El Atlético vence en los penaltis al Liverpool para alzarse con la Audi Cup

Los pupilos de Simeone se impusieron en los lanzamientos de penalti al conjunto de Jürgen Klopp, que dominó el partido en todo momento, pero debido al error de Henderson en la segunda pena máxima no pudo hacerse con el torneo

[sls id=”1962″]

Atlético y Liverpool se han visto las caras en Múnich con motivo de la final de la Audi Cup, un torneo que finalmente ha conseguido llevarse el conjunto español en un vibrante partido que estuvo plagado de rotaciones y nervios, pues no fue hasta los mismos lanzamientos desde los once metros cuando se decidió el vencedor de esta edición al no ser suficientes los goles de Keidi Bare y Roberto Firmino para romper el empate tras los noventa minutos.

Con mucho respeto arrancó el duelo, a través de transiciones lentas y demasiados intercambios de golpes ninguno de los dos equipos se hacía con el mínimo control del partido. Lo intentó más el cuadro inglés, que se animó a tocar con ímpetu y a colgar balones al área, llegando de esta manera los primeros disparos, aunque sin el suficiente peligro destacable como para poner en problemas al hoy guardameta Miguel Ángel Moyá.

Corrían los minutos y los golpes al registrarse más encontronazos que ocasiones, hasta que Keidi Bare consiguió su primer gol con la camiseta colchonera. No fue nada fácil. Tras una jugada de mucho toque que acabó con un centro de Vrsaljko hacia Correa, el ariete estrelló el esférico en el larguero y a continuación llegó el joven canterano para rebañar el rebote de cabeza y abrir así el marcador pasada la media hora. Se adelantó así el Atlético y protegió el marcador hasta el descanso, momento en el que Jürgen Klopp se vio obligado a mover ficha para dar la vuelta a la situación.

Y buenos cambios los que realizó el técnico alemán, introduciendo más profundidad y ataque para que de nuevo tratase de llegar alguna oportunidad de consumar una remontada que se antojaba complicada al estar completamente involucrado el cuadro español en tareas defensivas, aunque Simeone no estaba dispuesto a cerrarse y dejar jugar con libertad a los ingleses, por lo que introdujo a Filipe Luis, Gabi y Griezmann para tratar de hacer el segundo tanto, aunque sin ningún éxito.

Mientras, los hombres de rojo no cedían un ápice en el afán de marcar el gol del empate, que acabó llegando precisamente de penalti, lo que se estaba forzando a toda costa. Roberto Firmino transformó la pena máxima a falta de diez minutos para que sonase el silbato y dotaba del oxígeno que tanto necesitaba el Liverpool para unos momentos finales que pudieron decantarse hacia cualquier lado de la balanza, pero los lanzamientos desde los once metros decidirían el ganador.

Antoine Griezmann, Fernando Torres, Gabi, Nico Gaitán y Filipe Luis no fallaron ninguno, metiendo así la máxima presión al cuadro inglés, en el que Roberto Firmino, Origi, Kent y Grujic sí acertaron, sin embargo Henderson no convirtió su lanzamiento, haciendo que de esta manera el Atlético de Madrid resultase campeón de la Audi Cup.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 17 =