Apenas hubo partido anoche, de hecho por momentos fue un poco aburrido, porque vimos una mala noche de los Warriors pero aun así arrasaron a su rival. Ni 100 puntos fueron necesarios anoche para ganar. Así es, Golden State se quedó anoche con solo 97 minutos pero logró un triunfo sólido en casa. Como dato recordar que el último triunfo de los Warriors con menos de 100 puntos en su casillero fue en abril de 2016 ante los San Antonio Spurs.

Foto: SFGate
Foto: SFGate

A pesar de la victoria, hay que decir que los Warriors tuvieron un mal partido en ataque. Alguna vez debía pasar, pues no es habitual verles moverse en esos números. Pero esta vez su inhóspito porcentaje de tiro lo arregló con una defensa sólida que dejaba a Miami con solo 37 a la llegada del descanso. Tras un apretado 22-21 en el primer cuarto, los Warriors levantaron el muro y se fueron al descanso 50-37 con un demoledor parcial de 21-5 en los últimos 4 minutos, lo que les dio casi la victoria viendo como estaba el panorama.

Lo bueno es que los de Miami enlazaron un par de buenas rachas alternativas gracias a Johnson y a un Dragic que por momentos estuvo en modo MVP Eurobasket, pero que no acabó siendo suficiente. Los Heat intentaron no descolgarse demasiado en el marcador pero cada vez que parecía acercarse con esas mini rachas a su favor (8-0 y 6-0), los Warriors subían una marcha y volvían a poner tierra de por medio. Y si algo está claro es que si te dan esa opción de ‘sobarse’ tienes que atizarles más si quieres ganarles, pero finalmente los de Miami acabaron extrañando a Waiters, pieza clave que se perdió el partido por motivos personales.

El tercer cuarto finalizaba 25-20 a favor de los Warriors y con 18 de ventaja la cosa estaba ya casi cocinada, pero aun así Kerr no se fió y dio minutos a los titulares en el último cuarto, hasta que ya con cuatro minutos solo de juego decidió que era hora de que todos se fuesen al banquillo en pos de su descanso y un futuro enfrentamiento ante un ‘enrachado’ Minnesota en un par de noches en el mismo escenario.

22-23 a favor de los de Miami en el último cuarto que establecía ya definitivamente los porcentajes ‘humanos’ de los Warriors: 36,8% de acierto en tiros de campo y solo 11 triples anotados de 32 intentados, pero la diferencia estuvo en los 22 de 24 tiros libres anotados por los 12 de 17 de los Heat. Ahí se vislumbra una diferencia, pero la realidad fue mayor obviamente.

A pesar de los datos Durant dejó un buen partido con 21 puntos y 8 rebotes, Draymond Green se quedó con 18 y 9 rebotes en su cuenta, Steph sumó 16 y 13 fueron para Klay Thompson.

En el conjunto de Erik Spoelstra sólo se salvaron Goran Dragic con  19 puntos y James Johnson, MVP de su equipo que aportó 21 puntos y 9 rebotes desde el banquillo. Hassan Whiteside se tuvo que conformar con anotar 3 puntos en 16 minutos de juego, con un pobre 1 de 9 en tiros de 2.

Este triunfo coloca a Golden State Warriors con una marca de 8-3, empatado con Houston Rockets en la cabeza de la Conferencia Oeste, mientras que Miami se queda 11º en el Este con 4 victorias y 6 derrotas.

A continuación un resumen del partido:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − 7 =