Charla de baloncesto con Luis Parejo, capitán del Cáceres

Desde Tercer Equipo hemos charlado con el capitán del Cáceres, Luis Parejo, acerca de su trayectoria como deportista y de todo lo relacionado con la LebOro.

Entrevista con Luis Parejo // Juanma Barra

Acudimos al Pabellón Multiusos de la Ciudad de Cáceres para charlar un rato sobre baloncesto con el capitán del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, Luis Parejo, que nos espera lanzando una serie de triples tras finalizar el entrenamiento. Tras esto, nos sentamos en uno de los banquillos y comenzamos la entrevista:

Juanma Barra: ¡Buenos días Luis! Ante todo, gracias por aceptar hacer esta entrevista.

Luis Parejo: ¡Nada hombre! Yo estoy encantado de poder hablar siempre de baloncesto.

J.B: Nueva temporada en Cáceres, la quinta consecutiva y la tercera en LebOro. ¿Qué balance haces de tu trayectoria en el Cáceres Patrimonio de la Humanidad?

L.P: Pues a nivel global, totalmente positivo. Ya desde el primer momento que llegué aquí me sentí muy bien, muy a gusto, vi que era una ciudad de baloncesto y así nos lo transmitió la gente. Primero en LebPlata llegando a semifinales el primero año y ascendiendo el segundo, y los tres años de LebOro, manteniendo el bloque del ascenso el primer año, el segundo año muy bueno a nivel global y este año nos está costando empezar pero con buenas sensaciones. 

J.B: Capitán del equipo, jugador con más minutos disputados en la historia del club, máximo anotador histórico en triples y liderando otras categorías, según datos de Felipe Criado (@felipecriado). ¿Te imaginabas esto cuando llegaste aquí?

L.P: Pues, sinceramente, no (se ríe). Antes de llegar aquí yo no había estado más de dos temporadas en un club, dada la situación en el baloncesto nacional, era algo impensable. Sin embargo, al llegar aquí congenié muy pronto con todos los trabajadores del club, con la cantera… entonces, según pasaban las temporadas me sentía muy a gusto y, ¿por qué no poder lograr esos números si todo funciona y estas genial?

J.B: Viajando un poco a tus orígenes, ¿cuándo te entró el gusanillo por el baloncesto?

L.P: Bueno, mi familia es una familia de baloncesto. Mi padre fue jugador y árbitro, mi madre jugadora y mesa, así que lo llevo en la sangre. Con 5 años, me apuntaron a un campus de baloncesto que organizaban en Almería para niños a partir de 8 años y, desde entonces, no he salido de este mundo.

J.B: Llegas en cadete al Real Madrid. ¿Cómo es esa experiencia de jugar en el equipo más laureado de Europa?

L.P: Sí, en cadete de primer año, llego al Real Madrid. Cuando te llama el Real Madrid es imposible decirle que no. Tuve la suerte de compartir residencia con jugadores como Pablo Aguilar, al que conocía de la selección andaluza, y estuve allí cinco años que al recordarlos aun se me pone la piel de gallina. El poder jugar torneos por toda España, toda Europa, la atención que nos ofrecían desde el club cuidando nuestro estudios, son detalles que hicieron aquella experiencia inolvidable. No llegué a debutar oficialmente con el primer equipo, aunque jugué en pretemporada, pero es una “espinita” que tengo ahí clavada.

J.B: Tras salir del Real Madrid, juegas en varios equipos, entre ellos Fuenlabrada, Illescas, Álcazar o Castellón. ¿Qué te enseñaron esos años?

L.P: A Fuenlabrada llego en mi segundo año de senior. Mi agente y yo pensamos que la mejor opción era seguir formándome como jugador y estuve en el segundo equipo, aunque entrenando con el primer equipo, algo que me fue muy útil. Antes de acabar esa temporada me marché a Illescas cedido y jugué en LebOro, con el mal sabor de boca final porque descendimos. Pasé por Alcázar media temporada, también en LebOro, pero la situación en el club no es buena y me marcho a Tíjola hasta final de temporada. Después estuve en Ávila, con Armando Gómez, con el que trabajé muchísimo. Y finalmente, en Castellón estuve muy bien, en un club en crecimiento y con buena masa social y del que guardo un gran recuerdo. 

J.B: Llegaste al Cáceres en 2013 a petición propia de Ñete Bohigas, con el que has ligado tu carrera aquí. ¿Cómo describirías tu relación tanto profesional como personal con él?

L.P: Ñete me llamó en verano para decirme que le gustaría contar conmigo. Yo lo conocía de la Selección Española y tenía muy buena relación con él. Nuestra relación es genial tanto fuera como dentro de la pista. Nos entendemos muy bien y eso se nota a la hora de trabajar juntos.

J.B: En relación a esta temporada, parece que este año al igual que en pasadas temporadas en LebOro, al equipo le cuesta arrancar. Dos victorias en siete partidos, sin ganar fuera de casa y con una derrota en casa ante Huesca que dolió bastante, ¿a qué crees que se debe este inicio tan negativo?

L.P: Pues no sé que decirte. Estamos buscando respuestas a porqué está sucediendo esto. Hemos competido en la pista de Manresa, donde el partido se nos escapa por pequeños detalles y en Palma, sin ser un partido vistoso, tuvimos opciones de traernos la victoria. Sí que es verdad que en la última salida en Azpeitia no encontramos nuestro baloncesto y tuvimos un mal día. La derrota ante Huesca nos dolió a todos. Somos un equipo realista y sabemos que en el Multiusos no se nos pueden escapar los partidos, y menos contra equipos de “nuestra liga”. Sabemos que Huesca va a pelear por lo mismo que nosotros, que es una liga muy competida y, sinceramente, creo que es un fallo que espero que no se vuelva a repetir. En una liga tan competitiva sabemos que los fallos pasan factura y tenemos que estar firmes sabiendo a dónde queremos llegar.

