Una pretemporada de más dudas que certezas

El Real Madrid llega a la final de la Supercopa de Europa tras una pretemporada no muy halagüeña. Los de Zidane no han terminado de arrancar este mes de agosto, no suman ninguna victoria y el martes se plantan en Skopje para disputar con el United el primer título de la temporada.

Estadio Filip II de Macedonia, martes 8 de agosto, 20.45h y bajo la luna de Skopje se disputa el primer título de la temporada. Es el día señalado en rojo por el Real Madrid como el pistoletazo de salida de la nueva campaña. Allí los blancos lucharán por la Supercopa de Europa ante el Manchester United de Mourinho.

Los de Zidane llegarán a Macedonia tras una pretemporada con más sombras que luces. Los blancos han disputado 4 encuentros amistosos de preparación en suelo estadounidense, cosechando dos derrotas y dos empates. Sin Cristiano Ronaldo, pero con la mayoría de la plantilla, el Madrid no ha conseguido los resultados esperados y tampoco el juego que se le pide al vigente campeón continental.

En el primer encuentro ante el United, el conjunto madrileño no pudo pasar del empate (1-1) con un único gol de Casemiro desde los once metros. Precisamente los penaltis iban a condenar a los de Zidane a la derrota en el primer bolo veraniego. Poco positivo a sacar de aquel encuentro más que el debut de Theo Hernández y el buen hacer de Achraf.

Ninguna victoria blanca en cuatro encuentros / Marca

Si los blancos no deslumbraron ante el United, peor fue el encuentro ante sus vecinos. La derrota por 4-1 ante el City de Guardiola despertó más de una alarma. Pocas buenas noticias de Los Ángeles en un partido donde los citizens se mostraron superiores y que al Madrid se le hizo demasiado largo. De nuevo dos canteranos iban a traer las únicas buenas noticias; Achraf volvía a demostrar que está preparado para suplir a Carvajal y Óscar debutaba con un golazo para maquillar el resultado.

Días después Estados Unidos vivía una cita histórica con un Clásico por todo lo alto en Miami. Los de Zidane volvían a caer en aquella cita por 2-3 y protagonizaban una primera mitad bastante lejos del nivel esperado. Messi, Rakitic y Piqué daban los goles de la victoria al Barcelona mientras que dos espejismos de Kovacic y Asensio servían para limpiar la imagen blanca. De nuevo lo mejor del encuentro para el Madrid llegó con la entrada de la hornada joven, que sí dio la cara.

Finalmente la única “victoria” blanca llegó en el último encuentro ante un equipo de “estrellas” de la MLS. Sin embargo durante el tiempo reglamentario no fueron capaces de superar el 1-1. El equipo B de Zidane luego logró imponerse en la tanda de penaltis donde Luca Zidane detuvo el priemero.

La pretemporada del Real Madrid no pasará a la historia como una de las mejores, todo lo contrario, tras los primeros bolos veraniegos los de Zidane dejan más dudas que certezas. Con la única ausencia de Cristiano, los blancos han sumado cuatro encuentros sin conocer la victoria. Mañana en Skopje las dudas no podrán volver a aparecer en el primer título de la temporada.

Compartir
Artículo anteriorEl Tottenham se lanza a por Joao Cancelo
Artículo siguienteAndré Gomes, la clave para cerrar a Coutinho