el dominio tan abrumador del Nápoles no sirvió de nada. En el ecuador de la primera mitad el Atlético de Madrid despertó, comenzó a tocar en campo rival y en consecuencia llegó la ocasión más trascendental hasta entonces, solventada aun así por Pepe Reina, ya que el guardameta salvó un primer remate de Griezmann y el siguiente taconazo de Nico Gaitán.

Tras dicha acción, cuando más equilibrado se antojaba el duelo, Stefan Savic cometió un gran error derribando dentro del área a José Callejón, provocando así un penalti que no transformó Arkadiusz Milik al detenerlo con gran eficacia Jan Oblak, que adivinó las intenciones del delantero polaco. Y no tuvo nada más destacable el primer asalto, tan solo un tiro seco y envenenado de Marek Hamsik antes de sonar el pitido intermedio hizo sacar de nuevo la mejor versión del portero esloveno.

Los mismos veintidós jugadores volvieron de vestuarios para disputar una segunda parte mucho más física en la que el Atlético no volvería a jugar a la defensiva, sino todo lo contrario, los últimos minutos antes del descanso gustaron al Cholo y quiso continuarlos a través de un juego más rápido y directo por unas bandas que Filipe Luis y Juanfran desearon convertir en protagonistas, aunque sin éxito, pues José Callejón abriría la lata gracias a una fantástica volea que aprovechó en la primera internada de Ghoulam por el lateral y de la que nada podía hacer el portero rojiblanco al entrar el cuero por su propia escuadra.

No se cortó ni un pelo el cuadro napolitano tras el gol, continuando con el mismo énfasis ofensivo sobre la portería colchonera. De nuevo Jan Oblak tuvo que volver a intervenir de forma providencial para salvar un segundo gol italiano que a punto estuvo de llegar por medio de Insigne de libre directo y de Ghoulam con un tiro cruzado, pero el esloveno se mantuvo firme y seguro bajo palos en todo momento, convirtiéndose en la figura más importante del conjunto español.

A falta de veinte minutos para el final, cuando todo parecía que iba a desembocar en un monólogo napolitano, el Atlético dio un fatídico golpe sobre la mesa. Griezmann apareció en tres cuartos de campo para aprovechar un rebote, realizar un fantástico control y dejar a Torres un balón dentro del área que, a pesar de la complejidad, supo gestionar en caída para mandarlo al fondo de la red y poner las tablas en el electrónico.

Un empate que duraría poco tiempo, ya que en el siguiente córner, Luciano Vietto sacó rendimiento al extraordinario centro de Carrasco para consumar la remontada tras haber hecho la infinidad de cambios momentos antes ambos entrenadores. El aire fresco de los suplentes dio el impulso final que tanto necesitaba el equipo de Simeone, más aún con la expulsión de Diego Godín en los últimos instantes, para garantizar la victoria que otorga disputar mañana la final del pequeño campeonato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − siete =