¡Griezmann no se toca!

Imagen vía MD

La sanción del TAS y los recientes coqueteos del francés con el Manchester United, unidos a la posible búsqueda desesperada del Barça de un sustituto de Ney ha llevado a los dirigentes colchoneros, según avanza el diario Marca, ha blindar al jugador hasta el 1 de septiembre, palo en el que se cierra el mercado de verano, imposibilitando la salida del galo antes de la apertura del próximo mercado invernal. Hasta ese momento la libertad de Antoine costará la friolera de 200 millones de euros, cantidad que retornará a los 100 kilos a partir del próximo año natural.

Imagen vía MD
Imagen vía MD

La información proviene del mismísimo Diego Pablo Simeone, que afirmaba encontrarse totalmente tranquilo ante la posible amenaza culé, dados los 200 millones a los que tendrían que hacer frente para hacerse con los servicios de su jugador referencia.

La prohibición de fichar que recae sobre los hombros de los colchoneros, ha sido determinante en el cambio de planes del jugador que ha aparcado su cambio de aires por el bien de un club que lo ha colocado a las órdenes del Cholo en el Top 5 de los delanteros mundiales y un fijo indiscutible en su Selección nacional, lo que ha disparado su valor desde su llegada procedente de la Real Sociedad.

Actitud loable la del jugador en unos tiempos en los que parece que el dinero está por encima de todas las cosas.