Análisis: El GBC toma forma

Photo by GBC

Tras su ascenso, definitivamente consumado el 20 de Julio, el Gipuzkoa basket ha demostrado sentirse muy activo en el mercado. Desde la renovación del técnico Porfi Fisac, el equipo donostiarra ha completado siete posiciones para la temporada en la máxima categoría estatal del baloncesto español.

Muchas podrían ser las artimañas que podríamos hacer en un quinteto titular, solamente con estos 7 jugadores. Cierto es, que la apuesta de este nuevo Gipuzkoa Basket es la juventud (25 años de media), tratándole de incorporar la suficiente experiencia como para crecer en estas largas e intensas 34 paradas.

Partiendo de la posición de base, siendo esta la posición que está completa por parte del conjunto vasco, tenemos a Dani Perez, Xabi Oroz y Kenny Chery. Tres jugadores totalmente diferentes que le puede servir al gipuzkoa basket para cambiar ritmos en momentos claves de un partido. El primero de ellos, con experiencia ACB, viene de cuajar una gran temporada en el Oviedo. Todo apunta a que será, posiblemente, el segundo base del equipo. Un jugador con una buena visión de juego donde saca ventajas de sus penetraciones a canasta. Además, podría jugar muchos minutos con Keny Chery, siendo el canadiense el jugador eléctrico y el que proporcionara puntos a la posición de base. La posición de base es completada por el gipuzkoano Xabi Oroz. Un jugador joven que tuvo la oportunidad de debutar en ACB por el Gipuzkoa Basket en la temporada 2014. Un jugador intenso y muy buen defensor, donde su aumento de minutos en pista dependerá de su eficacia y eficiencia.

O-C-D - GBC

Una de las apuestas importantes para este nuevo proyecto es el del alero Miquel Salvo. Un ue comenzó a jugar de interior y que, con el paso de los años, termino alternando ambas posiciones. Tiene buena mano y es capaz de generarse tiros en el poste bajo. Posiblemente, su gran reto para adaptarse a la ACB será la exigencia defensiva que le demuestre la competición que le requerirá defender exteriores de alto voltaje. Podría alternar posición de Alero y Ala-Pívot.

Photo By Diario Tarragona
Photo By Diario Tarragona

Si seguimos analizando la posición de Alero, nos encontramos con el catalán Joan Pardina. Un alero que ya ha disputado partidos (cinco para ser exactos) en la liga ACB y que tiene un gran futuro por delante. Una de las sensaciones de la temporada pasada, Joan es un alero que ha ido creciendo de una manera exponencial a lo largo de su carrera deportiva. Su juventud hace que su futuro sea prometedor, y se encuentra ante una oportunidad muy válida para demostrar su enorme valía como jugador de baloncesto. Un jugador bueno defensivamente y con capacidad reboteadora con un buen tiro y capaz de adaptarse bien a cualquier situación como demostró la pasada temporada. Posiblemente, su mayor debilidad sea sacar ventajas de uno contra 1.

Imagen vía ACB
Imagen vía ACB
Imagen vía GBC
Imagen vía GBC

Por último y analizando las posiciones interiores, nos encontramos ante la gran promesa estadounidense Mike Carlson y la gran experiencia Henk Norel. Mucho de los sistemas de este Gipuzkoa Basket puede que pasen por las manos de estos dos jugadores. El buen tiro exterior de Carlson hace que el conjunto vasco gane en tiro exterior y tenga la capacidad de abrir el campo que haga ayudar a los interiores del equipo como el Holandés. Este, con una enorme experiencia ACB y enorme polivalencia en la pintura, dará la experiencia necesaria a un equipo joven y será una de las piezas claves de este nuevo Proyecto. Si las lesiones le respetan, acabará siendo un referente y el club vasco dará un salto de calidad importante.

Por lo tanto, y a la espera de los fichajes que cierren la plantilla del GBC, están son las nuevas piezas de un equipo donde su mayor objetivo es seguir creciendo deportivamente.

Compartir
Artículo anteriorSe busca “9”: Razón, Riazor
Artículo siguiente100 metros para una imagen histórica