Acabamos de estrenar el año, y del mismo modo que Pirelli ya anunció los compuestos para las primeras tres carreras hace un mes, parece que sigue la misma dinámica de organizar la logística de la forma más eficiente posible. En esta ocasión han anunciado los neumáticos para el Gran Premio de Azerbaiyán.

La carrera que se celebrará en Bakú los días 27, 28 y 29 de abril en esta ocasión contará con unos neumáticos un peldaño por debajo en cuanto a dureza. Si bien el año pasado se montaron los medios, blandos y superblandos, en esta cita la marca italiana ha optado por los blandos, superblandos y ultrablandos. Si bien es cierto que con la nueva gama de colores estamos pendientes de la dureza real de cada color, en la teoría es una apuesta más agresiva que en las tres primeras citas del mundial de 2018.

Para la disputa de la Q3, y como es normal se utiliza el compuesto mas blando de la gama disponible, el ultrablando, mientras que para la carrera se debe disponer de al menos un juego de blando y superblando. Todos esperamos que la casa italiana se implique y haga que la degradación sea mayor, pero yo no apostaría por ello.

El resto de los juegos disponibles, 10 en total, serán elegidos libremente por los equipos y se hacen públicos unos días antes de la celebración de la carrera.

Así quedan las cuatro primeras carreras del año, y estamos derseando que lleguen:

Son muchas las incógnitas para este año, aunque no se espera una revolución tecnológica, hay detalles que pueden marcar enormes diferencias: la adaptación al Halo y el nuevo rango de durezas de Pirelli. Bajo mi punto de vista son dos detalles “tapados” que pueden marcar toda la temporada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + cuatro =