Ferrari busca la forma de hacer que Sauber sea su equipo B

Charles Leclerc y Antonio Giovinazzi son los favoritos para ocupar los asientos del equipo Sauber el próximo año

Es conocida la negativa que tiene Ferrari a hacer debutar a los pilotos de su programa de desarrollo en el equipo de la marca, por lo que históricamente han recurrido a otras escuderías para probar a sus pilotos antes de decidir si subirlos, o no, a los monoplazas rojos. En los últimos años ha sido el caso de Felipe Massa y Sergio Pérez en Sauber, o Jules Bianchi en Marussia, pilotos de la escudería que tuvieron que comenzar en equipos más pequeños, siendo el brasileño el único que ha podido vestir de rojo.

(c)@ScuderiaFerrari
(c)@ScuderiaFerrari

El equipo Haas llegó al Gran Circo propulsado y apoyado tecnológicamente por Ferrari, en lo que parecía ser el nuevo equipo B de Maranello, una situación similar a la que vivió Sauber hace ya 20 años. En Haas los italianos encontraron un lugar en el que poder probar a su cantera de pilotos, y probablemente, en el que hacerlos debutar en el futuro.

Sin embargo, el conjunto norteamericano, una vez asentado, se ha distanciado cada vez más de la imagen de equipo satélite, y lejos de subir a los pilotos de Ferrari, se deshicieron de Esteban Gutiérrez, probador de los italianos, cuentan con su propio programa de jóvenes promesas y mantendrán su alineación de pilotos para el próximo año, cerrando la puerta a la Ferrari Drivers Academy.

Por lo tanto, y como ya indicase el nuevo director de Sauber, Frederic Vasseur, la decisión de romper con Honda en favor de Ferrari se ha debido a un movimiento estratégico pensando en el futuro de la escudería, que pasa no solo por seguir siendo cliente de los italianos, también por poner al volante a los talentos con los que cuenta la marca del Cavallino, Charles Leclerc y Antonio Giovinazzi. Tanto el monegasco, que está mostrando una gran habilidad al volante en la F2, como el italiano, que disputó dos Grandes Premios con Sauber al comienzo de año, han hecho méritos suficientes para llegar al Gran Circo, en Maranello no quieren dejarlos escapar.

El presidente de Ferrari, Sergio Marchionne, no ha dudado en hablar de equipo júnior cuando se ha referido de Sauber, un proyecto en el que el director de la escudería italiana, Maurizio Arrivabene ha estado trabajando para que pueda llevarse a cabo. Sin embargo, dejar los dos asientos del equipo suizo disponibles no sería tan sencillo, ya que si bien Pascal Wehrlein podría abandonar la escudería o incluso la categoría reina el próximo año, el apoyo con el que cuenta Marcus Ericsson por parte de los propietarios del equipo complicaría la disponibilidad de ambos coches para los de Maranello.

“Es una idea excelente y algo en lo que estamos trabajando. Motorizar a Sauber es una forma de crear un equipo júnior para nuestros jóvenes pilotos. Tenemos dos grandes talentos, pero necesitamos entrenarlos en alguna parte, necesitamos espacio para que los jóvenes puedan consolidar el futuro de Ferrari. Maurizio ha estado trabajando duro en ello.”

Además, de cara al futuro, Marchionne ha dejado la puerta abierta a colaborar con más escuderías, dispuesto a ayudar a los nuevos equipos que plantean llegar a la Fórmula 1 y aumentar así su cartera de clientes.

“Si seguimos hacia adelante ampliaremos nuestra cartera de equipos clientes, nos hemos comprometido tanto con Liberty Media como con la FIA a apoyar a los equipos nuevos que lleguen, y cuantos más haya, mejor para nosotros.”

Compartir
Artículo anteriorTebas la lía: La Ligue 1, en pie de guerra
Artículo siguienteMax Verstappen quiere asegurarse de que todo está bien
Fiel amante del automovilismo.La competición por encima de cualquier nacionalidad, aunque siempre está mejor que gane alguien de casa, siempre que no sea con un Ferrari. No me caso con ningún equipo, pero Mclaren y Renault siempre han sido mi debilidad.