Di María ¿puente aéreo con escala?

No es fácil ver a un jugador vestir la camiseta del Real Madrid y luego la del FC Barcelona, o viceversa. Figo, Ronaldo o Eto’o son los primeros nombres que se nos vienen a la cabeza. Y si ahora hubiera que añadir a esa lista el nombre de Ángel Di María.

La salida de Neymar del FC Barcelona ha causado estragos en la ciudad condal. Con una de sus estrellas fuera del equipo y con la directiva más cuestionada que nunca, el club tiene que buscar fichajes que vuelvan a ilusionar a la afición y que sirvan para contrarrestar el golpe infligido por el Paris Saint-Germain. Con las operaciones por Coutinho o Dembélé en punto muerto, en los últimos días un nombre ha cobrado fuerza: Ángel Di María.

El argentino, que actualmente milita en las filas del PSG, ha sonado con fuerza en las últimas horas como posible refuerzo blaugrana. Llegó en 2015 a París procedente del Manchester United en un traspaso que se cerró en torno a los 63 millones de euros. Cuando el Madrid vendió al Fideo al United incluyó una clausula antiBarça por la cual el club británico debía abonar a la entidad de Chamartín 50 millones si el traspaso se hubiera cerrado en 2015, 40 en 2016 y 30 esta campaña. Sin embargo esta clausula no afecta al PSG y esto puede hacer que Di María pase a ser jugador del Barça tras hacer escala en el extranjero.

Di María en su último encuentro ante el Barça como jugador del Madrid / TheSun

Haciendo memoria es difícil recordar jugadores que hicieran este camino: Figo, Ronaldo, Eto’o, Laudrup, Schuster, Saviola… todos ellos hicieron el puente aéreo pero Barcelona-Madrid. Sin embargo tampoco hay que rebuscar tanto para encontrar a alguien que lo hiciera en dirección contraria: Luis Enrique. El asturiano llegó al Real Madrid en 1991 y no fue hasta la llegada de Valdano al banquillo blanco cuando terminó de explotar. Sin embargo y, en la profunda crisis deportiva que vivía el Madrid por aquel entonces, Luis Enrique abandonó el club blanco en 1996 fichando por el FC Barcelona.

Sin embargo es aún más complicado encontrar a alguien que fuera de Madrid a Barcelona, pero haciendo escala en algún club extranjero. Dos nombres destacan por encima del resto: Robert Prosinecki y Gheorghe Hagi. El primero, de origen croata, llegó al Madrid en 1991 procedente del Estrella Roja de Belgrado, que acababa de coronarse Campeón de Europa. Sus lesiones hicieron muy difícil su adaptación al equipo y nunca llegó a cuajar. En el 94´abandono el club blanco rumbo al Real Oviedo para acabar en el FC Barcelona en el 96´. Solo disfrutó de una campaña en el conjunto blaugrana, donde tampoco terminó de encajar para acabar marchándose a Sevilla.

El caso de Hagi tampoco fue mucho más brillante. Llegó al Madrid en 1990 procedente del Steaua Bucarest rumano, su país de procedencia. Sin embargo solo duró dos temporadas en el equipo blanco y en el 92´salió al Brescia, equipo de la Serie B italiana. Tras ascender con ellos para volver a descender la siguiente campaña, acabó fichando por el Barcelona en el 96´, donde tampoco cuajó y acabó saliendo al Galatasaray dos temporadas después.

Pero Prosinecki y Hagi no son los únicos. Lopetegui, Alfonso Pérez o Dani García también realizaron el puente aéreo Madrid-Barcelona haciendo escala en otros equipos. Veremos si tenemos que sumar a esta lista el nombre de Ángel Di María.

Compartir
Artículo anteriorLa cantera reclama su lugar (0-1)
Artículo siguienteZidane: “La Supercopa de España tiene un valor especial”