La ‘silly season’ avanza con calma

Acaba de comenzar el parón veraniego, momento del año en el que se decide el futuro de muchos pilotos

Tras dejar a tras los vertiginosos rumores de junio y julio con respecto al mercado de fichajes de pilotos, se ha ido instalando un ambiente de mayor calma en todo el ‘paddock’. Las primeras alarmas las dejó sonar Fernando Alonso cuando la escudería no podía conseguir terminar o ni empezar los Grandes Premios y el asturiano, convencido de que su tiempo pasa, decidió ponerse en marcha para buscar un equipo ganador. Al parecer, los avances de Honda y McLaren  han trasmitido algo de confianza a un Alonso que parece no tener una mejor opción de cara a los equipos grandes.

Valtteri Bottas fue fichado por un solo año en Mercedes tras el inesperado retiro de Nico Rosberg y, como es de esperar, “todos” quieren ese puesto, pero el finés ha demostrado que es capaz de cumplir con lo que requiere el equipo e incluso su exigente compañero, lo que lo posiciona fuerte para renovar su asiento y darle a Mercedes tiempo para pensar mejor las cosas.

Por otro lado, y no menos importante, Ferrari esta aún por decidir los asientos, con un Kimi Räikkönen que parece un poco deslucido cuando se compara contra el mismo Kimi de hace unos años. Sin embargo, la Scuderia y el propio Sebastian Vettel  parecen estar a gusto con el trabajo del que en otrora fuera el primer piloto de los rojos.

Teniendo todo en la cabeza más o menos decidido y sin aparentes grandes cambios, los rumores han empezado a irse a la parte media de la parrilla, donde los nombres de Sergio Pérez y Pascal Wehrlein han tomado cierta importancia.

Pascal Wehrlein podría no continuar en Sauber / Fuente: Sauber F1 Team

Por su lado, el mexicano ya ha demostrado que es buen piloto, posee cualidades propias con los neumáticos y puede ser muy rápido cuando el coche y la pista están para su Force India. Pocos dudamos de que tiene el potencial y la experiencia para que pase más pronto que tarde a un equipo de los de arriba, pero por ahora, y con los equipos punteros quietos, la renovación es la única salida prudente tanto para él como para el equipo. Incluso Pérez ha declarado: “Espero que una vez vuelva del verano, tenga un nuevo contrato. Eso sí, nunca se sabe qué puede pasar”, en declaraciones publicadas  por la agencia de noticias GMM.

La otra puerta que se ha cerrado en el mercado de motores y que ha puesto a mover los asientos fue el acuerdo entre Sauber y Honda. Con el trato declinado, Ferrari vuelve a poner motores al equipo y por lo tanto presiona para que alguno de sus pilotos de la Academia roja suba al equipo como parte del acuerdo.

El piloto Pascal Wehrlein cuenta con el apoyo de Mercedes, y en lo que respecta a la competencia interna con su compañero de equipo se ha posicionado como el campeón. Sin embargo es posible que el piloto no cuente con un asiento para el 2018 debido a los acuerdos con Ferrari. En tal sentido, el diario alemán Bild y el suizo Blick han asegurado que las posibilidades del piloto se centran en el  campeonato alemán de turismos DTM o incluso su pase a la Fórmula E.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 15 =