Victoria in extremis del Atlético ante un rocoso Brighton

Los goles de Nico Gaitán, Fernando Torres y casi en el descuento de Lucas Hernández le han valido a los de Simeone Atlético de para imponerse al Brighton

[sls id=”1973″]

La presentación más mediática de la historia del club inglés se resolvió con la victoria colchonera en un encuentro en el que ambos clubes saltaron al césped con sus hombres más destacados, y por ello se resolvió con una gran cantidad de goles, sobre todo en una segunda mitad que le dio infinitas vueltas a la primera debido al enorme ritmo en ambos conjuntos que se dejaron todo sobre el verde.

En los instantes iniciales de titubeo e intercambio de golpes, el Atlético trató de llevar la batuta y el ritmo del encuentro, consiguiendo así que llegasen las primeras oportunidades finalizadas por Griezmann y Carrasco. Sin embargo, Matthew Ryan solventó de forma eficaz los disparos recibidos manteniendo el empate en el electrónico. Los soldados de Simeone continuaron su auténtico monólogo basado en la posesión, aunque dicho porcentaje no se traducía en ocasiones de peligro, pues el Brighton se mostró fuerte y sólido defensivamente, llegando muy tímidamente a la portería defendida por Jan Oblak.

La polémica tendría también su momento durante una primera parte que no tendría mayor trascendencia, ya que Gross derribó la manera clara a Carrasco dentro del área, pero el árbitro no decretó la pena máxima. A pesar de la gran privación, Nico Gaitán fue el encargado de abrir el marcador con un fuerte disparo desde veinticinco metros que el portero australiano, en vez de atrapar, lo introdujo con un gran error en su propia red. De esta manera el Atlético se marchó con la mínima ventaja de camino a vestuarios, viéndose obligado a modificar algunos aspectos para tratar de sentenciar.

Con mucha mayor intensidad salió al rectángulo de juego el Brighton tras el descanso, llegando su gran primera ocasión por medio de March, aunque el remate se marchó por encima del travesaño. Aún así, la mejora fue considerable al frustrar de enorme manera las internadas atléticas, tanto, que fue de nuevo el cuadro británico quien de falta directa dispondría de una gran ocasión para empatar. Y así fue, el envenenado y raso tiro de Gross se introdujo con algo de fortuna en la portería colchonera para arrancar el empate a uno.

No tardaría el Atlético en reaccionar al tanto del empate. Fernando Torres se encargó de aprovechar el fantástico centro de Juanfran desde la banda derecha gracias a su testarazo que significó el gol de la ventaja antes que Simeone optase por realizar la habitual multitud de cambios característica de los partidos amistosos. Pero a raíz del gol colchonero, el Brighton, como ya había sucedido tras el descanso, volvió a probar un juego más directo en los pases y en la intensidad, lo cual sirvió para que Sidwell, después de un magnífico envío de March, volviese a poner las tablas en el marcador.

Y a partir de la locura goleadora en ambos conjuntos, el duelo se convirtió en un auténtico correcalles tanto en una parte del campo como en otra. De todas la maneras posibles trataron de romper el empate Brighton y Atlético, siendo el conjunto visitante quien lo consiguió en los minutos finales gracias a Lucas Hernández, que había estado magnífico por la banda durante todo el partido y firmó el gol de la victoria tras un rechace que remató de manera fuerte y seca con su pierna izquierda.