Maikel consiguió el pasado curso reconstruir desde prácticamente cero a un equipo deprimido que había descendido a LF2, ejerciendo en su doble papel de director deportivo y entrenador, de arquitecto de un nuevo SPAR Gran Canaria ilusionante, firmando a cada una de las jugadoras que conformarían la plantilla y entrenando y liderando a un equipo forjado a su imagen y semejanza, con trabajo, esfuerzo y sacrificio.

Su regreso a la isla fue una apuesta arriesgada, abandonando Hungría, donde era un ídolo en una afición sabedora de las virtudes y profesionalidad de un entrenador diferente, capaz de ser exigente y a la vez cercano con sus jugadoras, capaz de sacar el 200% a cada una de ellas y hacerlas olvidar sus egos particulares para trabajar al servicio del grupo.

La presencia en la entidad amarilla de Domingo Díaz y Begoña Santana es la responsable de un retorno tan esperado como necesario para devolverle al equipo el espíritu competitivo y la grandeza que les ha llevado a las puertas de un ascenso en el que todo se puso en contra para poder certificarlo en su primera temporada, pero que sin duda servirá de acicate y de lección, para regresar el próximo curso con más fuerza y ganas que nunca, para regresar al lugar al que le corresponde estar al CB Islas Canarias.

¡Gracias por todo, Maikel!

NOTA DE PRENSA DE CB ISLAS CANARIAS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =