Saber que motor montara el equipo de las bebidas energéticas es una de las grandes incógnitas para 2019.

Como ayer ya os informamos, desde medios alemanes aseguran que la decisión ya está tomada, y que los de Milton Keines se habrían decantado por el motor Honda en detrimento del de Renault.

Mientras no se dice algo de manera oficial, los franceses empiezan a perder los nervios, y el director general de los franceses, Cyril Abiteboul asegura que su oferta caducara antes de la llegada del GP de Austria, limite que se había autoimpuesto desde Red Bull para comunicar algo.

@HondaRacingF1

Hoy tenemos más información sobre este asunto. Medios italianos también dan por hecha esta unión, pero además aseguran que esta cooperación será más intensa y que no solo se centrara en el suministro de una unidad de potencia.

Según se publica, en Red Bull quieren que el vínculo con Honda signifique además una colaboración en aporte económico e invierta  financieramente a Toro Rosso.

Además este acuerdo, significaría que el equipo de Milton Keynes, y por primera vez en su historia no tendría que pagar por el suministro de la unidad de potencia.

Pero además, el ahorro aún podría ser mayor, ya que según publica el portal italiano de la web Motorsport.com, Red Bull y Toro Rosso comenzarían una asociación real al estilo de la de Haas con Ferrari: Red Bull Technology sería el principal proveedor de los dos equipos que el cuerpo, el motor, la caja de cambios, la suspensión, los frenos y los sistemas de refrigeración podrían ser los mismos.

Esta supuesta operación, y en caso de producirse, podría llevar a una reducción importante del personal de Toro Rosso, que hoy cuenta con más de 600 empleados en su fábrica de Faenza.

Parece que ya todo está decidido, y solo falta saber en qué momento se hará oficial, personalmente, y por lo que sé, no llegaremos al GP de Austria, y lo sabremos días antes de esa cita del campeonato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − siete =