No está siendo el inicio de temporada que le gustaría al vigente campeón del mundo, Lewis Hamilton. Tras perder la primera victoria por un fallo estratégico en Australia y completar una discreta actuación en Bahréin, la tercera carrera del año repitió guion con la de Sakhir pero incluso con peor resultado y sensaciones.

Siendo honestos, hoy el objetivo no era la victoria para Lewis según lo visto en el día de ayer. Pero al menos se esperaba que le pusiera algo de picante a su actuación, que estuviera cerca de su compañero e intentara subir al podio. Sin embargo se le vio sin chispa, sin ese descaro y ambición por ganar siempre que le caracterizan.

Desde el principio se vio superado por Max Verstappen, al que no fue capaz de adelantar en pista. Después de la parada llegó el turno del neumático medio, que le suele ir bien, pero tampoco brilló excesivamente. Además llegó el safety car provocado por los Toro Rosso que le perjudicó bastante de cara al tramo final de carrera, y por último el toque con Verstappen, que acabó delante de él. Aunque la sanción de 10 segundos que arrastraba por destrozar la carrera de Sebastian Vettel le concedió la cuarta posición a Lewis.

Fue un quiero y no puedo para el inglés, que no pudo sacar en ningún momento todo su potencial a relucir. Y no es la primera vez esta temporada que se le ve incapaz de mantener un buen ritmo, por lo que está bastante preocupado por el asunto. Asume que tiene mucho trabajo por delante para recuperar el terreno perdido y que tendrá que trabajar con el equipo para volver a poner este coche en lo más alto.

@MercedesAMGF1

Aunque al final consiguió un resultado en el mejor de los casos decente, teniendo en cuenta su nivel, no fue por mérito suyo, reconoce. Así que acepta los regalos que le llegaron, gracias principalmente a Verstappen, pero sabe que el nivel que ha demostrado estos dos últimos fines de semana tanto en carrera como en clasificación no es aceptable para un tetracampeón del mundo.

“Di todo lo que pude, pero no tenía ritmo y me quedé en tierra de nadie. Por suerte para mí, los incidentes que pasaron al final de la carrera me beneficiaron y pudimos conseguir un mejor resultado”

“No estamos donde queremos, ni yo ni el equipo. Mi rendimiento ayer en clasificación y hoy en carrera no representa lo que puedo llegar a dar”

“Tanto yo como ellos, sabemos que tenemos mucho que hacer para recuperar el terreno perdido y volver a nuestro verdadero nivel. Cuanto más tardemos más puntos nos costará, y nos puede acabar costando caro”

El director del equipo, Totto Wolff también coincidió con la opinión de su piloto. Aparte de esa gran carrera de Valtteri Bottas, el fin de semana del equipo y el rendimiento del coche fueron algo decepcionantes. En condiciones normales, el austríaco veía a sus pupilos aspirando a luchar por entrar en el podio detrás de los Ferrari, que no es el lugar donde ellos quieren estar.

Centrándose más en la carrera, Wolff se lamentó por la mala suerte que tuvo Bottas. El finlandés que hizo una gran actuación tenía la victoria prácticamente en el bote hasta que se produjo el “malentendido” de los Toro Rosso y la consiguiente salida del safety car. El momento en el que se sacó el coche de seguridad fue clave para que no pudieran entrar, decidiendo conservar la posición, mientras que Red Bull fue más listo y arriesgó parando a sus dos coches de seguido.

Los de la marca de la bebida energética salieron como un tiro con sus neumáticos nuevos blandos y fue imposible pararles. Y si no hubiera sido por la impulsividad de Verstappen seguramente habrían conseguido el doblete. Pero al fin y al cabo fueron ellos los que se arriesgaron y les salió bien, por lo que Wolff les da como los justos vencedores.

“Aunque hayamos conseguido un segundo y cuarto puesto creo que no fuimos lo suficientemente buenos durante todo el GP. No teníamos el ritmo para luchar con los Ferrari y eso es lo que tenemos que arreglar”

“Lo siento de verdad por Valtteri, hoy se merecía ganar pero el safety car nos trastocó los planes. Bottas realizó una gran carrera pero la salida del safety car fue en el momento menos oportuno. Nosotros decidimos quedarnos en pista mientras los Red Bull entraban, y nos equivocamos”

“Fueron muy valientes por entrar a cambiar ruedas, fueron mejores y por eso creo que son los justos ganadores de este Gran premio”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + 8 =