Solo si sale Bale

El futuro de Mbappé tardará en resolverse | Diario Gol

Zidane no cree que Mbappé y el extremo galés sean compatibles en el mismo once. La sombra de la Premier planea sobre Gareth Bale, mientras que en Chamartín son optimistas en cuanto a la llegada del joven delantero francés

El futuro de Mbappé tardará en resolverse | Diario Gol
El futuro de Mbappé tardará en resolverse | Diario Gol

Coleando cada vez con menos fuerza el ‘caso Neymar’, el de Kylian Mbappé toma el relevo como culebrón del verano. Eso sí, no se trata de una negociación fácil, ni muchísimo menos. Los principales escollos: el overbooking en la delantera del Real Madrid y el valor del futbolista en cuestión.

Esa dificultad es la que pone el club en el que milita Mbappé. El Mónaco no va a dejar escapar tan fácilmente al joven francés, que ha dado motivos para confiar en él como futuro mejor jugador del planeta, y no solo por eso, sino porque a medida que pasan los días el mercado se vuelve cada vez más loco. El club monegasco lo sabe, y espera sacar tajada si el traspaso se lleva a cabo.

Las posturas estaban muy cercanas a mediados del mes pasado, pues en la reunión entre Florentino Pérez y José Ángel Sánchez con el presidente del Mónaco, Vadim Vasilyev, y su vicepresidente, se estableció un punto en común que rondaría los 180 millones de euros, de los que variables serían 20-30 de ellos.

Desde ayer, ese acercamiento peligra debido a la ‘operación Neymar’. A raíz de este fichaje por el Paris Saint Germain, el Mónaco pretende exprimir al máximo al Real Madrid y ha pedido una suma por variables superior a la pactada. Una partida de esos objetivos variables sería el pago de 25 millones de euros si Mbappé lograra el Balón de Oro con la elástica merengue, una petición que el Real Madrid no ve factible.

El otro escollo del que hablábamos es la cantidad de hombres de ataque que hoy día configuran la plantilla blanca. Cristiano Ronaldo, Benzema y Bale son nombres propios en la parte alta, mientras que futbolistas como Isco, Asensio, Ceballos pueden acoplarse en cualquiera de las dos bandas. Por no hablar de Borja Mayoral, que viste la elástica blanca esta pretemporada y que podría quedarse ante las bajas de Morata y Mariano como arietes.

¿Dónde se coloca a Kylian Mbappé? Esa es la pregunta que Zidane se hace. Es algo que no gusta al técnico francés, y no duda en echarse atrás y renunciar a un jugador de renombre si la situación no lo requiere. Ya desestimó el pasado verano a Paul Pogba alegando que con el equipo que entonces había, no hacía falta su incorporación.

En este caso, ‘Zizou’ va más allá, no piensa solo en el overbooking de delanteros, sino en la incompatibilidad que ve entre Mbappé y Gareth Bale. El extremo galés tiene trabajo por delante, llegue o no llegue el joven francés. Se encuentra muy discutido entre la afición merengue por sus continuas lesiones y nulas apariciones en partidos importantes.

Zidane es un hombre tranquilo, que prioriza el buen ambiente en el vestuario y mima a sus futbolistas para que ninguno se sienta incomprendido con el papel que en un momento dado juegue. La llegada del joven Kylian supondría mantener a cuatro pesos pesados en el ataque blanco, cuatro hombres para tres puestos. Lo primero es el buen funcionamiento y entendimiento del vestuario, por lo que el técnico francés ya ha hecho saber a Florentino Pérez que si llega Mbappé, debe ser Bale el que rompa con la BBC y abandone el Real Madrid. James es el ejemplo de ello.