J.B: Hablando de partidos fuera de casa, ¿por qué le cuesta tanto al equipo conseguir victorias a domicilio? ¿Es una cuestión de presión ambiental?  ¿Los largos trayectos?

L.P: Fuera de casa es cierto que te sientes más solo, no estás arropado por tu afición, pero es cuando más carácter debemos mostrar y estar más unidos. Estoy seguro de que las victorias fuera de casa llegarán porque estamos trabajando mucho para lograrlo.

J.B: El equipo ha vuelto a incorporar muchas caras nuevas, varias de ellas sin experiencia previa en la Liga. ¿Cómo ves la adaptación de los nuevos compañeros?

L.P: A nivel personal los veo muy bien. Desde el primer día, jugadores como Pol Olivier o Warren Ward están siempre pendientes de todo, nos preguntan cómo mejorar, qué pueden hacer en la liga. Todo va muy bien y trabajando como lo estamos haciendo y estando así de compenetrados, los resultados van a llegar y se va a ver buen baloncesto. Queremos divertirnos jugando al baloncesto.

J.B: Es muy pronto aún para hablar del final de temporada pero, ¿dónde ves al equipo allá por el mes de abril? ¿Crees que hay plantilla para pensar en algo más que en mantener la categoría?

L.P: Me veo jugando en el Multiusos los playoffs. Creo que tenemos equipo para ello. Sin presión alguna y con el trabajo diario que estamos haciendo, todo nos pondrá en nuestro sitio y ese sitio, estoy seguro, será entre los equipos que disputen playoffs. Tenemos que ser conscientes de que en casa no se nos pueden escapar partidos y fuera de casa hay que trabajar para sacar victorias que nos ayuden a conseguir nuestras aspiraciones.

J.B: Hablemos un poco del resto de la Liga. ¿A qué equipos ves peleando por el ascenso directo? ¿Hay algún equipo que te esté sorprendiendo, tanto para bien como para mal, hasta la fecha?

L.P: Por ascender directamente, Breogán. Lo veo favorito al ascenso porque tiene un juego muy solido, con dos jugadores por puesto que podrían ser titulares en cualquier equipo. También a Manresa lo veo arriba, pero menos fuerte que Breogán. Y un equipo que me haya sorprendido está claro que el Prat. Creo que Arturo Álvarez está haciendo un trabajo genial y están jugando muy bien con un equipo muy compensado. Creo que puede ser una de las sorpresas de la liga y dar un susto al final de temporada.

J.B: Con el asunto de la reducción del canon de ascenso a la Liga Endesa y viendo a GBC y Burgos en ella, ¿afronta uno la temporada con un plus extra de ilusión y motivación?

L.P: Por supuesto. No quiero ni pensar cómo se sentirían la gente de Burgos o Melilla tras lograr varios ascensos y no poder disfrutar de ello. Competimos por algo y queremos tener la opción de poder ascender deportivamente. Ahora el ascenso a Liga Endesa parece más cerca y los equipos se han reforzado más pensando en ello. Sinceramente, me gustaría poder poner en esta tesitura a la directiva y a las instituciones diciendo: “Aquí estamos nosotros, peleando por ascender y ahora os toca a vosotros dar un paso adelante”. Ojalá se diera la situación.

J.B: Bueno Luis, ya estamos concluyendo. Simplemente unas preguntas a modo de curiosidad. ¿Cuál consideras que ha sido tu mejor partido desde que llegaste a Cáceres? ¿Quién es el compañero o ex compañero de equipo del que más has podido aprender en tu carrera?

L.P: Mi mejor partido, no lo sé, pero el mejor recuerdo fue el del ascenso a LebOro en 2015. Hicimos una segunda vuelta brutal y llegar al último partido de liga regular, aquí en casa, y además, meter la canasta decisiva hace que ese partido sea uno de los más especiales. También un partido de Melilla la primera temporada en LebOro con el que cortamos la racha negativa ha sido uno de mis mejores partidos aquí en Cáceres.

En cuanto a los compañeros, me quedo con muchos. Tengo muy buena relación con Mansour Kasse, con el que hablo casi todos los días, con José Antonio Marco, con Añaterve Cruz, con Conejero, Juanma Ruiz. Y de ahora, con Rakocevic, con Guillermo Corrales, Sergio Pérez, Rolandas Jakstas. Tengo una gran relación con todos ellos.

J.B: Si no hubieses sido jugador de baloncesto, ¿qué te habría gustado ser?

L.P: Buena pregunta. No estudié odontología porque no podía asistir a clase, así que estudie ADE. Me gusta mucho la fisioterapia, la dietética. Es algo que no me he planteado mucho porque el baloncesto ha ocupado mi vida desde pequeño. 

J.B: ¿Has pensado en qué te gustaría hacer una vez que cuelgues las botas?

L.P: Me gustaría estar relacionado con el baloncesto pero con niños, de hecho tengo mi propio campus en Almería con el cual ya vamos por la 8ª Edición. Es algo que me encanta. De entrenador a nivel profesional no lo sé, porque tienen mucha tensión y no sé si lo disfrutaría. 

J.B: Y por último, un pronóstico para el próximo partido ante Coruña.

L.P: Para el viernes, ganamos de 13. Jugando bien, jugando sólidos y tirar para arriba.

J.B: Muchas gracias Luis por tu amabilidad y suerte para el futuro.

L.P: Muchas gracias a vosotros y nos vemos por el Multiusos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =