¿Un Ángel para cerrar un abismo?

Imagen vía Madrid-Barça.com

Tras los diversos fiascos de los últimos días, el FC Barcelona puede encontrar una solución en París. Di María no quiere ser secundario en el PSG.

Una vía que llevaba abierta desde hace semanas pero que estaba en situación de stand-by ante el interés prioritario por otras opciones, como Coutinho y Dembélé, gana enteros en la actualidad azulgrana. Un nombre que cuenta con el aval de Lionel Messi, quien ya lo recomendó en su día, y que añadiría morbo tanto al mercado estival como al campeonato nacional: Ángel Di María.

Jugador con pasado merengue y que ha visto su papel en el PSG comprometido ante la llegada de Neymar y la más que probable de Dembélé, no vería con malos ojos un cambio de aires y volver al campeonato en el que más ha destacado en su salto a Europa. Un retorno a España, al eterno enemigo, se vendería sólo en el entorno culé.

Por su lado, el PSG necesita aligerar la plantilla, dado que a día de hoy hay demasiados gallos en el gallinero, lo que equivaldrá a problemas en un futuro no muy lejano. Jugador que ya ha tenido varios enfrentamientos con Unai Emery, finaliza contrato en 2019, con lo que este momento puede ser el último en obtener un buen traspaso por él, porque la próxima temporada cualquier club que lo quisiera podría forzar al PSG a venderlo por un valor muy inferior si no quiere perderlo sin ganancia en enero de 2019.

A pesar de que las relaciones entre FC Barcelona y PSG están lejos de ser cordiales, un acuerdo entre las 3 partes es factible dado que las mismas saldrían ganando del mismo. El “fideo”, a sus 29 años, se encuentra ante la que puede ser su última oportunidad en un grande y, de llegar al Barça, el morbo estará servido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 15 =