El increíble caso de Arda Turan

Imagen de peru.com

El turco sabe que no entra para nada en los planes de Ernesto Valverde de cara a la próxima temporada, tras llegar al Camp Nou en el mercado invernal de la campaña 2015-16, a pesar de ser fichado aquel mismo verano, en el que abandonó por la puerta de atrás al Atleti, para ser un recambio de lujo en el Barça a la sombra de la MSN.

Imagen de peru.com
Imagen de peru.com

El rendimiento del jugador turco ha tenido claroscuros, con más momentos mediocres que brillantes y parece que su luz se ha apagado del todo con la marcha de Luis Enrique, su principal valedor y la llegada de Ernesto Valverde, en cuyos planes no parece tener demasiada cabida un jugador, con destellos de genio, pero con una falta de sacrificio y un carácter indomable, que le han colocado en la rampa de salida a la primera oferta que llegue por él.

Sus agentes conocedores de su situación han llegado a adoptar una medida tan desesperada ante la ausencia de ofertas por su representado, que se han atrevido a tocar la puerta del Atlético de Madrid, un club que le encumbró convirtiéndole en una estrella mediática, para darles una puñalada trapera, pagando su cláusula para abandonar por la puerta de atrás el Vicente Calderón, a pesar de tener que estar sin jugar hasta el mercado invernal y tener que vivir de las migajas en forma de minutos sueltos que le dejaba la MSN.

El caché de Arda ha bajado tanto que se ha convertido en un problema para un equipo que necesita soltar lastre para adaptar la plantilla a los nuevos tiempos y poder presentar batalla ante un Real Madrid que está recuperando el trono en el fútbol español y europeo a marchas forzadas.

El Karma parece estarle jugando una mala pasada a un jugador que de quedarse en la Ciudad Condal, podría convertirse en el descarte de Valverde jornada tras jornada, siendo un momento propicio para cualquier club interesado en el otomano, para tocar la puerta de Robert Fernández y fichar al futbolista a precio de saldo, después de que el Atleti le haya cerrado de un portazo la puerta del Wanda Metropolitano en todas sus narices.

Compartir
Artículo anteriorIncertidumbre en Williams
Artículo siguienteEl Inter pide a Garay por Murillo
Subdirector de Tercer Equipo, padre de familia y periodista vocacional en busca de su lugar en el mundo del periodismo deportivo.