El Espanyol concede el primer empate de la pretemporada con un fútbol poco ofensivo (0-0)

Imagen vía RCD Espanyol

Los hombres de Quique, con un juego muy horizontal, no pudieron perforar la portería de un Twente que se mostró más atrevido en la primera mitad y creó mas jugadas de peligro; en un partido marcado por la anécdota de la suspensión del juego por parte del colegiado durante 10 minutos en el segundo tiempo por un presunto empujón de Baptistao.

Resultado de imagen de espanyol quique
Quique Sánchez Flores. | BT

El RCD Espanyol empató a cero frente al Twente, séptimo clasificado de la Eredivisie en la temporada 2016-2017, en el que fue el cuarto ensayo de pretemporada para los blanquiazules; un partido gris y con un planteamiento poco ofensivo del conjunto catalán, que mantuvo la posesión sobretodo en la segunda parte, pero que no brilló en las pocas internadas claras de las que dispuso.

Qique Sánchez Flores planteó el partido con un 4-4-2, como hizo ante el Borussia Dortmund. Esta vez, sin embargo, dio entrada a Óscar Melendo en el lugar de Esteban Granero.

Cuando empezó el partido, se notaba que se jugaba en tierras holandesas. El Twente salió a morder y se hizo dueño de los primeros diez minutos del encuentro, con un juego bastante ofensivo. Los locales lideraron las acciones de ataque en los compases iniciales y mantuvieron más la posesión que los pericos, que salieron sin presionar demasiado.

La primera ocasión del Twente llegó a los dos minutos de juego. Holla remató a bocajarro un centro des del lado izquierdo, aunque le pegó blando al balón y Pau López blocó sin ninguna dificultad.

El Espanyol consiguió equilibrar más el juego en los siguientes instantes y retuvo más la pelota en el medio del campo, aunque los holandeses siguieron con su vocación ofensiva. En el 17, el delantero Boere volvió a avisar con un remate des de la frontal del área que se fue ligeramente desviado por la izquierda de la portería blanquiazul.
Los pericos ganaban en posesión, con un juego de mucho toque pero ineficiente, ya que hasta el minuto 23 no consiguieron crear apenas peligro, en este caso en un córner con un remate desviado de cabeza de Leo Baptistao.

Poco después el Twente volvió a amenazar la meta visitante con un disparo de Gjorgjev que se marchó por muy poco a la izquierda de Pau. El portero blanquiazul atajó un disparo en el 37 del mismo extremo suizo del equipo holandés, que merecía ir por delante en el marcador, frente un Espanyol que quiso tener el balón, pero que mostró un insuficiente poder ofensivo en la primera parte del encuentro.

En la segunda mitad el equipo de Quique Sánchez Flores arriesgó más en ataque y consiguió imponer su juego. Leo Baptistao fue el protagonista de los primeros compases del segundo tiempo. Obligó a estirarse al meta del Twente a los tres minutos con un remate de cabeza a bocajarro; volvió a avisar poco después con un chute raso y ajustado que Brondeel mandó a córner; y lo intentó por tercera vez con un misil desde la frontal que se fue muy cerca de la portería holandesa.

En el minuto 60 llegó la anécdota del partido: el árbitro sacó la roja directa por una entrada dura de Pablo Piatti que podría haberse quedado en amarilla, y seguidamente el colegiado suspendió el encuentro y se fue del campo, en una situación insólita, cómica y ridícula; por un presunto empujón de Baptistao como consecuencia de la expulsión de su compañero. 10 minutos después el equipo arbitral volvió a aparecer en el terreno de juego y se reanudó el juego, con un Espanyol con 10 hombres.

A 11 minutos del final el conjunto holandés se quedó también con 10 jugadores, por una agresión de Oosterwijk que propició una patada por detrás a Mario Hermoso. El juego se volvió muy igualado y poco ofensivo por parte de ambos equipos después del parón ordenado por el árbitro. No fue hasta el 39 que el equipo de René Hake estuvo apunto de adelantarse con un gran disparo de Lauckar y la consecuente enorme reacción del portero perico canterano Adri López que había salido después del descanso. El Espanyol no creó más ocasiones de peligro y el marcador no se movió.

Alineaciones

Espanyol: Pau López, Javi López, David López, Mario Hemroso, Aaron; Jurado; Javi Fuego, Marc Roca, Melendo; Sergio García y Leo Baptistao

Twente: Brondeel, Van der Lely, Bijen, Hooiveld; Trajkovski, Holla, Vuckic, Jensen; Gjorgjev, Boere y Kvasina

Compartir
Artículo anteriorEl Atlético Baleares sorprende al Getafe (1-3)
Artículo siguienteEl Atlético vence en los penaltis al Liverpool para alzarse con la Audi Cup