Imagen de LaLiga
https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

La UD Las Palmas continúa con su triste despedida de la máxima categoría del fútbol nacional. Los pocos seguidores que confiaban aún en una machada de los pupilos de Paco Jémez definitivamente se dieron hoy cuenta de la triste realidad. Un equipo roto por todos lados, sin alma, prácticamente se paseó por el Estadio de Gran Canaria para ver como su rival rondaba el gol casi en cada llegada.

El tanto no llegó hasta el minuto 21, pero para entonces ya la goleada podía ser de escándalo y únicamente lo evitó la tremenda actuación de Chichizola. Después, más de lo mismo, el argentino se empeñaba en no dar por finiquitado el duelo mientras sus compañeros rondaban el ridículo y en la primera parte no disparaban entre los tres palos. En la reanudación, mínima mejoría y el marcador que tampoco se movió, por un lado porque Chichizola lo impedía y por el otro porque los amarillos, que tuvieron alguna que otra opción, volvieron a mostrar sus carencias ante la portería rival en su peor temporada goleadora de la historia.

Los primeros minutos, dentro de un ambiente muy frío, transcurrían sin que ninguno de los dos equipos se aproximase al área rival hasta que en el 10 Januzaj arrancó por banda y se fue con una facilidad pasmosa de Ximo Navarro para plantarse en el área e intentar batir con un tiro raso a Chichizola, pero el argentino sacó una gran mano para desviar a córner. Ejecutado el lanzamiento desde la esquina, el argentino tuvo que responder a un zapatazo lejano de Kevin Rodrigues que le hizo un extraño que casi lleva el cuero a la red. Y apenas dos minutos después el meta tenía que intervenir de nuevo con seguridad para atajar un intento lejano de Canales que buscaba la escuadra.

Los pitos que se esperaban llegaron desde el minuto 16, probablemente adelantándose a lo previsto ante el mal juego de un equipo que parecía pasear sobre el césped del recinto de Siete Palmas. Y de esa manera llegó lo que muchos esperaban, el primer tanto visitante, coincidiendo curiosamente con el momento señalado antes del encuentro en las redes sociales por parte de los aficionados para abroncar la gestión de la directiva. Illarramendi mandó el balón por encima de la defensa para que Oyarzábal hiciera un espectacular control con la cabeza y batiera al primer toque con un zurdazo ante el que no pudo hacer nada un Leandro Chichizola que estaba completamente vendido. La respuesta de los aficionados, que volvieron a pitar a sus futbolistas, llegó además con el grito de “directiva, dimisión”.

Una patética UD pudo encajar el segundo cuatro minutos después del primero en un pase en profundidad para Oyarzábal, que intentó cruzar de primeras ante Chichizola, que metió la punta del pie y en el posterior rechace William José no encontró el cuero para llevarlo hasta el fondo de la portería. Y el argentino tuvo que sacar sus manos otra vez para evitar que los visitantes ampliaran sus cuentas en otro zurdazo de Oyarzábal. La Real era infinitamente superior y gozaba de oportunidad tras oportunidad ante un equipo que era incapaz de sobrepasar con criterio el centro del campo.

La puntilla se mascó otra vez por partida triple, primero en un cabezazo fuera de William José, después tras un robo en una llegada de Illarramendi que sacó a última hora Ximo Navarro y a continuación con Chichizola sacando su mano para desviar un derechazo de Januzaj y David García evitando el posterior remate del delantero brasileño.

38 minutos tardó la UD en intentarlo con un zurdazo de Etebo desde la frontal que acabó en la Grada Sur, única y última opción de un penoso primer tiempo de los pupilos de Paco Jémez, que poco después se iban cabizbajos camino de los vestuarios.

En la reanudación Tana lo intentó apenas superado el primer minuto de juego, pero un derechazo tan manso que incluso arrancó algunos silbidos del respetable. Y en el tres fue Etebo el que lanzó tras un error de Toño Ramírez, pero el cuero tampoco creó problemas al meta donostiarra. Mucho más peligro creó la Real en su primera llegada, en el minuto seis, pero el zurdazo de Januzaj, uno de los más activos en el bando foráneo, no encontró portería por poco.

Un nuevo error del meta visitante, esta vez a la salida de una falta, estuvo cerca de dar una alegría a la afición isleña, pero tuvo la fortuna de que tras dar en Raúl Navas el esférico llegó de nuevo a sus manos. Con su equipo muerto, Paco Jémez quiso buscar un revulsivo y sentó a Matías Aguirregaray para incorporar a Jonathan Calleri. Y la primera opción fue isleña con una entrada por banda de Halilovic, pero su centro con la derecha acabó en las manos de Toño Ramírez, pero la segunda, mucho más clara que la amarilla, fue para los visitantes, pero el derechazo de Januzaj lo desvió a córner de manera casi milagrosa David García. Desde la esquina la puso Canales y Raúl Llorente cabeceó a placer, pero se encontró de nuevo con las manoplas de Chichizola.

La única jugada triangulada de los isleños no acabó en gol por el mal centro de Halilovic. Erik Expósito tocó para el croata y su toque lo remató alto un Jonathan Calleri que no pudo tocarla en condiciones. Antes del saque de fondo, Tana, en medio de una bronca monumental, se fue al banquillo para dar entrada a Nacho Gil.

Poco después un centro de Dani Castellano no lo cabeceó por poco Calleri y se encontró con una contra en la que Oyarzábal acabó rematando fuera por poco. El ambiente en la grada era cada vez más insostenible. A los 76 pudo volver a sentenciar la Real, pero otra vez perdonaron, esta vez a puerta vacía, con un cabezazo de Aguirretxe tras una excelente asistencia de Canales.

La Real estuvo a punto de pagar caro tanto error ante la portería adversaria a los 81 minutos cuando a la salida de un córner Jonathan Calleri enganchó un testarazo que se fue muy cerca del larguero rival. En los últimos minutos la UD lo intentó y al menos arrancó algunos aplausos del público, aunque de nada sirvió porque el duelo concluyó con el 0-1 y si el descenso parecía cerrado, ahora lo está aún más pues son tres puntos más que se escapan de un estadio que ha visto cómo se igualaba el peor número de derrotas en una liga, diez, cuando aún quedan tres partidos más en la isla.

Ficha: UD Las Palmas 0 – Real Sociedad 1

Goles: 0-1 (21′) Oyarzábal

UD Las Palmas: Chichizola; Aguirregaray (Calleri, 56′), Ximo Navarro, David García, Dani Castellano; Javi Castellano, Etebo; Halilovic, Tana (Nacho Gil, 64′), Ezekiel (Jairo, 71′); y Erik Expósito

Entrenador: Paco Jémez

Real Sociedad: Toño Ramírez; Aritz Elustondo, R. Llorente, R. Navas, Rodrigues; Illarramendi, Zurutuza (Zubeldia, 75′); Januzaj (Juanmi, 82′), Canales, Oyarzábal; y William José (Aguirretxe, 68′)

Entrenador: Imanol Alguacil

Árbitro: Álvarez Izquierdo (comité catalán)

Tarjetas amarillas: Canales e Illarramendi, por los visitantes

Tarjetas rojas:

Incidencias: Encuentro de la trigésimo segunda jornada de la Liga Santander 2017-2018 disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 10.531 espectadores, según la página web de la LFP porque de nuevo el club no ofreció la asistencia en su videomarcador. El examarillo William José recibió una salva de aplausos tras ser sustituido.

ARTÍCULO VÍA PACO RUIZ (ACFI PRESS) 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 15 =